La cantidad de casos confirmados de coronavirus en el mundo llegó al millón, mientras que la cifra de muertos ya alcanzó este jueves los 50.230. Alrededor del mundo, los gobiernos emplean diferentes estrategias para neutralizar el brote. Te contamos la situación actual de algunas regiones.

Tokio

El gobernador de Tokio, Yuriko Koike, junto con autoridades de otros municipios vecinos confirmó este jueves 97 nuevos casos de coronavirus en esa ciudad, el mayor número por día en la capital desde que comenzó la crisis sanitaria que en todo Japón ya registra cerca de 3.000 muertes, 2.384 contagios y 68 muertos. A partir de este viernes 3 de abril, Japón exigirá a todos los viajeros llegados fuera del país que hagan una cuarentena de dos semanas como medida para combatir la propagación del brote.

Además, será la fecha de entrada en vigor del veto migratorio que Japón anunció esta semana para 49 países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Corea del Sur, Ecuador, República Dominicana, Chile, Panamá, Brasil, Bolivia y Reino Unido. No se permitirá la entrada a su territorio a ninguna persona no japonesa que haya estado en esos territorios en las dos semanas previas a su llegada. La medida ya estaba en vigor para otros países, entre los que se incluyen España, Italia, Alemania, Francia, Australia e Irán, ampliando a 73 los países sobre los que pesa esta medida.

Japón registra hasta el momento unos 3.000 casos positivos y 68 fallecidos en el país, incluidos 712 casos y 11 muertes vinculadas al crucero Diamond Princess.

Irán

Irán superó este jueves los 50.000 casos de coronavirus, de los cuales 3.160 fallecieron, desde que se diagnosticaron los primeros hace seis semanas en el país. Con la intención de frenar la propagación de la pandemia, las autoridades iraníes cerraron las escuelas y universidades en febrero pasado, al poco tiempo de detectarse las primeras transmisiones. Posteriormente, fueron tomando más medidas de restricción como la cancelación de eventos culturales, deportivos y religiosos y, más recientemente, se prohibieron los viajes entre ciudades y fueron cerrados todos los comercios no esenciales.

Irán está produciendo a nivel interno desde mascarillas y trajes protectores para los sanitarios a ventiladores y kits de diagnóstico de coronavirus. Las medidas restrictivas se extenderán, por ahora, hasta el 8 de abril y el próximo domingo la Sede Nacional para la Gestión y Lucha contra el Coronavirus decidirá si se extiende su implementación o no.

Filipinas

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a las fuerzas de seguridad «disparar a matar» contra quienes violen restricciones de circulación para ralentizar el avance del coronavirus, luego de una protesta en reclamo de ayuda al Gobierno por la imposibilidad de trabajar. Defensores de derechos humanos y grupos civiles denunciaron este jueves las palabras del presidente, que se regaron rápidamente por las redes sociales, donde la etiqueta #OustDuterte («Fuera Duterte») es tendencia desde la noche del miércoles.

«Estamos seriamente alarmados de las palabras del presidente, que se traducirán en formas peores y más brutales de violaciones de los derechos humanos, represión y violencia estatal en los próximos días», lamentó la organización de derechos humanos Karapatan. En Filipinas se detectaron 2.633 casos de COVID-19 de los cuales 107 son víctimas fatales y 51 se recuperaron, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Bélgica

El número de muertos por coronavirus en Bélgica superó los 1.000 y los casos positivos ya son más de 15.000, informó este jueves el virólogo y portavoz del equipo interfederal belga contra el coronavirus, Emmanuel André. El fin de semana pasado, Bélgica extendió otras dos semanas la cuarentena obligatoria que había decretado el 17 de marzo para contener la propagación del coronavirus. Al igual que en Italia, España, Francia y otros países europeos, las únicas salidas permitidas serán para ir al médico, a determinados comercios como supermercados o para hacer deporte al aire libre. Bélgica también cerró restaurantes, bares, discotecas y canceló actividades recreativas, deportivas y culturales, así como suspendió las clases en escuelas.

Portugal

El gobierno de Portugal extendió este jueves el estado de emergencia en el país, implementado el 19 de marzo pasado, por dos semanas con la intención de frenar la propagación del coronavirus y habilita la convocatoria de personal de la salud. Cuando se cumple un mes del primer caso detectado en el país, el registro oficial de la Dirección General de Salud anuncia que en las últimas 24 horas se registraron 22 muertes más, con lo que asciende a 209 el número de fallecidos y 783 nuevos casos positivos, hasta llegar a los 9.034 casos.

