Lanús le ganó a All Boys por 2 a 1 y lidera la tabla del Torneo Final, aunque todo pasó en una noche llena de polémicas en el sur bonaerense.
En el primer gol había offside de Mario Regueiro, pero el juez de línea dio el tanto por válido y el equipo de Guillermo Barros Schelotto le ganaba 1 a 0 al conjunto de Floresta. El empate llegó recién en el segundo tiempo, después de varios intentos del visitante, cuando Ángel Vildozo cabeceó una pelota que le anticipó al arquero Lucas Marchesín.

Fernando Shánchez buscó el centro cerca del área chica y marcó para la visita, pero el árbitro Mauro Giannini consideró que Vildozo empujó a Oswaldo Vizcarrondo. Era el 2-1 para el equipo de Floresta. Finalmente, Lanús salió a buscar el partido, esos que hay que ganar si se quiere ser campeón, y Silvio Romero le pegó desde afuera del área cuando el partido se terminaba, y puso la pelota al lado del palo izquierdo de Nicolás Cambiasso.
Lanús es puntero, tiene a dos puntos a Newell’s, sabe que si se descuida el equipo de Martino estará en el primer lugar de la tabla de posiciones. En la noche del sur tuvo la suerte de contar con un árbitro que le anuló un gol en contra, pero no será así en todas sus presentaciones. De todas maneras, Guillermo Barros Schelotto no olvida el subcampeonato del Inicial 2012, en su debut como entrenador, y no querrá otra vez un segundo puesto.
Newell’s es cosa seria

Scocco. Foto: Télam.


Le ganó 3 a 1 a Tigre, en Rosario, y sigue con su muestra de buen fútbol. El equipo del «Tata» Martino es ordenado, se entiende y cuenta con un goleador de raza como Ignacio Scocco. Todo equipo puede tropezar, incluso “La Lepra”, que venía de perder 2-1 ante Colón y necesitaba volver al triunfo.
Víctor Figueroa recibió un pase largo en el área, bajó la pelota y definió de media vuelta ante un Javier García estático, cuando iban 21 minutos del primer tiempo. A los 13 minutos de la segunda etapa, Gabriel Heinze hizo foul en el área y Rubén Botta, probable refuerzo del Inter de Milan, marcó de penal.

A los pocos minutos, Santiago Vergini cabeceó un centro y volvió a darle la ventaja a Newell’s Old Boys, que se terminó por confirmar cuando Ignacio Scocco recibió una pelota en velocidad, corrió recto al área de Tigre, enganchó y definió para poner el 3 a 1 definitivo. El delantero tiene 5 tantos y está a dos de Emanuel Gigliotti, máximo goleador en lo que va del Torneo Final.
River, sin triunfo y sin Ponzio
Empató 1 a 1 ante Arsenal y quedó a cuatro puntos del líder Lanús. El volante sufrió un desgarro, ¿llega al Superclásico?

River Plate no pudo con Arsenal, igualó 1 a 1 en el Monumental y quedó a cuatro puntos de Lanús, el líder de la tabla de posiciones del Torneo Final.

Funes Mori. Foto: fotobaires.


El equipo de Ramón Díaz fue sorprendido a los 15 minutos de partido, cuando Darío Benedetto fue a buscar un centro al área chica, le ganó la posición a Éder Fabián Álvarez Balanta y definió sin problemas. De todas maneras, el empate de River llegó en tan solo 5 minutos, cuando Ariel Rojas envió un pase desde mitad de cancha para Rogelio Funes Mori, que controló la pelota, puso el cuerpo para vencer la marca de Lisandro López y definió ante Cristian Campestrini.
A esto se suma otro inconveniente, y es la lesión de Leonardo Ponzio, que tuvo que salir a los 30 minutos del primer tiempo por un desgarro en el aductor de la pierna derecha y Carlos Sánchez entró en su lugar. El volante necesitaría tres semanas de recuperación y el gran interrogante del cuerpo técnico pasa por saber si el jugador podrá estar en el Superclásico, en la 12° fecha ante Boca en la Bombonera.
Los otros dos jugadores que no podrán estar por la 10° fecha ante Godoy Cruz en Mendoza son Rogelio Funes Mori y Leonel Vangioni, por haber acumulado 5 amarillas cada uno.
Boca solo piensa en la Libertadores
Sufrió una histórica goleada por 6-1 ante San Martín de San Juan en tierras cuyanas y ahora debe enfrentar al Toluca de México por la Copa Libertadores. Está bien pensar en el torneo de clubes más importante del continente, pero no se puede descuidar así al Torneo Final.

El colombiano Humberto Osorio Botello abrió la cuenta a los 2 minutos de partido, cuando le pegó cruzado dentro del área y venció las manos de Oscar Ustari. Justamente, el arquero tuvo responsabilidad en el segundo tanto del equipo sanjuanino, cuando Jorge Luna envió un centro que entró por el ángulo izquierdo del arco de Boca Juniors. Desconcierto entre los hinchas Xeneizes, que no se imaginaban lo que se venía.
El árbitro Patricio Loustau no vio que Reinaldo Alderete trabó la pelota afuera del área, pero consideró que había foul y cobró penal para el equipo de Carlos Bianchi. El uruguayo Santiago Silva convirtió y así Boca encontraba el descuento, que le iba a servir muy poco.

Foto: Télam.


