Pese a la dolorosa eliminación de Argentina en manos de Brasil, la Copa Mundial de Baloncesto sigue su camino y ya entró en la recta final para coronar al campeón de la disciplina.
Este miércoles se cerró la etapa de cuartos de final y los cuatro seleccionados semifinalistas son, sin lugar a dudas, los mejores del planeta.
En primer turno, el día martes, Estados Unidos aplastó (una vez más y van…) a Eslovenia por 119 a 76 y se perfila como el principal candidato a llevarse el título. En simultáneo a este partido, Lituania dejó en el camino a Turquía por un cerrado 73-61 y, con este resultado, lituanos y norteamericanos pelearán mano a mano uno de los lugares en la final el domingo.
La otra llave estaba conformada por Serbia-Brasil y Francia ante el local, España. Los primeros eliminaron al último participante de Sudamérica por un categórico 84 a 56 y los galos dieron el batacazo y sacaron de la competencia al anfitrión por 65-52. De esta manera, Francia se verá las caras ante Serbia este viernes para luchar por ser finalista el fin de semana.
En cuanto a los marcadores de los cuartos de final, llama la atención el bajo goleo en todos los encuentros (con la excepción del combinado de Estados Unidos) y lo parejo que se dieron los enfrentamientos, lo que habla a las claras del nivel de todos los seleccionados. Además, vale recordar que dos de los semifinalistas en España (Estados Unidos, campeón, y Lituania, tercero) tuvieron su podio en el último mundial jugado en Turquía en el año 2010 y que el defensor del título busca lograr el bicampeonato de manera consecutiva, hecho que solo ostenta Brasil con los logros de 1959 y 1963 en Santiago de Chile y Río de Janeiro, respectivamente.