No será el campeón más vistoso, pero es el equipo de los milagros. Es el Atlético Mineiro de Ronaldinho, el conjunto que ganó la Copa Libertadores de América por primera vez en su historia.

Foto: EFE
Foto: EFE
El encuentro en la ida había terminado 2 a 0 a favor de Olimpia, con una demostración de juego ofensivo y lleno de chances de gol, pero sin concretar esas oportunidades para llegar con un poco más de aire a Belo Horizonte. El primer tiempo tuvo dos llegadas del equipo paraguayo de Ever Almeida y otras dos para los dirigidos por Cuca, aunque Dinho, Jo, Bernard y compañía tuvieron al menos 8 llegadas y mayor posesión de pelota. En la segunda etapa Mineiro salió a comerse a su rival y Jo puso el 1 a 0 cuando no se habían cumplido dos minutos de juego en el complemento, marcado por las llegadas con centros y los intentos en el arco del uruguayo Martín Silva, que evitó la caída del arco de Olimpia con atajadas que lo convirtieron en la figura del partido.
Gol JoJuan Manuel Salgueiro tuvo una oportunidad única para sellar la victoria y la cuarta Libertadores para Olimpia, pero no pudo concretar, igual que el delantero Juan Ferreyra, quien tuvo el triunfo en sus pies, porque Víctor había salido a cualquier parte, el atacante tenía la pelota servida y el arco libre, pero se resbaló y perdió la bola. A falta de tres minutos, uno de los tantos centros terminó con la igualdad de la serie del Mineiro por el cabezazo cruzado de Leonardo Silva, flotado, para que explote el estadio Independencia y Olimpia se sienta bien visitante, y más aún por haber desperdiciado las chances que tuvo.
El alargue fue duro, con jugadores lesionados, Bernard llegó a acalambrarse las dos piernas, ambos agotaron los tres cambios y el físico ya pasaba factura. Matías Giménez, el ex Tigre y Boca Juniors, entró para Olimpia, pero no se imaginaba que iba a ser protagonista de esta historia pocos minutos después.
Foto: EFE
Foto: EFE
La serie por penales arrancó con un papelón de Víctor, adelantado más de un metro para atajar el remate de Herminio Miranda. El árbitro colombiano Wilmar Roldán dijo: «No vi que el arquero se adelante, lo que vimos en la cancha fue muy claro”. Este referí está claramente equivocado y dejó seguir, en una actitud más que localista que mancha al juego. Mineiro no erró ninguno de sus intentos y Matías Giménez estrelló su remate en el travesaño y, así, el Mineiro ganó la primera Copa Libertadores de su historia. La definición desde los 12 pasos terminó por 4-3 a favor del equipo de “Dinho”, un jugador que logró el título que le faltaba: tiene una Champions, dos Ligas y dos Supercopas de España con el Barcelona y Scudetto del Calcio con el Milan de Italia. A esto se suman las conquistas con la Selección de Brasil, una Copa América en Bolivia 1999, el Mundial en Corea Japón 2002 y la Copa Confederaciones 2005. Simplemente, un crack.
Foto: AP
Foto: AP
Ronaldinho pide a gritos volver a la selección para hacer maravillas con Neymar y levantar la Copa del Mundo en su casa. Ahora irá por el Mundial de Clubes, ese que le fue esquivo con el Barcelona que no pudo contra el Inter de Porto Alegre y, tal vez en unos meses, lo veamos con esa copa en Marruecos y en un partido decisivo contra el Bayern Munich de Pep Guardiola.
El resumen del partido

El sexto en ganar Champions y Liberadores
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Ronaldinho se consagró con Atlético Mineiro en la Copa más importante de América y el mayor trofeo europeo en 2006 con Barcelona. Los otros cinco jugadores son Cafú, ganador de la Libertadores en 1992 y 1993 con el San Pablo de Telé Santana y en Europa con el Milan en 2007. Otros dos brasileños se coronaron con el equipo italiano y son Dida y Roque Junior en 2003, con el arquero campeón en 1997 con Cruzeiro y el defensor con Palmeiras en 1997.
¿Quiénes son los otros dos? Walter Samuel con la Copa que levantó Boca en 2000 y con el Inter en 2010, mientras que Carlos Tévez se quedó con la Libertadores de 2004 con el “Xeneize” y con la Champions de 2008.
Algunos números
Atlético Mineiro tuvo buenos números en el camino a la final, porque ganó 8 partidos, empató 2 y perdió 3, con 27 goles a favor y 18 en contra. En el partido decisivo fue superior a Olimpia en la estadística, porque tuvo 27 llegadas y al menos 11 tiros al arco contra 9 chances de su rival y con solo 4 oportunidades con destino de red.
Foto: AFP
Foto: AFP
El equipo de Brasil mantiene un invicto de 54 partidos como local.
Es el cuarto año consecutivo que hay un campeón de Brasil en la Copa Libertadores. Los otros tres equipos fueron Inter, Santos y Corinthians.

Deja una respuesta