Uno de los actores de cine más venerados en el mundo de la comedia americana fue reconocido por su extensa carrera y ahora tiene su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Así, Will Ferrell cuenta, desde el pasado martes, con su nombre estampado en una de las míticas baldosas en el boulevard más codiciado de Los Ángeles.

“Quizás en 50 años la gente mire debajo y diga lo que muchos decimos de estas personas: ‘¿Quién diablos era este tipo?’ Pero no lo creo de este”, bromeó John C. Reilly, compañero de varias producciones cinematográficas y uno de los grandes amigos que el actor cosechó en su dilatada trayectoria, que incluye 7 temporadas en el exitoso programa televisivo “Saturday Night Live” y “The Office”, entre otras apariciones en la pantalla chica.

Nacido en Irvine, California, el 16 de julio de 1967, John William Ferrell cosechó éxitos en filmes como “Zoolander”, “The Anchorman” (y su secuela, que no cumplió con las altas expectativas), “Old School”, “Casa de mi Padre” (que protagonizó con un guion íntegramente en castellano, imperdible), “The Campaign”, “Semi Pro”, “Stepbrothers”, “The Producers” (nominado al Globo de Oro), “Elf” y “Wedding Crushers”, por seleccionar solo algunas casi al azar y, aunque en algunas de estas películas sus roles fueron secundarios, su aparición jamás pasa desapercibida.

Pese a que está indefectiblemente asociado con el género del humor, se animó y hasta participó en dramas como “Stranger than fiction” con Emma Thompson (el cual le valió una nominación al Globo de Oro) y la muy buena “Everything must go”. Además, le puso la voz a una buena cantidad de personajes, como por ejemplo al villano Megamente, de la animación homónima.

Finalmente, vale recordar que MTV le hizo un reconocimiento en 2013 y recibió el Premio al Genio de la Comedia.

Hay quienes aseguran que no hay nada más difícil para un actor que hacer reír a alguien. Estoy seguro que este no es el caso.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.