La Zona 1 de la Primera Nacional comenzó complicada, ya que a los denominados grandes se les dificultó bastante el inicio de la temporada.

Belgrano ante Tigre era el partido de la fecha. Ambos clubes se reforzaron con la intención de volver a Primera División con dos de los presupuestos más caros que tiene la categoría. El «Pirata» hizo un gran primer tiempo en el que se fue ganando 1 a 0 con el debut del entrenador Alejandro Orfila en el banco. La segunda parte no fue la mejor para el celeste, y el «Matador» lo tuvo contra su propio arco. Lo llegó a empatar, pero luego por una ingenuidad del experimentado Sebastián Prediger, que fue al piso en el área y se llevó puesto al rival, Pablo Vegetti desde el punto penal puso el 2 a 1 final.

Al igual que en la otra zona, los recién ascendidos demostraron que están para dar batalla. En primer lugar, Almirante Brown no dejó jugar a Estudiantes de Buenos Aires, uno de los protagonistas de la temporada pasada. La «Fragata», con un equipo que mezcla experiencia y juventud, ganó 2 a 1 pero la diferencia pudo haber sido mayor. Por otro lado, Deportivo Maipú rescató un empate sobre la hora en Córdoba contra Estudiantes de Río Cuarto, equipo que perdió las dos finales por ascensos en el campeonato anterior.

Por otra parte, Nueva Chicago continúa decepcionando. Esta vez perdió de local 2 a 1 contra Mitre de Santiago del Estero. Lo más preocupante, más allá del resultado, es la falta de juego que presentó el equipo de Mataderos, que parecía no haber entrenado en la semana. Otra «tristeza» de la fecha fue el pobre empate de San Martín de Tucumán y Alvarado por 0 a 0 en La Ciudadela. El «Santo» fue otro que no mostró buen nivel de juego y los marplatense hicieron su negocio.

Finalmente, Gimnasia y Esgrima de Mendoza le ganó 2 a 0 a Agropecuario, Quilmes triunfó 1 a 0 en su visita a Deportivo Riestra y el clásico de la fecha fue para Atlanta por 1 a 0 frente a Chacarita Juniors con gol de Ignacio Colombini en el primer tiempo.