teatroEn el Centro Cultural de la Cooperación (Avenida Corrientes 1543), en la Sala Solidaridad, desde el 6 de julio se presenta la obra “Víctor o los niños al Poder” los sábados a las 22:45 y los domingos a las 20:00 horas, con localidades a un valor de 100 pesos.

¿De qué se trata?

En la París de 1910, una familia adinerada y muy peculiar, los Paumelle, le festejan el noveno cumpleaños a su único hijo, Víctor. Pero no se dieron cuenta que el niño había crecido más de la cuenta.

Víctor (Eduardo Calvo) es un chico fuera de lo común, mide 1,81 metros y es demasiado inteligente. Le gusta jugar con su sabiduría y defender a su torturada amiga y vecina Esther Magnau (Daniela Catz), que siempre es silenciada y cacheteada por su madre, Teresa Magnau (Romina Moretto), solo por decir los secretos que oculta su casa.

teatro

La familia del cumpleañero está compuesta por su triste madre, Emilia Paumelle (Carolina Adamovsky), que vive de las apariencias y nunca aprendió a cuidar a su hijo; y de su pícaro padre, Carlos Paumelle (Alejo García Pintos), quien mantiene una relación secreta “a voces” con la vecina Teresa, y de vez en cuando con la mucama también.

Además de Esther, Víctor tiene dos queridos amigos: el General (Jorge Paccini), quien está loco por la pequeña vecinita Magnau; Antonio Magnau (Hilario Quinteros), padre de su amiga, quien tras la guerra tiene un grave problema mental que no es tratado ni consolado por su mujer; Lili (Julia Tapia), la mucama o sirvienta de la casa, el chivo expiatorio para sus macanas y su apoyo para comenzar a madurar; y su nueva amiga y experimento de madurez, Ida (Gabriel Lima), una vieja amiga de Emilia, quien por una equivocación se reencontraron en la vivienda de los Paumelle.

teatro

Todo este desfile de personajes se entremezclan para festejar los 9 años de Víctor Paumelle. Pero, en medio de la celebración, se descubre una puja de poder sobre sabiduría y verdades ocultas. Sin embargo, los que quieren lograr ser superiores a los demás, callan a los más débiles entre cachetadas y desprecios, entre exclusiones y desprestigios. Y, en medio de tanta algarabía, el cumpleañero intenta develar la importancia de las Leyes del Unicato antes de morir.

El Unicato es un sistema de poder utilizado en 1886 por el presidente argentino Miguel Juárez Celman, y bautizado con ese nombre por la prensa y las calles de Buenos Aires. Es el poder concentrado solo en el jefe de Estado. Nadie podía contradecirlo o pensar distinto.

teatroEn el caso de “Víctor o los niños al Poder”, el unicato es debatible entre los personajes. Por la represión desde el principio se entiende que es la pareja del adulterio pero, momento a momento, la situación es revertida por los chicos, quienes tienen el poder de dominar a los demás.

Esta obra surrealista fue creada por el francés Roger Vitrac y llevada a los escenarios por Antonin Artaud en 1928 en el marco de las acciones vanguardistas del Théâtre Alfred Jarry, y en ella se retrata una parodia de la vida burgesa de aquellos tiempos.

Fue versionada en Argentina en 1971 por el director Sergio Renán con un gran elenco, entre ellos Víctor Laplace, Ana María Picchio, Héctor Alterio y Ulises Dumont. Y ahora, en el Siglo XXI, es reversionada y dirigida por Lorenzo Quinteros.

Si bien es una obra que ha pasado por varias épocas y la burguesía como tal ya no existe, una cosa es segura, los niños siempre tienen el poder.

Fotos: Alternativa teatral.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.