El Gran Premio de Italia suele ser el lugar elegido por las escuderías y pilotos para dar noticias de cara a la temporada siguiente, porque en el circuito de Monza se traza el punto de inflexión entre una temporada y otra y, por eso, generalmente se elige para las buenas nuevas de los equipos.
Esta vez no fue la excepción y dos pilotos históricos anunciaron su retiro de la máxima categoría: Felipe Massa y Jenson Button.

El futuro de los pilotos

Massa, actual piloto de Williams, termina su vínculo con la escudería inglesa a fin de año y a los 35 decidió poner punto final a su campaña de 15 años en la máxima categoría, en la que supo correr para Sauber, Ferrari y Williams y donde fue subcampeón en 2008 con Ferrari con la que ganó 11 carreras.
Por su parte Button, piloto de McLaren, se despedirá de la titularidad en la escudería de Woking, ya que no siente ganas de pilotar en 2017, por lo que su lugar estará ocupado por el actual piloto de reserva Stoffel Vandoorme. El joven piloto belga tiene unas cualidades impresionantes demostradas en categorías teloneras de la F1 y se ganó el derecho a disputar toda la próxima temporada.
Pese a la noticia, Button no se retira del todo, ya que firmó contrato por dos temporadas más con McLaren y será el piloto reserva de la escudería y tendrá una chance de volver a ser titular en 2018, solo si Fernando Alonso (el otro piloto titular) decide abandonar el equipo.