Esta semana se estrena en la Ciudad de Buenos Aires en la Sala Lugones y los sábados de julio en el cine del Malba la ópera prima de Sebastian Schjaer “La Omisión”.

En una ciudad nevada del sur argentino seguimos a Paula, una joven porteña de 23 años, en su intenso y errante camino para ahorrar dinero. A Paula la acompañan las duras condiciones de vida del sur, así como también aspectos de su vida no resueltos y la falta de estabilidad laboral. Es una película muy íntima y el concepto de omisión está impregnado en toda la realización.

Una historia sin alardes

En sus bases tiene un guión que esconde y que se revela de forma celosa y, además, en la realización predominan los planos que fragmentan y que no dejan ver el todo. Asimismo, los roles sociales impuestos hacia la mujer Paula los encara de forma atípica. Es un gran ejemplo de que no es necesario hacer alarde con una bajada de linea, sino que lo importante es la decisión de crear historias distintas de una vez por todas.

Es un film pequeño, muy introspectivo y sutil que responde a la búsqueda del propio director. “Me interesaba concentrarme en las emociones y los sentimientos de los personajes. Sentí, sin embargo, que la única manera de acercarme a esas emociones era de la forma más indirecta posible: evocar y sugerir el drama en lugar de entrar directamente en él”.

Sobre Ushuaia

El retrato del sur nevado está lejos de los paisajes idealizados de un fondo de pantalla, y el director se mete directo al corazón aislado de la crudeza y la opresión del frío.

En palabras del director, “‘La Omisión’ transcurre en Ushuaia, la ciudad más austral del continente americano. Emplazada en una isla, vive del turismo y de la actividad industrial. Desde todos los rincones del país, la gente llega en busca de refugio y esto hace que Ushuaia sea un lugar de espera y tránsito. ¿Pero de ‘tránsito’ hacia dónde? Después de pasar mucho tiempo allí, me di cuenta que Ushuaia no conduce a ningún lado, o tal vez solo lo conduce a sí misma. Para decirlo brevemente, Ushuaia es un misterio con un fuerte poder magnético, y es de ese misterio que la película está hecha.”

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.