Un país más amarillo

  • 0 Comentarios
  • 77

Esta vez no hubo cuestionamientos sobre el escrutinio, al menos en la primera jornada posterior a los comicios, y los ganadores se conocieron rápidamente. Además, en esta oportunidad fueron realmente ganadores.

Las primeras elecciones de medio término tras la asunción de Mauricio Macri le dieron un gran respaldo al Gobierno, que triunfó a nivel nacional y se quedó con los cinco distritos más importantes: Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Esto no sucedía desde la renovación parlamentaria de 1985.

En la Ciudad de Buenos Aires, cuna del macrismo, Elisa Carrió (Vamos Juntos) arrasó en las urnas. Escrutados el 99% de las mesas, la polémica dirigente consiguió el 50,93 por ciento. Segundo quedó Unidad Porteña con Daniel Filmus, que llegó al 21,74%, mientras que Martín Lousteau (Evolución) quedó en tercer lugar con el 12,33. Esto en lo que hace a diputados nacionales. En el caso de legisladores porteños también resultó victorioso Vamos Juntos con Andrés Freire (actual ministro de Modernización) con el 50,6 por ciento. Al igual que en diputados, segunda quedó Unidad Porteña con Mariano Recalde con el 21,29% y tercera Débora Pérez Volpin de Evolución (12,69%).

Obviamente, el resultado más esperado era el de la provincia de Buenos Aires, el distrito más importante. La candidatura de la expresidente Cristina Kirchner concitaba todas las miradas, más aún tras quedar primera en las primarias. Sin embargo, Cambiemos con Esteban Bullrich a la cabeza de la lista, dio vuelta los números y alcancó el 41,34% de los sufragios frente al 37,27 de Unidad Ciudadana. El gran perdedor fue Sergio Massa (1País), que se quedó en 11,33%, seguido de Florencio Randazzo (PJ) con 5,3; y Néstor Pitrola (Frente de Izquierda) contabilizó 4,75 por ciento.

Córdoba, provincia clave en el triunfo de Macri en 2015, sigue siendo amarilla. El candidato Héctor Baldassi alcanzó 48,43% de los votos, por encima del frente local Unión por Córdoba (30,51) y tercero el kirchnerismo con el 9,72. Santa Fe vio un cambio de manos, y de ser territorio socialista se volcó al macrismo. Albor Cantard llegó el 38,12% de los sufragios y relegó al kirchnerismo al segundo puesto con el 25,53% y el Frente Progresista Cívico y Social (espacio integrado por el Partido Socialista y radicales contrarios a Cambiemos), obtuvo el 14,43 por ciento. Finalmente, en Mendoza Cambiemos obtuvo un 45,46 por ciento en manos de Claudia Najul, mientras que Omar Félix de Somos Mendoza llegó al 24%.

En las PASO de agosto, de estos distritos Cambiemos solo ganó en Mendoza, Córdoba y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El kirchnerismo había triunfado en Buenos Aires y Santa Fe.

La continuación del cambio

El presidente Mauricio Macri aseguró que este resultado electoral “es solo el principio, recién estamos empezando a transformar la realidad” y aseguró que “la etapa más difícil ya pasó”. “Los quiero invitar a seguir recorriendo la aventura de la transformación”, convocó. Al hablar ante los militantes en el bunker de Costa Salguero, el mandatario se refirió a un “día inolvidable” en el que “confirmamos nuestro compromiso con el cambio, que es un compromiso serio y profundo”. “Aspiramos a más, aspiramos a vivir mejor”, expresó.

Además, Macri agradeció a los “fiscales que cuidaron el voto de millones de argentinos” y a los voluntarios en la campaña electoral. También destacó el desarrollo de los comicios: “Vivimos un domingo en paz”. “Como argentino siento una profunda emoción de ver lo que estamos logrando juntos. Nos dimos cuenta de que muchas cosas pueden cambiar, vencimos el miedo y la resignación”, remarcó.

