La campaña electoral llegó a su fin. Al menos en lo que hace a esta etapa, ya que todo indica que probablemente haya una segunda vuelta para elegir presidente. Mientras tanto, los seis aspirantes a la presidencia hicieron sus cierres de campaña.

Scioli apunta a la continuidad

En un repleto Luna Park, el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, hizo un anuncio fuerte al señalar que si es presidente subirá el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias a 30.000 pesos, algo reclamado largamente por los trabajadores. También reafirmó su pertenencia al proyecto que gobierna hace 12 años y afirmó que gracias a Cristina Fernández de Kirchner “el 10 de diciembre asumiremos en un país ordenado, desendeudado y con paz social, y también con más soberanía. Hoy la independencia económica es el desendeudamiento, la soberanía política es el autoabastecimiento energético y la justicia social es la Asignación Universal por Hijo”.

Además, el actual gobernador bonaerense dijo que su compromiso “serán los humildes, los trabajadores y la clase media, incentivando el mercado interno y el consumo popular, pilares fundamentales de este modelo”.

Por otra parte, Scioli se refirió a los fondos buitre y afirmó que “es muy importante el trabajo llevado adelante por Axel Kicillof, con la conducción política de la Presidenta, donde la Justicia europea reafirmó la posición argentina frente a los fondos buitre. Tomen nota aquellos que querían ir corriendo a pagar de cualquier manera, y reconozcan de una vez por todas el coraje que tuvieron Néstor y Cristina Kirchner para las próximas generaciones proyectando al futuro una Argentina desendeudada social y económicamente”.

Respecto de los lineamientos de su gobierno, expresó que “me preparé para asumir esta responsabilidad de ser su próximo presidente. Recorrí Argentina de punta a punta. Escuché a cada sector productivo, a cada gobernador e intendente, trabajamos con cada una de las universidades”. En ese sentido, mencionó las prioridades de una posible administración suya: “La creación de nuevos y mejores empleos”, “convertir la lucha contra la inseguridad en una prioridad nacional”, “invertir cada vez más en educación porque de la mano de la educación vienen las soluciones de fondo a los problemas”, “sumar cada vez más ciencia y tecnología a la producción para tener más competitividad y productividad”.

Por último, convocó a otros simpatizantes por fuera del peronismo, al que ratificó su pertenencia. “Pertenezco a un gran partido nacional, una fuerza federal y popular. Desde mi identidad como peronista los convoco a todos, porque voy a gobernar para todos”, y pidió el voto de “indecisos e independientes” porque “no son indiferentes” al futuro del país, “a los radicales del campo nacional y popular, porque Alfonsín, el padre de esta democracia, inició muchas de las políticas implementadas en estos años”, “a los peronistas que se alejaron, porque renovarán su fe y se convencerán” y “a los socialistas y progresistas”.

Macri a la espera del ballotage

El candidato de Cambiemos realizó su cierre en la provincia de Córdoba. Y no fue un lugar elegido al azar. Es la provincia de José Manuel De la Sota, quien fue rival en la interna de Sergio Massa, el candidato que disputa con Macri el acceso a una eventual segunda vuelta.

Frente a unas 10 mil personas, el Jefe de Gobierno porteño afirmó que “vamos a trabajar desde el primer día para esa Argentina federal que merecemos. Llegó la hora de hacerlo. Cada uno de ustedes puede ser protagonista de un momento histórico”. Al hacer referencia del lugar elegido para el cierre, Macri señaló que es “un reconocimiento a que fue el primer lugar del país en el que se empezó a creer que se podía, Córdoba empujó al resto”.

“Quiero hoy pedirle a los cordobeses, recordando su historia, a que nos ayuden a que juntos hagamos un gran Cordobazo del crecimiento y del desarrollo de la Argentina”, remarcó, y prometió su “compromiso en trabajar codo a codo con cada gobernador y cada intendente”. Además, Macri sostuvo que “dentro de algunas horas con el poder del voto vamos a definir en qué Argentina queremos vivir” y manifestó que “estamos a horas, a días, de cambiar la historia con nuestro voto. A quienes eligieron otra opción antes, les pido con humildad, con responsabilidad que nos acompañen”, llamando a votarlo en favor del llamado “voto útil”.

