Colombia dio un gran paso en materia jurídica para favorecer los derechos de la comunidad homosexual y sentar precedentes para continuar avances en materia de igualdad de géneros. La Corte Constitucional, luego de una votación que resultó 6 a 3, aprobó la adopción por parte de Ana Leiderman y Verónica Botero aunque, para avalar el derecho, una de ellas debe ser la madre biológica del infante, como es el caso de Ana.

“Se concede el amparo del derecho fundamental de la menor a tener una familia y, en ese sentido, se protege tanto el interés superior de la menor a tener una familia como el derecho de las familias a resolver de manera autónoma la convivencia correspondiente”, expresó el magistrado Luis Ernesto Vargas, presidente de la Corte.

Por su parte, el Centro Democrático, partido que comanda Álvaro Uribe, expresidente de una nación en su mayoría católica, se manifestó contrario a la decisión del organismo: “Nuestro partido es respetuoso de la privacidad de las personas y reconoce los derechos civiles de las parejas del mismo sexo, pero defiende la protección de la familia, conformada por hombre y mujer, y el bienestar de la niñez con base en la normativa vigente”, expresaron desde la agrupación.

Colombia aún no aprobó el matrimonio igualitario pero, sin lugar a dudas, este es un gran avance para la inclusión.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.