Policía única

  • 0 Comentarios
  • 235

La Ciudad de Buenos Aires tendrá su propia policía. No será la Federal ni la Metropolitana sino la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En rigor de verdad es la fusión de la Policía Metropolitana, creada por Mauricio Macri en su último mandato al frente del ejecutivo porteño, y los efectivos de la Federal que fueron transferidos a su jurisdicción. Nueva fuerza, nuevo nombre y nuevos uniformes de color bordó.

Con el inicio del nuevo año esta fuerza comenzó a funcionar de manera efectiva. Los 25 mil agentes que la componen (19.500 agentes de la Federal y 6.000 de la Metropolitana) irán cubriendo, progresivamente, la totalidad de los barrios de la ciudad. Inicialmente desplegarán sus fuerzas en Flores, barrio castigado fuertemente en los últimos días por hechos delictivos y muertes.

Al respecto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, señaló que la fuerza será desplegada desde el “sur hacia el norte” y ratificó que ese barrio “va a ser uno de los primeros” en los que se profundizará la presencia de los efectivos policiales. Además, Rodríguez Larreta sostuvo que esta “decisión histórica de hacer el cambio de que Buenos Aires tenga su propia Policía como en todas las ciudades del mundo” se enmarca “en los cambios que hay que hacer para mejorar la seguridad de la gente”, y remarcó que “hace 40 años que se viene diciendo que la Ciudad tenía que manejar su propia Policía y nadie lo hizo, bueno, lo estamos haciendo”.

La nueva policía

A  cargo de la nueva Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quedó el comisario José Pedro Potocar, quien desarrolló gran parte de su carrera en la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, la Superintendencia de Drogas Peligrosas, la de Asuntos Internos y la del Interior de la Policía Federal Argentina, y su última función fue desempeñarse como director de Comisarías de la Ciudad de Buenos Aires.

Además de tener un uniforme distinto al de la Policía Federal y de la Metropolitana, los vehículos también tendrán colores diferentes. Para equiparla se adquirieron 300 patrulleros y 40 camionetas blindadas, 300 motos, 60 cuatriciclos y 40 autos eléctricos. También se compraron 20 mil chalecos antibalas y nuevas armas reglamentarias. Se calcula que la demora será de unos tres meses hasta que la totalidad de los efectivos sea provista de todo el equipamiento e indumentaria y se los vea en todo el ámbito metropolitano.

Otro punto a destacar es que los policías que realizaban tareas administrativas serán volcados a las calles y reemplazados por personal civil para cumplir esas funciones en las comisarías. De esta forma se busca crear una fuerza de cercanía, presente y con conocimiento del barrio en el que circulan.

Durante el período de preparación los efectivos de ambas fuerzas fueron entrenados y formados en el ISSP, un centro académico ubicado en el Bajo Flores. Allí recibieron instrucción en derechos humanos, legislación porteña y aplicación de la Constitución Nacional y de la Ciudad, así como métodos específicos para actuar contra la violencia de género. Todas las materias fueron dictadas por profesores universitarios, jueces y fiscales.

Los piquetes

Un tema al que se refirieron los funcionarios fue el de los piquetes. Rodríguez Larreta señaló que coincide con lo dicho por el presidente Mauricio Macri de ponerle límites a esta modalidad de protesta y señaló que “vengo hablando con él del tema que tenemos que hacer un cambio de esto desde hace meses, respetando el derecho de la gente a manifestarse y respetar el derecho a transitar en la ciudad”. En ese sentido, especificó que se va a trabajar “empezando por aquellos piquetes que lo único que buscan es el corte por el corte mismo”.

Por su parte, el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, precisó que “la Policía de la Ciudad va a estar preparada para avanzar (contra los piquetes), está preparada”, y ratificó el compromiso del Ejecutivo porteño de afrontar el tema, pese a reconocer que “no es fácil” terminar con los piquetes. Igualmente, Horacio Rodríguez Larreta aclaró que “no es el cambio de un día para el otro, pero lo vamos a ir cambiando, empezando por aquellos piquetes que lo único que buscan es el corte por el corte mismo. Una cosa es una manifestación de miles de personas y otra cosa es cuando diez tipos te cortan una calle, por eso es por donde debemos empezar”.

Finalmente la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aseguró que “el cambio institucional que se hizo es muy importante y puede haber alguien enojado, pero la Policía Federal no era una policía de todos los argentinos, era una policía solo de los porteños. Hoy es de todos los argentinos”. Creemos que la Ciudad va a poder avanzar muchísimo este año con la Policía Federal unida con la Policía Metropolitana y, nosotros, con las fuerzas federales, trabajando en el delito complejo”, señaló Bullrich. Hay que recordar que hubo versiones acerca de malestar y rechazo de algunos efectivos de la Policía Federal sobre la fusión de las fuerzas. “Vamos a tener 24 policías en todo el país para atender la seguridad ciudadana y cuatro fuerzas federales que se van a dedicar a la investigación compleja”, expresó la funcionaria, y consideró que “en la transición siempre hay molestias”.

puntocero 2016

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.

Comentarios Facebook

Comentarios.cero