Se podría decir que quien tiene esta mirada es Julian Mourín, un joven músico que desde hace ya un largo tiempo viene haciendo sonar sus canciones. Formó parte de la banda “Chúcaro” y ahora trabaja en su carrera solista, con dos discos editados: “Mate de Metal” (2012) y su último trabajo, “Sur Solar” (2014).

Charlamos con Julián, quien definió su música como “un estilo canción, si se podría definir a la canción como un género. Hacemos música popular argentina, desde la canción combinamos diferentes elementos de la música, el folclore, música rioplatense, rock y pop. Es como una fusión de cosas, como una buena ensalada”.

Además, nos contó que algunos de los lugares que lo inspiran son toda Centroamérica y países como Uruguay y Brasil, y regiones como el litoral y el norte de nuestro país, con ritmos que aparecen en cada una de sus canciones. Acerca de las fusiones que aparecen en sus canciones, afirmó “que la música se encuentra en un cambio constante, en el presente si se ve a la cultura como algo constante, van ocurriendo cosas diferentes, la música responde a diferentes cuestiones de lo que ocurría en los 30′, los 60′ y ahora pasan otras cosas”, expresó el artista.

¿De dónde proviene la inspiración para tus canciones?

Voy variando, es escribir lo que te llama la atención, lo que te pasa, lo que sentís o lo que pensás. Me gusta hacer bastantes canciones sin necesidad de responder a nada, van saliendo. Me gusta hacerlas, es como que uso al tiempo como un filtro y, si me olvido de las canciones, por algo será. Pero si siguen sonando adentro mío será porque tienen algo especial, realizo esa selección natural que se da sola.

¿De que trata “Sur Solar”?

Son canciones que buscan luz, en este disco se recorren diferentes lugares.

Quienes lo acompañan en la aventura de este segundo disco son Leandro Baroncelli en percusión, Facundo Salgado en bajo, Sofía Urruti en coros, Pedro Urruti en pad electrónico y Philippe Bacqué en guitarra eléctrica y teclado.

Su último show fue hace unos días en el Club Cultural Matienzo. Además, en esta presentación contó con la participación de Vero Marjbein en violín y Juan Ignacio Ferreras en cello. También lo acompañó el cantautor mendocino Daniel Vinderman.

Asimismo, las buenas noticias no tardan en llegar, ya que el sello Taiyo Records va a editar “Sur Solar” en Japón. Se podría decir que en este disco, en las letras de las canciones, uno se encuentra con reflexiones de la vida, de la infancia, aromas, anécdotas, personas y miradas acerca de situaciones que parecen cotidianas y que al escuchar con los diversos ritmos se transforman en momentos mágicos.

Este músico demuestra, una vez más, que el trabajo de los artistas en forma independiente es posible.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.