“Para que podamos estar acá hemos puesto mucha generosidad y humildad, la patria por encima. En unas horas, con ese poder que nos da el voto, vamos a definir en qué Argentina queremos vivir. Acá estamos nosotros para decirles que se puede construir la Argentina que soñamos”, subrayó. El aspirante de Cambiemos reiteró su discurso de campaña y dijo que hay una necesidad de cambiar y se dirigió a los indecisos de quienes no lo votaron en las primarias y expresó que “más que lo que vamos a hacer, (digo) lo que no estoy dispuesto a hacer; y lo primero que no estoy dispuesto a hacer es hablar, hablar y hablar y no escuchar, y menos hacer cadenas nacionales todas las semanas. Basta de cadenas nacionales”.

Finalmente, Macri afirmó que la coalición “no está contra nadie, sino porque” están “a favor de nuestro futuro y convencidos de que podemos vivir mejor”.

Massa, el tercero en discordia

El candidato presidencial de UNA, Sergio Massa, hizo de local en el cierre de campaña que tuvo lugar en el Museo de Arte de Tigre. Su argumento principal fue la lucha contra el narcotráfico y el endurecimiento de las penas mediante la creación de “un nuevo Código Penal”.

En el comienzo de su discurso se refirió a la posibilidad de llegar a la segunda vuelta y les dijo a sus colaboradores: “Quiero agradecerles a ustedes. Los quisieron bajar y correr y empujar y acá estamos abriendo las puertas del ballotage para este domingo”. El líder del Frente Renovador atacó al gobierno por la cantidad de empleos estatales y manifestó que “a los empleados del Estado les venimos a pedir que pongan su ladrillo para que se les respete su lugar en el Estado. Vamos a barrerle todos los ñoquis de La Cámpora”.

Respecto de sus propuestas principales, entre ellas un nuevo Código Penal, Massa señaló que “venimos a pedirle a todos los argentinos de bien que el domingo vayan a cambiar, a que tengamos un Código Penal que los represente a la hora de las sanciones. La perpetua para los narcos, perpetua para violadores y femicidas, y un capítulo especial contra esa mancha espantosa de la democracia argentina que es la corrupción”.

Por otro lado, reiteró su intención de defender la independencia judicial y criticó “a aquellos que creen que pueden escapar de las redes de la ley y la Justicia buscando pactos de impunidad […] si soy presidente el que tenga que ir preso, va a ir preso, se llame como se llame y haya ocupado el cargo que haya ocupado. Se acabaron los privilegios en la Argentina”.

Las últimas palabras estuvieron dedicadas a la posibilidad de ser el segundo en las preferencias electorales y exhortó a la gente a que lo vote. “El domingo nos ponen el ballotage y si nos ponen ahí, damos vuelta a una página y se termina el kirchnerismo en la Argentina. Vamos al ballotage, vamos a la victoria”, afirmó.

Del Caño, contra el “voto útil”

El candidato presidencial del Frente de Izquierda y los Trabajadores, Nicolás del Caño, llamó a luchar contra el denominado “voto útil” que impulsan sus adversarios. “No hay ningún voto útil con aquellos que defienden a las grandes empresas, a los fondos buitre, que niegan el aborto legal seguro y gratuito y que ponen a un represor como (Sergio) Berni en su gabinete”, sostuvo el dirigente.

En un acto sobre la avenida Corrientes, Del Caño señaló que “el gran desafío” hasta el domingo es “enfrentar la campaña por el voto útil, el votar al mal menor”, a la vez que criticó a Daniel Scioli por anunciar un futuro conjunto de ministros y funcionarios, que “es el mismo gabinete que habría anunciado Macri”.

“Somos una fuerza militante que viene enfrentando hace meses a los aparatos clientelares de los partidos capitalistas”, afirmó el diputado nacional, quien manifestó que “algunos nos llaman utópicos, pero nuestro programa es el único que responde a las aspiraciones del pueblo trabajador”.Además, expresó que “la Izquierda no debe ser testimonial, sino una fuerza que pueda tallar en la vida política nacional con el concurso y la fuerza de los trabajadores, de las mujeres y de la juventud”, declaró el mendocino.

