Finalmente, a pocos días del comienzo del Torneo de Primera División del fútbol argentino, el Estado llegó a un acuerdo con los canales de televisión que mostraron interés en transmitir los encuentros de los cinco clubes denominados «grandes».
Luego del reclamo de América, que anunció que iba a recurrir a la Justicia porque el Gobierno, a través del programa Fútbol para Todos que adquirió los derechos a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) por una cifra cercana a los 1.900 millones de pesos, no abrió una licitación para obtener los derechos televisivos de Boca Juniors, River Plate, Racing Club, Independiente y San Lorenzo de Almagro. Con un aporte aproximado al 10% del importe total, ahora todo se acordó entre las partes sin necesidad de hacer las cosas por la vía legal.
De esta forma, junto al canal América, Canal 13 y Telefé repartirán y tendrán rotación para los juegos en los que estos clubes participen, que no podrán exceder los tres partidos por fecha, mientras que los restantes se televisarán a través de la TV Pública.
Además, en el caso del Superclásico entre Boca Juniors y River Plate (que en este certamen se jugará en dos ocasiones), se llegó a un acuerdo para que se emita en simultáneo por los tres canales. Se logró iguales condiciones para los partidos por el título y los choques por el tercer y cuarto puesto.
Otro detalle no menor en cuanto al diseño de la televisación, es que ahora quedará bajo la responsabilidad de cada canal el seleccionar los relatores y comentaristas tanto como las artísticas, aunque la producción general continúa en poder de la empresa del Grupo Indalo: La Corte.
Asimismo, en el caso de la Copa Argentina, solo podrá verse mediante canales de aire la semifinal y la definición del campeonato, las instancias previas ahora serán trasmitidas por canales de cable. También se analiza por estos días la distribución de tres de las principales categorías del ascenso: la Primera B Nacional, la B Metropolitana y la Primera C, aunque los valores de los derechos (230 mil pesos por partido del Nacional y 130 mil de la B) hasta el momento implican un obstáculo para lograr la firma que ligue alguno de los canales deportivos con la AFA.