River Plate, a puro coraje, le dio vuelta el partido a Gremio por 2 a 1 con goles de Rafael Santos Borré y Gonzalo “Pity” Martínez y se clasificó a la final de la Copa Conmebol Libertadores de América. Su próximo rival saldrá del vencedor del encuentro entre Palmeiras y Boca Juniors este miércoles desde las 21:45 horas.

Lo imprevisible en su máxima expresión

Durante todo el primer tiempo, quien adoptó el rol de protagonista fue River. Lejos estuvo de parecerse al típico partido en el que el local logra imponer su personalidad en los primeros minutos para amedrentar a su rival sino que, en este caso, Gremio decidió replegarse en su propio terreno y especular con el error ajeno. El conjunto de Marcelo Gallardo supo plantarse en campo brasilero y manejó el mediocampo a su disposición. Rafael Santos Borré tuvo una opción muy clara de gol en el primer minuto de juego luego de recibir una pelota filtrada por Juan Quintero, pero el delantero falló en su definición.

Al promedio de la primera parte, el conjunto argentino sufrió la importante baja de Leonardo Ponzio, quien tuvo que irse reemplazado por Enzo Pérez, tras alegar una dolencia física. Pero poco pareció afectar la moral del equipo y continuó en la misma tónica: buscar el gol. Exequiel Palacios estuvo muy cerca de poner en ventaja a su equipo luego de que su buen disparo de media distancia se fuera a centímetros del ángulo. El gol del visitante estaba al caer, sin embargo, el fútbol no se rige por tendencias y a veces se jacta de dar las sorpresas más inesperadas. Otra vez de pelota parada y desde un tiro de esquina, Leonardo Gomes capturó un rebote e impactó una volea que, tras un desvío, se alojó junto al palo más lejano de Franco Armani y decretó el 1 a 0.

El equipo local, que desde el comienzo salió a jugar como visitante, se fue en ventaja al descanso tras aprovechar la única chance de gol que dispuso, aferrándose a su esquema avaro pero efectivo al fin.

La recompensa del sacrificio

El panorama no fue para nada promisorio para el conjunto millonario al iniciar el segundo tiempo, en desventaja y con el apremio que conlleva estar obligado a convertir dos goles (recordemos que perdió 1-0 en el choque de ida). Y las condiciones no fueron favorables desde su rival, ya que le planteó un juego aún más aguerrido y cortado en la mitad de la cancha. El juego mezquino del equipo brasilero consiguió neutralizar los intentos fallidos por parte de su rival y se dedicó a hacer correr el reloj. Por su parte, River no se resignó y siguió buscando el gol. Ingresó Gonzalo Martínez por Ignacio Fernández para tener más ofensiva en mitad de cancha.

Bajo esa circunstancia, Gremio encontró a la defensa de River mal parada, junto a la oportunidad de liquidar la serie. El ingresado Everton desaprovechó un mano a mano que Franco Armani tapó de muy buena manera. Pero las condiciones nunca cambiaron y la moral de los argentinos nunca se desmoronó. Quien dominó durante todo el partido lo siguió haciendo y, por una cuestión de coraje, llegó al empate luego de que el colombiano Rafael Santos Borré desvíe un centro en el área.

Tal fue la inyección anímica que recibió la visita, que faltando tan solo 4 minutos el árbitro le sancionó un penal a favor tras revisar una jugada en el VAR en la que se observa mano de Bressan dentro del área. Y tal fue la polémica en el Arena do Gremio, que el partido fue reanudado luego de 14 minutos de interrupción. No obstante a las múltiples quejas del local, Gonzalo Martínez se hizo cargo de ejecutar la sentencia máxima y le dio una victoria épica a su equipo, bajo la lluvia, para clasificarse a la final de la Copa Conmebol Libertadores de América.

Formaciones e incidencias

Gremio: Marcelo Grohe; Leonardo Gomes, Pedro Geromel, Paulo Miranda, Bruno Cortez; Maicon, Michel; Ramiro, Cícero, Alisson; Jael. Entrenador: Renato Portaluppi.

River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Javier Pinola, Jonathan Maidana, Milton Casco; Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio, Exequiel Palacios, Juan Quintero; Rafael Santos Borré, Lucas Pratto. Director técnico: Marcelo Gallardo.

Goles: 35′ Leonardo Gomes (Gremio), 81′ Rafael Santos Borré (River Plate), 95′ Gonzalo Martínez de penal (River Plate). Amonestaciones: 57′ Paulo Miranda (Gremio), 64′ Bruno Cortez (Gremio), 71′ Matheus Bressan (Gremio), 71′ Javier Pinola (River Plate), 78′ Cícero (Gremio), 95′ Gonzalo Martínez (River Plate), 95′ Marcelo Grohe (Gremio). Expulsión: 88′ Matheus Bressan (Gremio).  Árbitro: Andrés Cunha (Uruguay).

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.