Con la publicación este miércoles 4 de noviembre en el Boletín Oficial, se oficializa la aprobación que días atrás promulgó la Cámara de Senadores de la Nación para el Presupuesto 2016 del Estado argentino.

La “Ley de Leyes” (como también es conocida la planificación y organización anual de la economía y las finanzas del país) fue votada por 39 manos en alto a favor y 28 en contra. La misma estipula un crecimiento económico del 3% con un dólar promedio a 10,6 pesos. Además, la inflación se establece en un aproximado del 14,5% y el 60% de los recursos serán destinados al gasto social.

Al respecto de la votación el 28 de octubre, el líder de la banca radical, Gerardo Morales, la catalogó como “una falta de respeto para las próximas autoridades acelerar el tratamiento de este proyecto”, que el bloque del PRO votó en contra y que tuvo dos ausencias, la de Alfredo De Ángeli y Carlos Saúl Menem.

Por su parte, los gastos corrientes de capital tendrán un incremento para dejar como resultado $ 1.569.412.091.951. Asimismo, los gastos totales consolidados del Sector Público Nacional fueron proyectados en un millón setecientos mil pesos. También se considera el gasto por intereses de la deuda pública, que ronda el 24,57% del Producto Bruto Interno. Recordemos las cifras en 2005 (73,3% del PBI) y 2013 (45,6%) para contextualizar los escenarios.

Así, al desarrollar el Presupuesto del Estado se estima que los ingresos corrientes tendrán una suba del 21%, mientras que los tributarios estarán un poco por encima de ese porcentaje: será del 25,2. Al considerar los gastos corrientes en aproximadamente 16,7%, el resultado de los cálculos da un superávit de 0,09%.

Días atrás el viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, aseguró que “es la primera vez que un gobierno democrático, desde el retorno de la democracia, recibe una herencia buena desde donde se la mire”, al referirse a las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) que calcula en 27 mil millones de dólares, del cual “el 44% es reserva líquida”.

Además, el funcionario detalló que “cuando uno compara las herencias que dejaron los gobiernos anteriores descubre que es la primera vez que el próximo gobierno va a recibir un país desendeudado, con el 100% de jubilados adentro del sistema, con una tasa del desempleo inédita del 6,6%, con el PBI duplicado y con la creación de 6 millones de puestos de trabajo”, en una especie de resumen de gestión.

Vale destacar que en el estimado anual para elaborar el Presupuesto tomaron en cuenta el Impuesto a las Ganancias para que la recaudación trepe a la cifra de 1.941.420 millones de pesos, que también incluye contribuciones a la seguridad social, entre otros puntos.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.