El equipo de Rosario goleó 5 a 0 a Unión de Santa Fe, ya descendido, y le sacó tres puntos de ventaja a River Plate. El “Rojo” perdió 2 a 1 ante el equipo de Ramón Díaz en el Monumental y la permanencia en Primera División pende de un hilo tras el empate 1 a 1 entre San Lorenzo de Almagro y Argentinos Juniors. Matemáticamente, Independiente aún tiene chances de mantener la categoría.
Una goleada y un posible título
Newell’s goleó 5-0 a Unión de Santa Fe que ya está en la Primera B Nacional por su bajo promedio. El equipo de Gerardo Martino fue demasiado para los dirigidos por Facundo Sava en el Coloso Marcelo Bielsa.
Maxi Rodríguez estampó de cabeza el primer gol, a los 31 minutos del primer tiempo, y el segundo llegó antes del final de la primera etapa, con la potencia de Ignacio Scocco, quien lleva 11 tantos y es el goleador del Torneo Final 2013. Ya en la segunda etapa, Gabriel Heinze le pegó de primera a un centro, el remate salió mordido y la pelota entró al lado del palo izquierdo del arco custodiado por Alejandro Limia. Ya era 3 a 0, goleada y fiesta en Rosario. El cuarto fue de Maxi Rodríguez, la figura del partido, tras una combinación con Nacho Scocco y una definición impecable al lado del palo derecho. Cuando faltaban 10 minutos, Newell’s selló el 5 a 0 con un cabezazo de Maxi Urruti.
Newell’s será campeón en la próxima fecha si gana o empata ante Rafaela, siempre y cuando River pierda ante Lanús en el Sur. Unión recibirá a Vélez Sarsfield, que necesita ganar para dejar los últimos puestos de la tabla.
River ganó, Independiente se complicó
El equipo de Núnez tenía que salir a ganar para prenderse en la lucha por el título, ser puntero por 24 horas y esperar al resultado de Newell’s. En la vereda de enfrente estaba Independiente, que se juega la permanencia en Primera División.
Finalmente, el equipo de Ramón Díaz ganó 2 a 1 y dejó al “Rojo” al borde de la Primera B Nacional. El primer tanto fue de Juan Manuel Iturbe, a los 20 minutos del partido, para que el conjunto de Miguel Ángel Brindisi sufra un baldazo de agua fría.
Luego, el jugador nacionalizado argentino nacido en Paraguay se mandó una corrida por la derecha, hizo la pausa, dio un pase atrás para Manuel Lanzini que abrió la cara interna del botín, le pegó de frente y puso la pelota en el ángulo derecho para marcar el 2 a 0. Al instante, empezaron los incidentes en la popular visitante, con los hinchas que cortaron el alambrado y que revoleaban asientos a la gente que estaba en la platea baja de la tribuna Centenario, aunque fue solo un momento y no hubo que lamentar heridos.
Ya sobre el final del partido, Independiente estaba jugado, con un Daniel “Rolfi” Montenegro caliente por la situación, que eludió una marca, le pegó de afuera del área y venció a Marcelo Barovero. Los últimos minutos eran de desesperación, con los jugadores del “Rojo” que se tiraban al empate o a la caída. Finalmente fue derrota.
River quiere ser campeón, pero depende de qué haga Newell’s Old Boys. El equipo de Ramón Díaz tendrá posibilidades si gana, porque en caso de empatar o perder y tener enfrente una victoria “leprosa”, se quedará sin chances.
Las claves de la permanencia
Si Independiente pierde o empata ante San Lorenzo, desciende automáticamente.
Independiente necesita ganar sus dos partidos para tener 1,175 de promedio.
Como máximo, el Rojo forzará un desempate si gana sus dos partidos (San Lorenzo y Colón) y si el «Bicho» no suma (Colón y Newell’s), porque ambos equipos llegan con 1,175. Para que esto sea posible, San Martín solo debe sumar 1 punto de 6 posibles (ante Estudiantes y River).
Si Argentinos suma un punto y San Martín 2 unidades, ambos desempatarán (cada uno con 1,184) para ver qué equipo desciende y el Rojo estará en la Primera B Nacional. Lo mismo pasará si Argentinos y San Martín sacan 4 puntos de los 6 en juego.
Si Independiente gana todo, puede perder la categoría si San Martín y Argentinos logran cuatro puntos porque, en ese caso, el «Verdinegro» y el «Bicho» jugarían un desempate para definir quién sigue en Primera.
Atlético de Rafaela puede descender, pero debe perder sus dos partidos y San Martín y Argentinos deben sumar los 6 puntos y si Quilmes saca un punto de los 6 en juego.
Quilmes también puede descender, pero debe perder sus dos partidos y Argentinos y San Martín deben ganar todos los puntos en juego. Es más, en caso de darse ese escenario, Atlético de Rafaela puede perder sus dos encuentros y seguir en Primera.
