Viento helado

Pasaron unos instantes apenas, pero el tiempo parece haberse detenido porque la luminosa Rosario Bléfari dejó el mundo terrenal. Sí, ya no está aquí. Está en una dimensión en la que podrá leer esos libros que enlistó hace unos días, como aquellos que hay que leer después de morir. Su carrera le corrió a la […]