¿Te pasa que a veces tenés esas ganas insoportables de estar en el agua? Ese lugar que, de tan inmenso, parece que no tiene límites, fondo ni forma. Es una sensación de libertad, pero antes de explorar las aguas abiertas hay que prepararse y los espacios para hacerlo son cerrados.

Se trata de las piletas ubicadas en clubes de la Ciudad de Buenos Aires, donde funcionan escuelas de buceo. El centro y los barrios de Agronomía, Caballito, Devoto, Urquiza, Versalles, Palermo, Recoleta y hasta Belgrano cuentan con lugares preparados para la actividad. Lo mismo en Gran Buenos Aires: Martínez, Lomas de Zamora, Olivos, Pilar, Ramos Mejía, San Martín, San Miguel, Luján, Vicente López, Cañuelas y La Plata están habilitados para realizar este deporte.

Habilitaciones

A la hora de buscar una escuela de buceo hay que tener en cuenta que hay distintos tipos de certificaciones a nivel nacional e internacional, según se desee utilizarla en territorio argentino o en aguas extranjeras. Las certificaciones PADI, SSI, PDIC son reconocidas a nivel internacional, pero no por la Prefectura Naval Argentina. En cambio, la certificación OLAS es oficial en todo el territorio argentino. La más completa es la FAAS-CMAS, que otorga habilitación a nivel nacional e internacional.

Hay otros lugares para hacer buceo fuera de la ciudad en Argentina. En el Sur, Las Grutas y los lagos de Bariloche como el Nahuel Huapi, en Villa Traful, el Bosque sumergido, a Puerto Madryn la llaman la “capital del buceo”, también se puede bucear en Puerto Pirámides y hasta en “el fin del mundo” en Ushuaia. En el centro del país, en el lago Los Reyunos en Mendoza, y en Mar del Plata se puede hacer buceo nocturno en el verano.

Acá y en todos lados

Muchas escuelas de buceo ofrecen salidas al exterior en Salto en Uruguay, Angra Dos Reis en Brasil, Cozumel en México, Galápagos en Ecuador, el increíble Mar Rojo en Egipto, en Colombia y en Venezuela. Así que si estás pensando en irte de vacaciones a alguno de estos lugares, podés planificar el buceo como actividad.

Además, hay cursos para adultos y para niños. Los tipos de certificados también son de nivel deportivo, técnico o profesional y hasta podés llegar al nivel docente para ser instructor de buceo.

Por último, hay varias cosas que se pueden tener en cuenta a la hora de bucear: la visibilidad debajo del agua que depende de la transparencia de la misma, el tiempo dentro del agua, los metros de profundidad, los tipos de trajes, la temperatura del agua y cuál es la mejor época del año para ir.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.