Grabr es una comunidad de personas, en su mayoría de ellos viajeros, que se dedican a intercambiar productos que no se consiguen en todos los países.

En lugar de esperar a que un amigo o familiar viaje para traerte eso que tanto querés y no se consigue en el país, podés usar esta app que te facilita las cosas.

¿Cómo funciona?

Grabr te contacta con viajeros de todo el mundo para que te traigan de sus viajes las cosas que estás buscando. De pensar en los impuestos se encarga Grabr, no hay que preocuparse por cómo traerlo. Eso sí, los viajeros se llevan una pequeña comisión por el producto que traen, eso va a depender de su tamaño y costo, lo que puede llevar a que el viajante incurra en exceso de equipaje y demás, o que cuente con la plata necesaria para pagarlo por vos. Se puede comprar lo que se te ocurra, desde productos electrónicos y ropa hasta los famosos termos Stanley.

Los usuarios de Grabr deberán publicar el pedido del producto e indicar cuánto cuesta y dónde encontrarlo, así los viajeros harán su oferta de entrega. Una vez calculados los impuestos, el valor del producto y establecida la recompensa, solo restará coordinar la entrega. Si el viajero no entrega el pedido el dinero es reembolsado, y para que él pueda recibir su pago, el usuario deberá confirmar que efectivamente la entrega se realizó.

¿Cuál es su objetivo?

La idea de Grabr es generar una comunidad basada en la confianza donde, más allá de los fines comerciales, se generen vínculos entre personas de diferentes nacionalidades. Esto trae beneficios tanto para unos como para otros, ya que se convierte en un ingreso que permite a los viajantes seguir su ruta.

Es ejemplo

Grabr es innovadora en materia de emprendimientos entre los más jóvenes y su fundadora Daria Revenok fue mencionada por la revista Forbes como revelación entre las mujeres emprendedoras menores de 30 años en San Francisco.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.