Ciervos Pampas es el primer equipo de rugby con diversidad sexual en Latinoamérica y trabajan para la inclusión de las personas y contra la discriminación.

Sus inicios datan del año 2012, cuando se conformaron como equipo de rugby a través de la Asociación Deportiva Amateur por la Inclusión (ADAPLI). Para conocerlos más entrevistamos a Caio Pareda, director del equipo Ciervos Pampas Rugby Club.

Caio cuenta que al comienzo “se llamaban Pampas pero se confundía con otro equipo, Pampas 15, entonces buscamos un animal autóctono argentino y surgió el ciervo de la Pampa. El ciervo tiene un significado muy interesante por cómo se defiende y ataca, cómo se posiciona para atacar, entonces al ver la fuerza y la resistencia del ciervo nos bautizamos Ciervos Pampas”.

¿Cómo se dio el crecimiento?

“Durante mucho tiempo entrenamos en plazas públicas. De a poco fuimos consolidando el equipo y tenemos entrenamientos más estables. Hace casi un año empezamos a entrenar miércoles y viernes en el polideportivo del Parque Avellaneda de 20 a 22 horas. Además, desde el año 2016 participamos del Torneo Empresarial de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA).”

¿Cómo era el recibimiento de los otros equipos?

“Al principio era raro porque no nos conocían. No podían entender por qué hace falta un equipo de diversidad sexual, nos respondían ‘si acá son todos iguales’ y nuestra respuesta es que no somos todos iguales, porque si el primer insulto que recibimos en la cancha o la palabra que se utiliza para insultar es ‘puto’, significa que nosotros no somos todos iguales. Entonces la reacción era rara, porque no se entendía quiénes éramos nosotros y obviamente estaba la homofobia que todavía existe en algunas partes, de cuerpos o posturas no hegemónicas ocupando un espacio en un deporte en donde a través de la disciplina muchas veces lo que se genera es la repetición de estereotipos hegemónicos de posturas corporales o de un tipo de masculinidad de posturas deportivas, y nosotros existimos justamente para decir que no todo es así y exigiendo que la diversidad esté en todos lados. En este caso en este deporte, que es el rugby.”

¿Cómo viven la competencia en el torneo?

“Hace tres años empezamos a participar del Torneo Empresarial donde competimos con trece equipos por año, donde nosotros pudimos contactarnos con distintos tipos de equipos, desde empresas, por ejemplo con el equipo del Sindicato de Camioneros, una diversidad muy interesante donde nosotros fuimos a ocupar un espacio pasito a pasito.”

¿De qué trata el proyecto de escuela de Derechos Humanos?

“Tenemos una escuela para nuestros jugadores en la que realizamos reuniones abiertas, donde reflexionamos acerca de la realidad social. Nuestra propuesta es de un deporte libre de discriminación y violencia. Entendemos que la libre expresión de la diversidad sexual y del género es un derecho. Nosotros decimos que si la homofobia y transfobia no existieran nosotros no existiríamos. Nosotros ocupamos, resistimos y transformamos los espacios donde estamos, especialmente en el deporte, en este caso en el rugby.”

Tienen una invitación para viajar a Brasil a otra competencia y están haciendo una gran campaña para conseguir el apoyo de la gente, ¿de qué trata?

“Estamos muy contentos, fuimos invitados por Tamandúas Bandeira, el primer equipo de diversidad sexual de Brasil, en Sao Paulo. Tamandúa es el oso hormiguero, que también es un animal autóctono brasilero. Ellos nos invitaron para jugar un partido amistoso en el marco de lo que es la marcha del orgullo LGBT en la ciudad de Sao Paulo, que es la marcha más convocante del mundo con tres millones de personas. Entonces nosotros asumimos el desafío de la invitación y en especial en el contexto político y social que atraviesa la región, así que justamente estar allá ese fin de semana es responder a nuestra misión como organización, colectivo.

Por ese motivo, estamos realizando distintas actividades para recaudar dinero, vendemos rifas, hacemos fiestas y estamos haciendo una campaña en una página virtual para recibir donaciones para que podamos recolectar el dinero que necesitamos para comprar los pasajes.”

Si querés colaborar con Ciervos Pampas, podés ingresar al siguiente link.

Ciervos Pampas ve al rugby como la herramienta para enfrentar la homofobia y la discriminación hacia la diversidad sexual, y vos también podés ser parte.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.