Las nuevas medidas, que se extenderán hasta el 17 de abril, amplían incluso las restricciones iniciales y le permitirán a las autoridades convocar al personal de salud de las residencias geriátricas así como enviar a hoteles a los ancianos para preservar su salud. Como medidas de seguridad, el gobierno repartió, a través del Ejercito, comida a la población sin techo y regularizó a todos los inmigrantes que hubieran solicitado permiso de residencia con el fin de garantizar el acceso a la seguridad social y a la sanidad.

Rusia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró este jueves como no laborables todos los días del mes de abril como una medida para contener la expansión del coronavirus. Según los últimos datos, en Rusia se diagnosticaron 3.548 casos de COVID-19, de los que 2.475 se registraron en Moscú, donde se produjeron 19 de los 30 fallecimientos por coronavirus registrados en todo el país. Putin indicó que, dependiendo del desarrollo de la situación, el período de días no laborables podría modificarse e incluso reducirse.

Alemania

La cifra de casos confirmados de coronavirus en Alemania ascendió a 73.522, después de que en las últimas 24 horas se detectaran 6.156 nuevos casos, mientras que el número de muertos es de 872. Esta información fue brindada por el Instituto Robert Koch, el centro de epidemiología de Alemania. En tanto, un hospital de Munich, en la sureña Baviera, y una clínica de Potsdam, en el norteño Brandeburgo, se vieron obligados a suspender su actividad normal debido al elevado número de infectados entre sus pacientes y empleados.

Los gobiernos federal y de los 16 Estados federados decidieron el miércoles prorrogar hasta el final de Semana Santa las restricciones de la vida pública y la actividad comercial acordadas el pasado 22 de marzo con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus.

Berlín recomienda quedarse en casa, pero no prohíbe salir, por ejemplo, a hacer deporte o tomar el aire fresco. Se puede salir como máximo de dos en dos, salvo las familias, que pueden ir en grupos mayores, siempre que se mantenga una distancia mínima de un metro y medio. Las escuelas y los comercios permanecen cerrados. Esas son las reglas generales y después cada Estado federado aplica sus propias medidas. Está previsto que la canciller y los jefes de gobierno regionales vuelvan a analizar la situación el 19 de abril, finalizadas las vacaciones escolares de Semana Santa.

Grecia

Funcionarios de salud griegos pusieron en cuarentena a más de 2.000 personas del campamento de refugiados y migrantes de Ritsona, ubicado al noreste de la capital Atenas, luego que 20 de sus residentes dieran positivo por coronavirus.

Grecia tiene registrados hasta ahora 51 muertes y 1.415 infectados por la pandemia. El primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, impuso la semana pasada medidas para evitar la propagación del brote. Desde el pasado lunes 23 de marzo solo pueden circular quienes van a su trabajo, al médico o a la casa de una persona que necesita ayuda, aquellos que van a comprar alimentos o medicamentos, o pasean a su mascota o hacen ejercicio sola o con otra persona. La policía empezó a controlar a los ciudadanos, quienes deben llevar un documento firmado donde declaran el motivo de su salida, junto a su documento de identidad. Las infracciones tienen una multa de 150 euros.

Israel

El ministro de Salud de Israel, Yaakov Litzman, y su esposa contrajeron coronavirus y quedaron aislados. El primer ministro, Benjamin Netanyahu, este jueves emitió un mensaje al país para anunciar nuevas medidas para combatir la propagación de la pandemia.

El gobierno israelí aumentó las restricciones a la circulación de personas, obligó a todos a usar barbijos en público y aisló un barrio ultraortodoxo en el este de Tel Aviv para intentar frenar la transmisión del coronavirus. El mismo día que el gobierno anunció que los casos superaban los 6.000 y los muertos eran 26, Netanyahu ordenó aumentar las medidas de precaución: prohibió las reuniones, incluso para rezar, y limitó las salidas a la calle de cada hogar a dos personas por vez.

A mediados de marzo, el Ejecutivo ordenó el cierre de bares, restaurantes y lugares de ocio, colegios y limitó los encuentros a una concentración máxima de 10 personas, además de prohibir la entrada de turistas o extranjeros que no tengan una residencia en el país en la que pasar una cuarentena de 14 días a su llegada, como tienen que hacer también los israelíes que regresen al país.

