Las cifras son alarmantes y tienden a incrementarse con el correr de las horas: el brote de ébola ya se cobró la vida de 1.900 personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reunió a 200 expertos para analizar las terapias experimentales como una opción para poder frenar el temible virus.

El encuentro se realizó en Ginebra y participaron representantes de farmacéuticas, científicos y funcionarios de salud para evaluar medidas que puedan frenar la epidemia. La OMS aseguró que están en proceso de evaluación 8 tratamientos y que hay dos vacunas en experimentación. La doctora Marie Kieny, subdirectora de la organización, aseguró que una de las terapias integrales derivadas de la sangre podría llegar a usarse para combatir el virus. El tratamiento se basa en los resultados de unos estudios que sugieren que la transfusión de sangre de supervivientes al virus puede prevenir o tratar la infección.

La funcionaria agregó que “hay mucha gente ahora que ha sobrevivido y que están bien. Ellos pueden proveer la sangre para tratar a otras personas que están enfermos”, detalló.

Debido a la falta de recursos del servicio de salud en África Occidental, el comité de ética de la OMS aprobó el uso de terapias experimentales en personas infectadas, aunque su eficacia y efectos secundarios sean desconocidos. Los expertos aseguran que estas observaciones son difíciles de interpretar y que, en el caso de que los bancos de sangre logren una buena gestión, este tratamiento estaría disponible para finales de 2014.

El último informe indica que son 3.500 los enfermos de ébola y esto la convierte en una epidemia mundial. Acelerar el proceso de investigación es una tarea urgente, que no debe dejar de lado el riguroso control de la infección a través de la prevención y el seguimiento a los pacientes.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.