Con el verano europeo encima, se llenaron los centros turísticos y es una temporada exitosa por donde se la vea, luego de la pandemia y sus momentos más duros, donde el turismo cayó a números históricos.

El calor extremo provocó que turistas se volcaran a las playas más voluptuosas, lujosas y también a las de países más económicos para recorrer y conocer. Europa del Este es uno de los centros de búsqueda de viajeras y viajeros para pasar un buen verano que, por momentos, fue sofocante.

En un punto Europa se «cortó» y el conflicto ucranio-ruso puso un límite a la expansión del turismo, se aproxima el otoño y luego el invierno, que no solo en temperatura será bajo sino que el uso del gas será el centro de la cuestión.

En las últimas horas, la Unión Europea (UE) preparó un documento en conjunto con todos sus miembros para coincidir en la reducción del uso del gas en 15%, esto coincide con las acciones de Rusia de dejar de proveer gas a gran parte de Europa luego de las sanciones emitidas por muchos de estos países. En ese sentido, el primero en proclamar su negativa fue Polonia, que tiene el poder de veto en el bloque y que desató polémica por el tratado que se declaró.

La ola polar se aproxima a Europa y no es más ni menos que el impacto que podría llegar a tener el frio sobre un continente convulsionado por el conflicto entre Ucrania y Rusia, que empezará a sentir algunas de sus consecuencias, como lo será el cierre del «grifo» ruso para enviar gas que llega a Alemania y luego es redistribuido al resto de la región. En estos momentos, Europa no lo está sintiendo por el extremo clima caluroso que se está produciendo, pero el otoño será una prueba del resultado de las políticas de sanciones a Rusia.

En este sentido, el que tomó las riendas y salió a negociar energía y gas es el mandatario francés Emmanuel Macron, cuestionado por su acercamiento a un sospechoso de crímenes de lesa humanidad como lo es el príncipe saudí Muhammad Bin Salman, quien quedó envuelto en un brutal asesinato, como lo fue la del periodista turco Koshaggi. Macron necesita urgentemente hacer nexo con países que puedan brindarle gas no solo a Francia sino a toda Europa, y este acercamiento hizo que organizaciones de derechos humanos enciendan la alarma.

Así como se vio el relajamiento de Estados Unidos en relación a Venezuela y el pedido de negociar el petróleo, algo impensado hace unos años y que con el conflicto con Rusia fue creciendo, Europa también tomó acercamiento con naciones como las de Arabia Saudita o Azerbaiyán, Egipto y otros países alineados a gobiernos autoritarios, así como también del norte de África.

La actualidad del conflicto en Ucrania desató dos complicaciones: una a nivel de consumo de gas y otra a nivel alimenticia por los bloqueos que se dieron en la salida de los granos en la región costera de Ucrania. Sin embargo, en los últimos días algunos puertos se liberaron y con la intervención de Turquía como mediador con Rusia, los granos que estaban incautados fueron liberados y en los próximos días debería sentirse algún tipo de alivio. Está asegurado que Ucrania retoma su control sobre los puertos y es una buena noticia no solo a nivel de la economía ucraniana sino, también, es una puerta hacia algunas negociaciones y el fin de la guerra, siempre con intermediarios.

El invierno se avecina y, en un par de meses, el frío se empezará a sentir sobre todo en los países del este de Europa, y aquellos que tengan la llegada del gas afines a los gasoductos rusos serán los que más sufran estas consecuencias.

En líneas generales, no se vio venir esta situación o hay quienes pensaron que las duras sanciones contra Rusia afectarían a Vladimir Putin, quien sigue adelante con su plan y su invasión a Ucrania. El tablero de la geopolítica mundial está en constante movimiento y esta situación perjudicará sobre todo a las economías más débiles y las que más negociaciones realizaron con la Federación Rusa. El nuevo orden mundial está en marcha, son tiempos de inflación, falta de alimentos, producción en baja, conflictos bélicos y geopolítica a flor de piel, solo hay que ver cómo pasa el tiempo y hacia qué desafíos se encamina el mundo con miras a 2023.

Deja una respuesta