La noche del lunes 9 de septiembre, en Boris Club se presenta este joven trío de rock/pop con mucha magia y sorpresas al presentar su tercer disco “Mil nuevas formas”.
cineramaBanda itinerante, como en el comienzo de muchas otras, pero con una peculiaridad. “Primero se llamó Enero, que fue el primer intento por formar esa banda e igual no quedó nadie de esa primera formación”, cuenta Santiago Barrio (cantante, guitarrista y pianista). Luego amplía: “Después me enteré que había una banda que se llamaba igual, así que me puse a buscar nombre. Y con el baterista de ese momento empezamos a buscar nombres que tengan algún sentido. A mí me gustaban esos nombres como Television o Radiohead, radio, televisión… quería algo que fuera popular y, a su vez, musical.
Guillermo Valentini, bajista y coros, se asoma para agregar que “quería que suene medio retro”. Y Santiago asiente, “claro, como Arte Pop. Me quedé con la palabra cine, buscaba algo que tuviera cine y yo decía: Súper Cine” (risas). Pero el batero tiró Cinerama por ser fanático de Charly (García), como yo. Lo sacó de una frase de “Canción de Hollywood” de Serú Girán: “Es el fin del infinito cinerama…”, y dije buenísimo, vamos con Cinerama. Lo empecé a repetir y me fijé que no lo tenga nadie registrado, porque yo ya lo estaba pensando muy en serio y no quería poner un nombre que lo tuviera otro…”
Otra vez pasar por eso, no…
Claro, registré la marca y recién en 2004 comenzó como banda Cinerama.
Ya constituida la banda, hubo que sortear algunos cambios hasta llegar a la formación actual: “Del 2007 al 2010 hay un par de cambios de bateristas, es el karma de muchas bandas, en realidad. El segundo disco, “Lo único que importa” (2010), ya tuvo otra formación. Y para antes del tercer disco, por suerte, tenemos la formación definitiva con Demian (Pazos) en batería, Guille (Valentini) en bajo y coros, y yo (Santiago Barrio) en voz, guitarra y teclados”.
¿Cómo se conocieron?
G La verdad que los conocí por Internet…
bandaS En realidad entró Mariano (Meyer) a la banda, que estuvo y se fue. Fue como una posta Mariano, en algún punto. Fue un cambio necesario. En 2009 se fue el guitarrista. O, mejor dicho, dio medio paso al costado y yo lo forcé a que diera el otro. Y entró Mariano, que era un poco el que me daba energía para continuar y lo encuentra a Guille por internet. Probamos un montón de bajistas…
G Y fui el mejor (risas).
S Igual, con Mariano estábamos muy seguros y la banda es como que seguía. Faltaba bajista pero estábamos ahí siempre. Teníamos un show en dos meses pero no importaba, ya iba a aparecer bajista. Y apareció Guille, y a Demian lo trajo Mariano también, que tocaba en su anterior banda con él. Estábamos entre él y un baterista que había estado unos meses en Cinerama al principio, y quedó Demian. Después Mariano se fue por temas personales. No hubo pelea ni nada. Y quedamos en trío como estamos ahora. En el disco ves que hay cuatro, pero somos tres.
Guillermo, ¿ya los habías escuchado desde antes de estar con ellos?
G Sí, me acuerdo que los había visto en un Roxy, en una Fiesta Clandestina, creo que era. Luego, los conocí cuando me contacté para tocar con ellos.
S Entraste medio fan.
G Sí, entré medio fan…
S Pero está bien, está bueno eso. Porque nosotros hemos tocado con gente que, repito nunca hubo peleas fuertes ni nada, pero que no se ponía la camiseta de la banda. A partir de que entran ellos, que estaban muy enganchados, se conformó Cinerama. En un principio estaba yo solo empujando como dijo Guille una vez en una nota, remando en dulce de leche, ¡que en mi vida había escuchado esa frase!
¿Cambió algo el estilo de Cinerama desde el comienzo hasta hoy? ¿Se notan los cambios de músicos en la melodía de la banda?
bataS Sí, yo creo que hay diferencia. Vas creciendo, vas aprendiendo un montón de cosas de producción, arreglos y composición. Pero, más que nada, vas mejorando como músico con el tiempo.
G Yo, tal vez, al entrar como espectador en un principio antes de ser de la banda. Se nota eso. En la producción me parece, porque en el tema de la composición tienen más o menos toda la misma impronta, aunque en este último disco se nota que es más variado.
Tres son los discos de este talentoso trío y cada uno tiene una historia particular
El primer disco “Ahora o nunca” lo realizaron con la supervisión de Zeta Bosio, ¿cómo fue eso?
Estaba trabajando con gente que nos quería producir, ejecutivamente hablando, y manejaban un par de nombres como el de Juanchi Baleirón, y al final quedó el de Zeta. Así que no fue que yo lo fui a buscar a él ni nada. Finalmente, durante toda la grabación estuvimos con Zeta, grabamos en un estudio de Chacarita. Se retrasaba un poco la mezcla porque en ese momento ya había rumores que volvía Soda Stereo. En 2006 se empezaba a hablar eso y el flaco estaba con mil cosas. Lo retrasó, lo retrasó, hasta que en un momento lo agarré con la ansiedad de sacar nuestro primer disco. No quería esperar un año más, así que busqué otros productores: Nico Pose y More Morelo, que produjeron a Fabi Cantilo y músicos así, de ese estilo. Cerré con ellos para mezclar el disco por Zona Norte. Salió semi independiente, a través del sello ND Discos, fue de palabra. No hubo un contrato y quedamos medio solos. Como que arrancamos solos.
