Si tenés un fanatismo particular hacia el cine y las series como el que tengo (y a veces sufro ante el tardío estreno de algunas producciones en nuestro país), descargar la aplicación Popcorn Time es un gran alivio, casi un calmante para los adictos de las películas.

Esta invención argentina (en general los creadores prefieren mantener su anonimato ante futuras intervenciones legales, que aún no fueron delimitadas con claridad porque no hay descarga ilegal de contenidos) tiene un constante crecimiento a nivel mundial y fue declarada recientemente por Netflix como un competidor directo.

Popcorn Time es un proyecto de código abierto que utiliza torrents y permite la proyección hasta en calidad HD y subtitulados a elección (dependiendo, obviamente, de cada contenido). Así, cada usuario descarga en forma gratuita la aplicación en su computadora y puede ver estrenos y anticiparse a lo que saldrá en cines sin cometer ningún delito ni realizar almacenamiento alguno en su máquina.

Esto es posible gracias a la utilización de redes BitTorrent bajo demanda y la colaboración de los demás usuarios, que comparten el contenido y, cuantos más sean, más rápido y mejor pueden ver el film o capítulo de una serie elegido. En caso de que en un país esté prohibida su reproducción, aparece un aviso para evitar caer en la ilegalidad y, lo más importante, no hay publicidad ni se abona absolutamente ningún canon.

Además, Popcorn Time tiene una “góndola” para seleccionar qué ver por géneros, popularidad y año de lanzamiento y publicación. Estoy seguro que vas a probarlo, por eso te recomiendo que, cuando te decidas en disfrutar de una película o un episodio de tu serie favorita, dejes cargando la barra unos momentos así evitás algún salto o corte en la proyección. Es probable que, ante el golpe que representa para los gigantes de la industria, pronto tengamos novedades de Popcorn Time y, seguramente, no serán gratas. Mientras tanto, nos acomodamos en el sillón y esperamos la función.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.