Inquietas, soñadoras, capaces, audaces, emprendedoras, jefas de hogar, madres… pero por sobre todas las cosas, mujeres.
Mujeres que no le temen a lo desconocido, mujeres que se arriesgan y dan batalla a nuevos desafíos y obstáculos. La mujer, sin dudas, ha tomado gran notoriedad a lo largo de los años y su figura tiene gran peso en diferentes ámbitos: laboral, social, cultural y también político. El sexo femenino, de alguna manera, empezó a «creérsela» y desterró el mito de ser simplemente «amas de casa».
La inseguridad en el trabajo, la falta de ambición y ocuparse solo de las tareas domésticas ha quedado en el pasado. Las nuevas mujeres han elaborado un discurso propio y contundente en el que se animan a ir por más. Moverse por lo que quieren y ser dueñas de su propia vida, ir más allá de los hijos, la casa y la pareja. Las mujeres han despertado y tienen la mirada puesta en ser líderes en todos los ámbitos de la vida.
Hoy en día, a diferencia de otros tiempos, la mayoría de ellas se conocen, saben cuáles son sus fortalezas y se mueven en terrenos que le son cómodos, y por supuesto evitan los lugares que no les son gratos. Pueden elegir, con lo que toda esa palabra implica. Esa simple elección las empodera, las hace sentir más grandes y por supuesto más confiadas. Les da seguridad.

Mujeres que son ejemplo

Muchas de ellas se dan cuenta de sus talentos y es en ese momento donde empiezan a pensar cómo lo pueden exprimir para compartirlo con el mundo. Grandiosas emprendedoras han comenzado desde abajo y hoy en día son brillantes en lo que hacen. Sophia Amoruso es un claro ejemplo. Cansada de trabajar en relación de dependencia y ganar sueldos bajísimos, lanzó su propia empresa llamada NastyGal, basada en la venta de indumentaria para la mujer con colecciones propias. Amoruso, con solo 32 años, se convirtió en un modelo de emprendedora, ya que su proyecto en los últimos años ha facturado millones de dólares.
Otro caso destacado es el de Marissa Mayer, es ingeniera informática y desde el año 2012 comenzó su tarea como directora ejecutiva de Yahoo!. Con gran espíritu de superación, Mayer fue seleccionada por la revista Forbes como una de las ejecutivas más exitosas de Estados Unidos, con apenas 38 años en ese entonces. Otro caso característico que tiene a una mujer célebre como protagonista es el de Leandra Medine. Escritora y bloguera de moda, con sus 27 años logró armar un sitio web humorístico sobre las últimas tendencias.
Por su parte, también fue reconocida en la revista Forbes dentro de la lista «Top 30 con menos de 30» como la pionera con más influencia a la hora de hablar de moda. Su blog «The Man Repeller» también fue contemplado por la revista al ponerlo dentro de un ranking de los veinticinco mejores blogs. Sin duda, se trata de mujeres que tienen un don y supieron aprovecharlo.
Animarse, darle play a esa pasión y explotarla hasta que dé sus frutos son algunos de los ítems de las mujeres de hoy en día. Ya no tienen tiempo para postergar lo que les gusta y lo que les hace bien. Es el aquí y ahora, es el tiempo de conectarse entre ellas y que toda su luz propia brille hacia afuera para dar, de alguna manera, el impulso justo a otras mujeres para que salgan también del cascarón.
El secreto de conseguir una parte de la felicidad es vivir del don que cada una tiene. La vida es mucho más agradable viviendo de lo que a una le apasiona. ¡Luz verde para las pasiones y los dones, mujeres! Hay que atreverse un poquito más.