Conocer a Zeta Bosio y lograr finalmente el primer disco, ¿tuvo que ver con haber participado del Bombardeo del Demo?
No, nada que ver. Después de sacar el disco se lo hicimos llegar a un montón de gente en el 2007, y le llegó a la gente del Bombardeo. Ellos se coparon con el tema “El momento es ahora”, que tuvo mucha repercusión como tema y como video. Hasta llegó a MuchMusic en 2006/2007. Y para ser un disco o una banda independiente, tuvo un muy buen arranque.

Pero su cruce con Zeta Bosio no fue la única vez con la que estos jóvenes se encontraron con gente del ambiente
El segundo disco, “Lo único que importa”, tiene el aval de Boby Flores
Lo que pasa es que el primer disco lo repartimos por todos lados y le llegó a Boby, y nosotros nos enteramos por amigos. “Che, escuché una nota de Boby en no sé dónde que hablaba de Cinerama”, y yo decía que no, debe ser un Cinerama de Inglaterra (risas). Porque no sabía que le había llegado el disco a él. Y después lo escuché por otro lado y dije, “no, pará” y lo contacté a través de un primo. Cuando me enteré que en verdad le gustaba la banda, lo llamé y le dije “Che, Boby, gracias por las menciones que nos hiciste por el disco, soy el cantante de Cinerama y te quería agradecer…” y él me dice “No, gracias a vos por acercarme el material, me gustó mucho…”. Entré en razones que al flaco le gustó en serio el disco, entonces cuando estábamos sacando el segundo le pedí si quería escribir algunas palabras para la contracara del disco. Y lo hizo por mail, como lo hizo Charly a principios de los ‘90 en el que Sergio Marchi (periodista de rock) le escribió el prólogo, y se me ocurrió por ese lado. No vi muchos discos con prólogo, es más de los libros eso. Pero aproveché como carta de recomendación.
santiEste último disco, “Mil nuevas formas”, lo hicieron de manera independiente, en su propio estudio
Sí, tenemos buenos micrófonos, una buena consola, una buena compu. Y pudimos grabar, si bien no es un estudio recontra profesional, se pudo grabar. De hecho, el segundo disco también se pudo grabar ahí, mezclado en otro estudio, pero el tercero está hecho íntegramente en nuestro estudio que es nuestra sala de ensayo también, que está re bueno eso. Podés experimentar mucho más.
Permiten desde su página que la gente se pueda descargar gratuitamente todos sus discos. Están a favor de esta polémica medida…
S Es medio polémico el tema. La idea es darnos a conocer a la mayor cantidad de gente posible. Desde nuestra generación para abajo, yo creo que no se compra nadie un disco, sinceramente. Que te diga lo que quiera la gente de las discográficas, se venden discos pero cada vez menos. La gente de nuestra generación no está acostumbrada a comprar discos. Quizás en unos años se acostumbren a bajar discos legalmente. Pero estamos en una transición y no quiero quedar en el medio de esa transición vendiendo discos. Prefiero decirles: “Bajate el disco, escuchalo y vení a los shows”. Igual, en los shows vendemos los discos.
G Es también una carta de presentación, ¿no?
S Es la obra.
G Siempre que nos cruzamos con alguien le damos el disco. Es una carta de presentación un poco cara (risas), pero es un gusto para nosotros.
S Pero hoy está la página para que se bajen los tres discos de manera gratuita…
¿Están a favor que haya una ley para que se regulen las bajadas de los discos, que sea en términos legales, que les paguen por bajar discos? ¿Se sienten más protegidos los músicos?
bajoS No estoy al tanto de cómo es la ley, tendría que leerla. Pero, en definitiva, estamos todos de acuerdo, creo, que estemos todos los músicos protegidos por una ley, poder vivir de la música. Repito, no la leí pero seguro que voy a estar a favor de una ley que nos convenga.
¿Cómo se preparan para este show?
S El 9 a las 9. Estamos preparando una lista de temas nuevos que venimos tocando, y un piano de cola muy lindo que hay en el lugar, que lo pude probar hace unos días, nuevito. Estamos preparando un set para eso.
G Además revivimos algunos temas viejos que a veces no podemos hacer por no acceder al piano. Estrenamos el videoclip “Haceme sentir” en el que participa Walter Piancioli de Los Tipitos, lo vamos a proyectar en HD.

Entonces hacen shows audiovisuales
S Sí, los hacemos nosotros y con gente que nos ayuda. Acompañamos los shows con visuales siempre que se pueda, que el lugar lo permita y esté preparado. Somos Cinerama, tenemos que hacer honor al nombre.
Cinerama se presenta este lunes 9 de septiembre a las 21 horass en Boris Club (Gorriti 5568, Palermo) con su tercer disco: “Mil nuevas formas”, además de la exhibición del videoclip “Haceme sentir”. Entradas en TuEntrada.com y en boleterías.