El director y guionista VIctor Postiglione incursiona en el mundo de la literatura con su libro de cuentos “Historias de Niños Perdidos” y tuvimos el gusto de entrevistarlo.

¿Cuándo empezaste a escribir estos cuentos? ¿Cómo nace el título?

“Estos cuentos empecé a imaginarlos de chico, eran aventuras que hacíamos con mi hermano Juan Manuel y mi primo Maximiliano, creando todo tipo de juegos que nuestra mente pudiera imaginar. Todo el día creábamos historias y aventuras, algo que agradezco y lo que hizo de ello hoy en día mi profesión como escritor y guionista. El titulo nace hace unos años, cuando decidí escribir esta recopilación de cuentos, y me imaginé situaciones donde metafóricamente en nuestra infancia nos sentimos ‘perdidos, sin rumbo’ y siempre intentábamos salir con nuestra imaginación, torcer la realidad y encontrarle una solución, aunque fuere fantástica para el resto.”

¿Qué significa para vos lo mágico que incorporás en tus historias? ¿Qué encontrás en la magia como recurso narrativo?

“Viene un poco de mis creencias. Soy una persona que cree en la ciencia pero que, a su vez, está ligada con algo que va mucho mas allá de la creencia de lo observable. Encuentro en el realismo mágico un mundo donde me siento más a gusto, donde mi imaginación es parte del verosímil, donde no existen barreras preconcebidas y construcciones sociales.”

¿Cómo juega la realidad en tus relatos?

“La realidad es algo de lo que no escapa ninguno de mis protagonistas. El mundo real es el ahora, el estado inalterado, el mundo ordinario que transita mi personaje. No habría forma de saltar al mundo fantástico sin pasar por el real, sin mostrar un contraste, un verosímil que el lector o espectador se sienta parte.”

¿Qué relatos  tienen anclaje en la realidad?

“La mayoría está basado en hechos reales. ‘La Puerta que Nunca Fue Abierta’ era la casa de un familiar mío que vivía en provincia, ‘El pozo’ es una ciudad que visité en Río Negro, ‘La Tempestad’ está basado en un verano donde fui a Villa Gesell y fuimos azotados por un huracán que paseó por las playas del balneario. Pero el más basado en hechos reales es ‘Palermo Viejo’, una historia que hasta mitad del relató sucedió tal y como lo cuento. Una anécdota que aún recordamos en nuestros encuentros familiares.”

¿Cómo pensás el público de tu libro?

“Pienso siempre en generar una lectura agradable y empática, que realmente les pueda dejar algo con mis historias a grandes y chicos. Siempre pienso en ese chico que fui, que luchaba casi en soledad por hacerse entender, y por ello vuelvo mucho a esa edad y pienso en los que no se animan a usar su increíble imaginación para crear historias. La premisa de este libro fue justamente esa: lograr que los chicos vuelvan a usar su imaginación como parte de un juego, algo en mí que más adelante se convertiría en mi profesión.”

¿Qué deseas generar?

“Me gustaría que moderen un poco la tecnología de las imágenes y vuelvan aunque sea en sus dispositivos a leer libros, a conocer autores maravillosos e historias que les llenen el alma. Y al adulto que vuelva a sentir un poco ese niño que nos hizo felices.”

¿Nuevos proyectos? ¿Algún adelanto que puedas compartir?

“Estoy escribiendo una novela fantástica basada en uno de mis cuentos de este libro llamado ‘Astro, el ultimo hijo de la Tierra’. También estoy terminando otro libro sobre guiones cinematográficos en desarrollo, y este año empiezo a filmar mi segunda película llamada ‘Santa’ otra vez en la producción, guión y dirección.”

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.