Al dirigirse a la oposición, el Jefe de Estado sostuvo: “Siempre los vamos a escuchar, respetamos sus ideas y nuestras diferencias y siempre va a haber una puerta abierta para que traigan sus propuestas, porque eso es la democracia”.

Por otra parte, Macri afirmó que hay “un país decidido a hacer las cosas bien” y “no queremos más una sociedad que premia al que toma el atajo, al que te miente, al que te estafa”. Y destacó su “lucha contra las mafias y la corrupción”, males con los cuales “no hay futuro para los argentinos”.

Por último, el primer mandatario dijo que “la etapa más difícil ya pasó y estamos creciendo con transparencia y equidad”. “Somos la generación que está cambiando la historia. Los quiero invitar a seguir recorriendo la aventura de la transformación”, manifestó.

Historia en provincia

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal sostuvo que “seguimos haciendo historia en la provincia de Buenos Aires” y afirmó que está tranquila, ya que Esteban Bullrich y Gladys González (elegidos senadores), y los diputados electos “van a cumplir con lo que prometieron, que es seguir defendiendo a los bonaerenses”. “Esta noche seguimos haciendo historia en la provincia de Buenos Aires. Como en 2015, millones nos abrazamos en las urnas para cambiar. Millones que creemos en la honestidad, en las cosas que se consiguen con esfuerzo, en el trabajo de cada día, en la paz”, remarcó Vidal.

Asimismo, la mandataria señaló que “esta elección no la ganó ni el presidente ni la gobernadora ni los candidatos ni los intendentes: esta elección la ganaron los bonaerenses. Porque fueron ellos quieren eligieron apoyar el cambio, los que en los momentos más difíciles sostuvieron la esperanza”. Previamente había hablado Esteban Bullrich, quien agradeció a los votantes “por decidir hacer crecer a este equipo” y aseguró que “la campaña siempre estuvo centrada en los protagonistas de esta transformación: cada uno de los bonaerenses”.

El electo senador expresó que “confirmamos el cambio que ustedes comenzaron en 2015, reafirmando el espíritu que sacó a la provincia del abandono. Lo que nos une es mucho más de lo que nos divide. Sigamos aspirando a una provincia y un país donde el que piensa diferente no sea un adversario”. “No aflojemos. Somos la generación que vino a hacer una provincia mejor, que se enriquece en la diversidad y que se une frente a la dificultad. Somos la generación que vino a cambiar la provincia para siempre”, dijo por último Bullrich.

Solo un comienzo

Cristina Kirchner, quien accedió al Senado por la minoría, afirmó que “solo Unidad Ciudadana ha crecido y emerge como la oposición más firme a este gobierno”, y aseguró que “aquí no se acaba nada. Hoy aquí empieza todo”.

Al hacer un balance de su performance, la expresidente destacó que “Unidad Ciudadana ha sumado en estas elecciones más votos que en las PASO”. “Hemos sido capaces de crecer a pesar de que nos hemos enfrentado a la más enorme e inédita concentración de poder de la que se tenga memoria desde la restauración democrática”, expresó.

“El resto de las fuerzas opositoras no ha resistido el avance del oficialismo. Nosotros sí hemos crecido”, dijo Cristina Kirchner e insistió en que “solo Unidad Ciudadana ha crecido y emerge como la oposición más firme a este gobierno”. Junto con su compañero de fórmula, Jorge Taiana, dirigentes y otros candidatos Cristina reiteró su convocatoria a la unidad opsitora e indicó que su agrupación será “la base” de esa construcción.

“Los argentinos han elegido qué modelo de oposición quieren. Nosotros nunca criticamos ni desprestigiamos a otras fuerzas políticas opositoras, porque creemos en la necesidad de la unidad de las distintas fuerzas políticas que creen que este modelo político y social de ajuste solo puede causar dolor a la inmensa mayoría del pueblo”, remarcó.

Finalmente, señaló que “Unidad Ciudadana ha venido para quedarse. Pero será la base -no la totalidad- de la construcción de una alternativa a este gobierno”.

puntocero 2016

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.

Comentarios Facebook

Comentarios.cero