La Selección Sub-20 decepcionó no solo por el resultado, sino por el flojo nivel colectivo que mostró en el Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza. Enfrente tuvo un rival ordenado, a pesar de los 16 fouls que hizo en todo el partido y que fue superior al equipo de Trobbiani y con dos hombres menos durante 25 minutos en el segundo tiempo.

Nicolás Castillo marcó el único gol a los 21 minutos de la primera parte. El delantero de la Universidad Católica cabeceó un centro desde la derecha, le ganó la posición al menos a tres defensores argentinos y dejó parado al arquero Benítez.

En el primer tiempo, Argentina empezó bien y terminó mal. Lanzini e Iturbe llevaban peligro pero no podían concretar, en parte por imprecisiones y por Melo, el arquero de Chile, que fue una de las figuras del partido y que se tapó todo.

El visitante se quedó con 10 jugadores por la doble amarilla a César Fuentes sobre el final de la primera parte. El defensor fue claramente a la pelota, pero Iturbe se tiró y el árbitro compró. Ya la Argentina tenía la ventaja que da tener un jugador más.

Cuando terminaban los 45 iniciales, Alan Ruiz asistió desde la mitad de la cancha a Vietto en una de las chances que tuvo el equipo argentino para irse al descanso con el empate. Pero el chico de Racing definió mal ante el achique del arquero. La posesión fue del local, con un 60%, pero no supo qué hacer con la pelota y jugó mal después del gol de Castillo.

Foto: AP.

Argentina buscó el partido desde el inicio del segundo tiempo, con otra actitud, pero con un nivel que fue decayendo a lo largo de la etapa complementaria. Sobre el final, tuvo oportunidades con tiros libres de Vietto y Cartabia, pero ambas pelotas se fueron desviadas. El delantero de Racing tampoco pudo tener oportunidades tan claras, dado que estaba en un área rival repleta de jugadores chilenos.

El local tuvo dos futbolistas más por la expulsión de Bravo. Durante 26 minutos, el equipo de Trobbiani no jugó bien y tampoco pudo quebrar al visitante, a pesar del empuje de los ingresados Allione y Melano. Alan Ruiz remató desde afuera del área, la pelota iba al lado del palo de Melo, que volvió a convertirse en figura cuando faltaban 5 minutos.

Abajo hubo varias falencias, como el flojo nivel de la defensa tanto abajo como arriba. Kranevitter fue de lo mejor en el medio, pero no hubo mayores luces en Argentina. Lanzini desapareció en el segundo tiempo e Iturbe empujaba por un costado. Lo más llamativo es que el local no iba por los costados y atacaba por el centro, entrando en el “negocio” de Chile.

El viernes jugará ante Paraguay, en Mendoza, para lavar la imagen de la presentación en el Sudamericano Sub-20. El comienzo fue con un tropiezo y los chicos de Trobbiani deberán ajustar su funcionamiento colectivo.