Puede haber un triple empate entre Quilmes, Argentinos y San Martín (1,211). El «Cervecero» tiene que perder sus dos encuentros y el «Bicho» y el «Verdinegro» tienen que sumar cuatro puntos. El Reglamento General de AFA indica que se jugaría un triangular para desempatar esta situación.
El Artículo 111 marca que «cada equipo jugará un partido con los otros con quienes empate la posición, en estadios neutrales, determinándose por sorteo el orden». Además, amplía que «si la posición no quedara definida luego de jugados los partidos, la ubicación se determinará en favor del equipo que registre estas tres opciones: mayor cantidad de puntos, o la mayor diferencia de goles, o la mayor cantidad de goles a favor, computándose exclusivamente los partidos jugados entre los empatados. Este procedimiento se repetirá cuantas veces sea necesario».
San Lorenzo se despidió del torneo
Empató 1 a 1 con Argentinos Juniors en el Nuevo Gasómetro, en un partido que definía sus chances para seguir en la lucha por el campeonato, cómo sigue la pelea de Argentinos Juniors para seguir en Primera y un posible descenso de Independiente.
El «Rojo» estuvo en la B por un momento, porque Lucas Rodríguez puso el 1 a 0 a los 24 minutos del primer tiempo, con un gol bastante raro, pero tanto en fin. Y a los 12 minutos del primer tiempo, la mitad de Avellaneda tomó aire y calculadoras por el empate de Ángel Correa, con movimientos de Lionel Messi en la jugada que terminó en gol.
San Lorenzo quedó afuera de la lucha por el Torneo Final, porque tiene 28 puntos y no alcanza a Newell’s, con 35 unidades, pero la buena noticia en el Nuevo Gasómetro es la clasificación a la Copa Sudamericana. La próxima fecha será complicada, porque visitará al necesitado Independiente en Avellaneda, en un partido que puede definir la permanencia o el descenso del local, que mira de reojo a Argentinos Juniors y a San Martín de San Juan. Por el lado del equipo de Ricardo Caruso Lombardi, las fichas están puestas en sumar un punto para que Independiente no lo pueda alcanzar.
Boca no sale de su crisis
Perdió 2 a 0 ante Racing, llegó a los 10 partidos sin ganar de visitante y tiene 14 puntos de los 57 posibles en el campeonato. A todo esto, el equipo de Carlos Bianchi está penúltimo, no clasifica a la Copa Sudamericana y apostará a estar en la próxima Libertadores si gana nuevamente la Copa Argentina.
En Avellaneda, el equipo «Xeneize» no encontró el rumbo ante un Racing que tiene juveniles y experiencia. El centro del chico Rodrigo De Paul fue a la cabeza de Agustín Pelletieri, pero quien convirtió fue Guillermo Burdisso en contra de su propia valla a los 20 minutos del primer tiempo. Ya en el inicio del segundo tiempo, Burdisso bajó una pelota con la mano y Sergio Pezzotta cobró penal, y fue ahí cuando Sebastián Saja venció a Oscar Ustari para poner el 2 a 0.
Boca intentaba descontar con Juan Manuel “Burrito” Martínez, pero el remate dio en el palo y la jugada concluyó sin éxito para el equipo de Bianchi, el equipo más goleado del torneo con 28 tantos en contra y solo 11 a favor (una diferencia de -17).
Racing está en mitad de tabla con 23 puntos y visitará a All Boys en la próxima fecha, a pesar de no jugar por un objetivo concreto. Por el lado de Boca, la misión pasa por evitar el último puesto y buscará sumar de a tres ante Arsenal en la Bombonera.
Show de goles
El mejor tanto fue de Maxi Rodríguez, el segundo de su cuenta personal ante Unión. Ángel Correa, de San Lorenzo, tuvo una gran jugada individual, al estilo de Lio Messi, y puso el empate de su equipo ante Argentinos Juniors. Manuel Lanzini metió uno de los mejores goles de la fecha y uno de los más significativos, porque dejó a River prendido en la pelea por el título y a Independiente al borde del descenso. Jorge Ortíz también convirtió uno de los mejores tantos de la 17° fecha del Torneo Final con un remate de afuera del área y que entró por un ángulo.

Basta de Violencia
Dos partidos fueron suspendidos por incidentes en esta fecha: uno en La Plata entre Estudiantes y Lanús por la muerte de un hincha del “Grana”, y en Liniers entre Vélez Sarsfield y All Boys, que reanudarían el encuentro el miércoles y a puertas cerradas.
Desde .cero queremos recordar que esto es un juego y que las tribunas, lamentablemente, están llenas de delincuentes que mantienen varios dirigentes de clubes y la clase política. Basta, porque no podemos ir en familia a alentar al equipo de nuestros amores y porque llora la pelota. Simplemente, basta de violencia, basta de violentos, tanto barras como policías.
Fotos: Télam / Foto Racing: Baires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.