San Martín aceleró y se “comió” a un Boca sin ideas, desconocido y que está lejos de ser el gran equipo del fútbol argentino. En una pelota detenida, el conjunto de San Juan amplió la ventaja con un cabezazo de Lucas Landa que terminó con la pelota al lado del palo derecho de Ustari. La historia estaba 3-1, pero no se conformó y fue por otro tanto cuando iba tiempo cumplido, con un Osorio Botello que tuvo su gran tarde, que cabeceó en el área chica y se anticipó a toda la defensa xeneize y volvió a vencer a Ustari. Sí, 4 a 1 ganaba San Martín y el vestuario de Boca ardía.
Osorio Botello se juntó con Luna, que le devolvió la pelota con una pared y definió al palo izquierdo del arquero visitante, y Bianchi no podía creer lo que veía, nadie lo podía creer, porque el poderoso Boca caía 5 a 1 ante un equipo en zona de descenso directo. El sello final de esta histórica goleada fue dado por Sebastián Penco, cuando terminaba el partido. San Martín de San Juan ganó por 6 a 1.
Boca tiene solo 8 puntos en 9 fechas, tiene 16 goles en contra y un técnico que ganó todo, pero que emitió un comunicado para pedir disculpas a toda la gente del Xeneize. Parece que solo importa viajar a México para ganarle al Toluca, parece que hay jugadores que no están para Boca, y desde el club no le renovarían al menos a cuatro futbolistas, tres defensores y un volante central.
Las peores goleadas que sufrió Boca
La peor en la historia “Xeneize” fue el 7 a 1 de Independiente en Avellaneda, en 1940, cuando se jugó en cancha del “Rojo”. Una goleada más cercana en el tiempo fue el 7-2 contra Central, con 5 goles de Luciano Figueroa, uno de César «Chelito» Delgado y otro de Mariano Messera en el Clausura 2003. Ese día, Boca paró suplentes en el Gigante de Arroyito, mientras los titulares festejaban el título de la Libertadores 2003 en la Bombonera.

La solución no era echar a Gallego
Ya corría el rumor antes del partido ante Unión de Santa Fe, sobre un posible alejamiento de Américo “Tolo” Gallego si Independiente no sumaba de a tres. “El Rojo” sufría los avances del “Tatengue”, sobre todo en los primeros 25 minutos, con buenas atajadas del arquero Rodríguez para evitar la caída del arco local.

Foto: fotobaires.


Independiente no jugó mal, y el gol llegó cuando más lo necesitaba, cuando se iba el primer tiempo y el empate no le servía frente a un rival directo por la permanencia en primera división. Corrían 40 minutos de partido, «Rolfi» Montenegro desbordó por derecha y Adrián Fernández fue a buscar la pelota cerca del área chica, bajó la pelota con el muslo (no con la mano o el brazo) y marcó el gol que le permitía a Independiente soñar con un triunfo, cortar con una racha de seis fechas sin victorias y que el estadio Libertadores de América sea una fiesta en lugar de una catarata de nervios e insultos.
Fernández estuvo mano a mano ante el arquero del “Tate”, pero vio que los defensores iban a achicarle el espacio y cuando definió, la pelota se fue por arriba del travesaño. Se iba el primer tiempo, con un Independiente contento por la ventaja, pero alerta porque un descuido le podía salir carísimo, y así fue. A 10 minutos del final, Brahian Aleman corrió recto al punto del penal, ganó en velocidad a su marca y se anticipó al arquero para conectar un centro de Damián Lizio desde la izquierda y así lograr el empate más parecido a una victoria para el conjunto de Santa Fe, y es porque necesita sumar como sea y más contra uno de esos equipos que está en la zona roja, esa que en 9 fechas determinará quiénes deberán jugar la próxima temporada en la B Nacional.

Desde ya, la gente cantó “si nos mandan al descenso, qué quilombo se va a armar” y eso no ayuda en un momento en el que todos los hinchas tienen que tirar para adelante y buscar el bien de Independiente, que junto a Boca nunca descendió. San Lorenzo vivió la misma situación el año pasado, a pesar de la chance final de la Promoción para quedarse en primera, pero la gente se unió y alentó para que el equipo logre victorias cuando más lo necesitaba. Sin embargo, en Independiente no es así, por sus logros, su historia, aunque el último título del club de Avellaneda fue hace 11 años con el Tolo Gallego, aquel que tuvo que irse con un “retiro voluntario”, por pedido de la dirigencia.

Américo Gallego. Foto: DYN.


Arrancó la danza de nombres y algunos entrenadores como Jorge Fossati ya rechazaron dirigir a un equipo prendido fuego y a eso se suman los rechazos de Julio César Falcioni y Enzo Trossero. ¿Pedro Monzón podría dirigir el destino de Independiente en estas 9 fechas que le quedan en Primera? Es momento de trabajar, tiene que ser ya, porque se llegó a una instancia en la que solo sirve ganar, solo eso dejará a Independiente en la máxima categoría del fútbol argentino. El próximo examen será el domingo a la tarde en Santa Fe, ante Atlético Rafaela.
Todos los goles de la 9° fecha del Torneo Final
Uno de los mejores tantos fue el gol que marcó Héctor Villalba para San Lorenzo de Almagro, a pesar de la caída por 4-1 ante Racing. El juvenil de 18 años marcó su primer gol en Primera después de seis partidos jugados. El debut de Villalba fue en el Inicial 2012, ante Estudiantes de La Plata. Mirá los goles de la 9° fecha, que hoy completan en Córdoba los equipos de Belgrano y Quilmes.