En Berlín, Alemania, el Barcelona de España derrotó en la final de la UEFA Champions League 3 a 1 a la Juventus de Italia con goles de Ivan Rakitic, Luis Suárez y Neymar Jr., mientras que Álvaro Morata empató el tanteador de manera transitoria para el equipo italiano.
Si bien las caras visibles de la final eran Carlos Tevez y Leonel Messi, no fueron los jugadores más importantes del encuentro. El tridente ofensivo del Barcelona (Suárez, Messi y Neymar) gravitó en el partido, ya que cuando uno de los tres tomaba la pelota había posibilidades de gol tras el buen manejo del balón, la velocidad y el nivel que están atravesando. El uruguayo fue una de las figuras del encuentro, aguantó la marca, perdió muy pocas pelotas y anotó uno de los goles del partido.
El equipo de Luis Enrique, si bien no había arrancado un buen año y era cuestionado por los cruces con Messi, supo revertir la situación y en este 2015 ya se quedó con La Liga, la Copa del Rey y la UEFA Champions League. Para Leonel es la cuarta que gana y cinco son las que obtuvo el club español en su historia (1992, 2006, 2009, 2011 y la conseguida este fin de semana). Messi es, además, el argentino que suma más títulos en su carrera con 26.
El partido empezó con Juventus que salía a presionar al Barcelona y que quería jugar con la pelota en los pies, pero a los pocos minutos que comenzó el encuentro y tras un desnivel de los buenos jugadores del equipo español vino el gol de Rakitic. Javier Mascherano, uno de los argentinos presentes en el campo de juego, no era de los defensores más sólido en el club catalán.
Pasaba el partido y la Juventus confirmaba por qué estaba en la final y mostraba cómo podía lastimar a su rival. También debemos reconocer que ambas defensas no jugaban su mejor partido y, por todo eso, el primer tiempo terminaba con un resultado parcial de 1 a 0.
Caía la noche en Berlín y comenzaba el segundo periodo con Juventus que salió a buscar el empate y, a los 10 minutos, tras el disparo de media vuelta de Tevez y el arquero Ter Stegen dejar el rebote en el área, Morata marcó el empate. Pasaban los minutos y con la igualdad el club italiano se agrandaba. Bacelona demostraba el buen juego que lo caracteriza y en eso muchas individualidades se hicieron presente, lo que provocó que tras una buena jugaba de Messi en los últimos metros y un rebote que dio Gianluigi Buffon, llegue el gol de Suárez. El partido se terminaba y el árbitro turco agregó 5 minutos de juego y, cuando esos minutos se consumían, Neymar le dio la victoria definitiva a su equipo marcando el 3 a 1.
El buen juego del equipo catalán y gran nivel de sus tres delanteros fue uno de los puntos más sobresalientes del plantel blaugrana, entre los tres delanteros marcaron 122 goles esta temporada, que los convirtió en una de las ofensivas más importantes en la historia del club.