Este viernes en el Noticero dialogamos con Jorge Farfán, padre de Jorge David «Gurí» Farfán, quien perdió la vida durante un operativo policial en Salta en febrero de 2019 y, hasta el momento, se encuentra en búsqueda de justicia.

Al respecto del caso, comenzó cuando «Gurí» fue asaltado y salió corriendo desnudo, posteriormente un grupo de vecinos creyó que se trataba de un delincuente y recibió una golpiza. Cuando aparecieron las fuerzas de seguridad salteñas lo arrestaron, torturaron y devolvieron el cuerpo sin vida a su familia. «Están todos libres los asesinos de los chicos en Salta, los matan a golpes. Es peor que en la época de la dictadura», advierte.

«Agradezco que tengan el valor de hacerme esta nota para contribuir a esta causa, generalmente los medios ‘escapan’ a apoyar este tipo de luchas». inicia Jorge su relato sobre lo sucedido. «Mi hijo tenía 24 años, fue torturado y asesinado en la Comisaría N°12 de Santa Ana, en Salta. Estaba construyendo su casa y venía con una riñonera con plata para pagarle a los albañiles. Se cruza con una gente y le robaron con coautoría con la policía, son unos punteros políticos. Mi hijo tuvo traumatismo de cráneo, traumatismo cerrado de abdomen y de tórax. Cuando la policía asesina a una persona pobre el encubrimiento es sistemático, entre fiscales, jueces, médicos. Por eso decimos que el Estado es responsable. La policía asesina a nuestros hijos y ellos mismos dictaminan las causas de muerte con peritos forenses que pertenecen a las fuerzas. Un informe de autopsia sale 200.000 pesos, o sea, los familiares de las víctimas no tienen para asumir ese costo».

«Mi hijo falleció al fondo de la comisaría al lado de una silla esposado. Lo torturaron hasta matarlo. La causa de muerte es traumatismo, sin embargo, en Salta se encuentra el Centro de Investigaciones Fiscales (CIF) donde tienen una de las mayores tecnologías de toda Argentina, pero está toda al servicio del encubrimiento y de estos asesinos, porque después de mi hijo asesinaron a cinco chicos más, a golpes. Eso no se difunde porque estamos manejados por cinco dinastías, cinco familias que nos roban todos los derechos», detalla Jorge. «La policía es un instrumento del gobierno para reprimir a la gente pobre, la vida del pobre no tiene ningún valor en democracia: asesinaron a 7.000 personas».

Cabe destacar que en su momento, el Ministerio Público Fiscal determinó que «Gurí» había consumido drogas, algo que fue desmentido luego de las investigaciones correspondientes. «Nunca tuvimos acceso ni a las muestras» y «lo primero que hace el Estado es difamar a las víctimas».

Finalmente, expresa que «nosotros formamos una Comisión de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil en Salta y hacemos responsable al Gobernador por cualquier cosa que nos pueda llegar a pasar. A nosotros nos mataron en vida. A las personas que les pagamos para que nos protejan son las mismas que salen a torturar y asesinar con impunidad a nuestros hijos. La policía no tiene ningún tipo de preparación, hacen cursos de seis meses».

Audio completo de la nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.