Estados Unidos

Estados Unidos superó este jueves las 5.000 muertes por coronavirus, la enfermedad que en apenas un mes se convirtió en la tercera causa de decesos en el país, un día después de sobrepasar los 200.000 casos y en medio de la tensión entre el presidente Donald Trump y varios gobernadores por su gestión de la crisis.

El Estado de New York sigue siendo el epicentro del brote nacional, con más de 84.000 casos y más de 2.200 muertes y, dentro del mismo, la zona más afectada es la ciudad de New York, con más de 47.000 infectados y 1.370 decesos.

Pese al avance de la enfermedad y a que la Casa Blanca dijo que espera por lo menos 100.000 muertos en Estados Unidos por el coronavirus, el republicano Trump sigue resistiendo llamados a decretar una cuarentena nacional que, por ejemplo, prohíba los viajes entre Estados.

Asimismo, el mandatario dijo que la paralización de la economía con una cuarentena nacional podría ser más perjudicial que el impacto del virus en la salud pública. Pese a la negativa de Trump, 40 de los 50 Estados del país y muchos de ellos con gobernadores republicanos, ya ordenaron o recomendaron confinamientos en los hogares y teletrabajo, además de cerrar bares, restaurantes y otros comercios y de suspender clases en colegios y universidades.

Según las proyecciones estadísticas presentadas por la Casa Blanca, entre 100.000 y 240.000 personas morirán de coronavirus en Estados Unidos incluso si se cumple a rajatabla con las normativas o recomendaciones de aislamiento. Si no se cumple con ellas, los muertos serán entre 1,5 y 2,2 millones de personas, según anticipó la Casa Blanca.

Vaticano

El Vaticano informó este jueves de un séptimo caso de coronavirus y la prórroga de la suspensión de la actividad judicial, mientras que el papa Francisco pidió «cercanía» con los sin techo en estos «días de dolor y tristeza» por la pandemia. Entre los siete casos registrados hasta ahora, solo uno trabaja y vive en el Vaticano, mientras que otros cinco son empleados de distintas oficinas y el sexto es una persona que acudió a uno de los refugios que ofrece la Santa Sede a aquellos en situación de calle.

El Papa decidió también la prórroga de la suspensión de la actividad judicial dentro del Vaticano, prevista originalmente hasta el 3 de abril, y que se mantendrá hasta el 4 de mayo. Esta decisión está en línea con la del gobierno italiano de extender la suspensión de actividades hasta el 13 de abril.

Italia

Mientras el gobierno espera superar el pico de casos positivos para iniciar una «fase de convivencia» con el coronavirus, Italia informó este jueves un nuevo descenso en los casos positivos de COVID-19 y una leve suba de los fallecimientos. Los números, si bien marcan una leve suba en las víctimas frente a las 727 informadas el miércoles, confirman la tendencia de una lenta disminución de la propagación. En este marco, el premier Giuseppe Conte planteó la idea de una fase de «convivencia» con el virus una vez que empiecen a bajar los nuevos contagios.

El miércoles, Conte anunció que mantendrá hasta el 13 de abril las restricciones que buscan frenar el coronavirus, aunque dejó también en claro que el levantamiento de las medidas dependerá exclusivamente de lo que decida el comité técnico-científico que asesora al gobierno. Agregó que las medidas restrictivas, que incluyen desde la suspensión de clases hasta la prohibición de desplazamiento entre regiones, deberán levantarse de forma gradual.

Además, este miércoles el Ministerio del Interior publicó una circular que habilitó los paseos de padres e hijos menores de edad, una medida que generó una fuerte disputa entre el gobierno central y las regiones más golpeadas por la pandemia. Luego de esa etapa, que según el diario Corriere implicaría una apertura escalonada de industrias y comercios, dejando para el final a discotecas y espectáculos públicos, el país podría entrar a «una nueva fase, de reconstrucción».

India

La India sobrepasó este jueves los 2.000 casos confirmados de COVID-19, entre los que se cuentan 53 muertes, mientras las autoridades del país advirtieron que el número podría dispararse debido a un evento religioso que se convirtió en un foco en el país.

El gobierno de India declaró el pasado 25 de marzo un confinamiento total de la población durante 21 días, después de cerrar progresivamente sus fronteras ante el aumento mundial de casos de coronavirus. «Bajo la dirección del ministro del Interior, Amit Shah, el Ministerio del Interior ha puesto en una lista negra a 960 extranjeros, presentes en la India con visados de turista», por su participación en el evento religioso en Nueva Delhi.