Joao Miranda anotó, de cabeza y sin marca en el final del partido, para darle la victoria a Brasil frente a Argentina por el amistoso de fecha FIFA en el estadio King Abdullah Sports City de Arabia Saudita.

Más de ajedrez que de fútbol

Al comienzo del partido, ambos conjuntos compartieron una idea similar de juego: trataron de manejar la pelota sin desordenarse tácticamente y eso generó un juego disputado en la mitad de la cancha. La cautela fue la que predominó en el primer cuarto de hora y, tanto Argentina como Brasil, no quisieron asumir demasiados riesgos. Los mediocampistas ofensivos se vieron obligados a retroceder mas allá del círculo central para buscar la pelota y generar juego, pero poco de esto último se pudo observar debido a la disciplina táctica de los dos seleccionados.

Más allá de la aparente y absoluta paridad que se observó en el primer tiempo, fue Brasil quien tuvo la primera chance de gol. Joao Miranda se encontró con un rebote dentro del área rival y, de no ser por la ubicación de Nicolás Otamendi en la línea de gol y su posterior despeje, hubiera sido la apertura del marcador. A modo de respuesta y escasos minutos después, Paulo Dybala estuvo muy cerca de anotar tras la muy buena ejecución de un tiro libre que se fue muy cerca del palo izquierdo defendido por el arquero Alisson. Pero la paridad siguió presente en el King Abdullah Sports City por lo que restó de la primera parte y Argentina y Brasil se fueron al descanso en cero.

El quiebre al final

Las condiciones no fueron distintas en el comienzo de la segunda etapa: abundaron las fricciones, los quites y las generaciones de juego interrumpidas. El ingreso de Lautaro Martínez por Paulo Dybala le brindó un nuevo aire en ataque y mayor dinámica a la Selección Nacional, que se hizo más punzante en la primera mitad del segundo tiempo, aún sin poder concretar en el arco de enfrente. En el mejor momento de Argentina fue cuando más sufrió, ya que su rival tuvo una doble jugada de gol en las que ambas tuvo como principal intérprete a Neymar, quien encontró campo para desplegar su velocidad por izquierda y complicó a su marcador, Renzo Saravia, de buena actuación en el primer tiempo.

El partido llegó a una instancia de quiebre en la que la disciplina táctica que se observaba previamente ya no fue tal y el gol se empezó a hacer cada vez mas inminente. El conjunto verdeamarelo se mostró más capaz que su rival para hacer circular la pelota y llegar al área ajena y, como consecuencia de tal situación, fue quien más cerca estuvo de quebrar el cero luego de contar con distintas oportunidades para hacerlo a través del desequilibrio individual del astro del Paris Saint-Germain.

Y cuando todo parecía terminar en tablas, nuevamente Ney ejecutó un tiro de esquina al primer palo para que Joao Miranda se deshaga de su marcador Nicolás Otamendi y quede libre para cabecear y darle cifras definitivas al amistoso en Arabia Saudita. Brasil terminó por hacer los méritos suficientes para llevarse el partido, sobretodo en el segundo tiempo, cuando pudo marcar la diferencia entre un equipo con varios juegos de rodaje y otro en plena formación.

Formaciones e incidencias

Argentina: Sergio Romero; Renzo Saravia, Nicolás Otamendi, Germán Pezzella, Nicolás Tagliafico; Giovani Lo Celso, Rodrigo Battaglia, Leandro Paredes; Paulo Dybala, Mauro Icardi, Ángel Correa. Entrenador: Lionel Scaloni.

Brasil: Alisson; Danilo, Marquinhos, Joao Miranda, Filipe Luis; Arthur, Casemiro, Philippe Coutinho; Gabriel Jesus, Roberto Firmino, Neymar. Director técnico: Tite.

Gol: 92′ Joao Miranda (Brasil). Amonestaciones: 18′ Leandro Paredes (Argentina), 62′ Ángel Correa (Argentina), 63′ Giovani Lo Celso (Argentina), 65′ Neymar (Brasil), 68′ Renzo Saravia (Argentina), 70′ Joao Miranda (Brasil), 83′ Rodrigo Battaglia (Argentina). Árbitro: Felix Brych (Alemania).

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.