Luego de ser revisado el segundo gol de España en el VAR, los europeos consiguieron el empate sobre el final frente a Marruecos, así como el primer puesto del Grupo B de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Rusia 2018. El partido fue en el Kaliningrado Stadium.

Peligrosa y frágil

El partido comenzó de la manera como se esperaba en la previa: con España dominante en la conducción de la pelota. Pero lejos de resignarse el toqueteo español, Marruecos le planteó un partido disputado en la mitad de la cancha y marcó con rudeza. Tal fue así, que el conjunto ibérico advirtió esta situación y luego de una desinteligencia entre Andrés Iniesta y Sergio Ramos, a los 13′ Khalid Boutaïb robó una pelota en el medio campo para iniciar su corrida hasta la defensa de David De Gea. Al marroquí le sobró sangre fría para definir, esperó el momento justo y decidió culminar con un sutil toque por entre las piernas del arquero y así dar la primera sorpresa del partido.

De esta forma, España se encontró con una situación inesperada y decidió tomar cartas en el asunto. Siguió con el juego de a un toque y, de a poco, encontró espacios en la defensa marroquí, principalmente por su lado derecho. A través de buenas conexiones entre Iniesta, Diego Costa y Francisco Isco, llegó al empate mediante este último para culminar la jugada con una definición al borde del área chica. Todo pareció haber vuelto a la normalidad para los ibéricos, pero las imprecisiones en la mitad de la cancha todavía seguían presentes y, luego de un lateral mal hecho, otra vez se escapó Boutaïb para esta vez definir al cuerpo de De Gea. Los rojos mostraron ser dos equipos distintos: uno cuando atacó y otro cuando defendió. Si bien supo encontrar su mejor estilo de juego de tres cuartos de cancha para adelante, exhibió vulnerabilidades en defensa producto de desatenciones. En la agonía del primer tiempo, Diego Costa se perdió una clara oportunidad de pasar al frente en el marcador cuando no alcanzó a conectar de lleno un centro proveniente de una excelente jugada colectiva.

Ojo por ojo

A simple vista, en el comienzo del complemento ambos equipos mostraron la misma cara que en los 45 minutos iniciales, aunque a España le costó más encontrar espacios en el campo marroquí. Su rival continuó con la marca tenaz y le cerró los caminos. Apenas pasados los primeros diez minutos, los de Hervé Renard estuvieron a punto de pasar a ganar el encuentro cuando el jugador más activo en ataque, Nordin Amrabat, estrelló un derechazo en el ángulo ante la mirada expectante de De Gea. Se le complicó el partido a los de Fernando Hierro, que además de seguir mostrando debilidades tampoco encontraron la manera de dañar. Y España casi lo logra por partida doble, cuando a los 61′ Romain Saïss le sacó un cabezazo en la línea a Isco y, luego de ese tiro de esquina, fue Gerard Piqué quien se lo perdió de cabeza por muy poco. La insistencia española continuó y en reiteradas ocasiones prosperaron jugadas profundas tanto por derecha como por izquierda, pero no fueron eficaces. Isco fue quien más se destacó en la elaboración de juego. Sin embargo, la culminación de las jugadas no terminaron por ser del todo agresivas. Cuando quedaban diez minutos para la finalización del encuentro, el ingresado Youssef En Nesyri, y tras un centro de un tiro de esquina, se elevó más que nadie en el área española para ganarle en su salto a Sergio Ramos y desatar el delirio marroquí. Los vestidos de blanco se encontraron con un resultado favorable a poco del final. Final que tuvo su grado de polémica cuando el ingresado Iago Aspas definió de manera categórica con su taco para empujar la pelota al fondo del arco. Pero el árbitro anuló la acción en primera instancia por una supuesta posición adelantada que, luego de revisarla en el VAR, terminó por sancionar el gol.

Así se fue el partido en empate y decretó a España como primera del Grupo B, que tendrá que enfrentar a Rusia en octavos de final el próximo domingo 1º de julio a las 11 horas.

Formaciones e incidencias

España: David de Gea; Daniel Carvajal, Gerard Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Sergio Busquets, Thiago Alcántara; David Silva, Andrés Iniesta, Francisco Isco; Diego Costa. Director técnico: Fernando Hierro.

Marruecos: Munir Mohamedi; Nabil Dirar, Manuel da Costa, Romain Saïss, Achraf Hakimi; Karim El Ahmadi, Mbark Boussoufa; Nordin Amrabat, Younès Belhanda, Hakim Ziyech; Khalid Boutaïb. Entrenador: Hervé Renard.

Goles: 13′ Khalid Boutaïb (Marruecos), 18′ Francisco Isco (España), 80′ Youssef En Nesyri (Marruecos), 91′ Iago Aspas (España). Amonestados: 21′ Karim El Ahmadi (Marruecos), 29′ Nordin Amrabat (Marruecos), 31′ Manuel da Costa (Marruecos), 31′ Mbark Boussoufa (Marruecos), 88′ Monir El Kajoui (Marruecos), 93′ Achraf Hakimi (Marruecos). Árbitro: Ravshan Irmatov (Uzbekistán).