El Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano «Manuel Dorrego» fue intervenido el jueves pasado por la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, quien designó al frente del establecimiento por 180 días al licenciado en Letras Carlos Héctor Caramello, exasesor de Carlos Corach cuando este ejercía el cargo de ministro durante el gobierno de Carlos Saúl Menem.
Según el comunicado emitido desde el Ministerio de Cultura, «la intervención implica el desplazamiento de autoridades y tendrá facultades de administración y gobierno, con la finalidad de normalizar el funcionamiento del instituto», que fue denunciado públicamente por su presidente, Mario «Pacho» O’Donnell, en diciembre pasado. Incluso pidió la total disolución del organismo, creado en el año 2011 bajo el Decreto N° 1.880.