Del Caño también se refirió a las expectativas del FIT de incrementar el número de legisladores y aseguró que su fuerza “tiene serias posibilidades de ampliar la bancada parlamentaria” y que el domingo tendrá el apoyo de kirchneristas “desencantados con la candidatura de Scioli”.

“Es un orgullo haber podido instalar en los medios a través de los spots, de los afiches en las calles, y también con mucha presencia militante en los barrios, en los lugares de trabajo y de estudio, que los candidatos de los partidos tradicionales, Daniel Scioli, Mauricio Macri, Sergio Massa o De la Sota, son todos ‘hijos políticos de Menem’. Hoy es algo que está en boca del periodismo y que hemos sido los primeros en decirlo”, aseguró Del Caño.

Stolbizer, por los principios

La candidata a presidente por Progresistas, Margarita Stolbizer, destinó su último discurso de campaña a convocar a los radicales para que opten en base a sus “principios” en las elecciones del domingo, y aprovechó el cierre para congregar a los principales referentes de su espacio.

El Paseo La Plaza fue el lugar elegido para el cierre de campaña y Stolbizer decidió remarcar la realización de una campaña de “convicción y coherencia” en la que “no hicieron ni una sola concesión”.

“En la política es cada vez más extraño, así que hemos pensado patentar la coherencia”, argumentó, y pidió votar “positivamente” en base a los principios y convocó especialmente a los radicales. En ese sentido, Stolbizer criticó a quienes van a votar a Macri con la nariz tapada para evitar que triunfe Scioli.

La diputada cuestionó los pedidos de voto útil y afirmó que “es casi de terapia que algunos hayan ido a votar por quien no le gusta para hacer perder a otro”. También se diferenció de los demás aspirantes y sostuvo que “mientras los demás candidatos fueron a prometerle rebaja de impuestos y a cantarle música en los oídos de los empresarios (en el coloquio de Idea), yo fui a convocarlos a una agenda común contra la pobreza y la infancia indigente”. También expresó que a veces siente que es “el espejo de los que luchan por la transparencia, por la justicia independiente” y por las “instituciones”.

Por otro lado, la referente del GEN sostuvo que “más allá del resultado” de los comicios, el frente Progresistas “no tiene fecha de vencimiento” y subrayó el acompañamiento del Partido Socialista, representado en Hermes Binner.

“No tenemos una fecha de vencimiento marcada. Con cualquier resultado del domingo este espacio será invencible en el futuro. En algún momento la Argentina verá la luz, recuperará el pleno de sus derechos y en ese momento y en ese lugar, con el alma, ahí estaremos los progresistas”, destacó Stolbizer.

Rodríguez Saá pide un “acuerdo por Argentina”

El candidato a presidente por Compromiso Federal, Adolfo Rodríguez Saá, cerró su campaña en el Hotel Hyatt de la ciudad Mendoza, y reiteró su postura, en el caso de no acceder al ballotage, de apoyar al candidato que acepte un acuerdo programático, que propondrá el próximo lunes a quienes queden en esa contienda.

“Los que se dicen peronistas de las otras provincias están en la joda, están preocupados por otras cosas, no les preocupan los pobres”, expresó el senador. “Cualquiera sea la circunstancia electoral en que me ponga el electorado del país, voy a pedir el 26 de octubre que hagamos un acuerdo, que yo lo llamo un Acuerdo por la Argentina, que debería contener tres o cuatro puntos, en los que los candidatos podamos coincidir”, anunció.

El puntano criticó que se haya instalado la idea de “que solo los candidatos porteños tienen chances” de ganar las elecciones y sostuvo que su “gran tarea será la de contribuir para que el acuerdo por Argentina se lleve adelante”. Rodríguez Saá, además, se esperanzó con “cumplir con el sueño de erradicar la pobreza”, más allá de “quien sea presidente”, y aseguró que “el camino es a través del pleno empleo y la reactivación económica”.

“Déjenme soñar no importa quién sea presidente y pongamos los esfuerzos para que ese presidente le pueda decir a todos los argentinos que hace cuatro años firmamos el Acuerdo por Argentina y que tomamos el país con más de 12 millones de pobres y logramos erradicar la pobreza”, afirmó el puntano en una jornada de jueves con cierres de campaña y comienzo de veda a horas de una decisión que implica a toda la Argentina.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.