Argentina se convirtió en finalista de la Copa América mediante la serie de penales ante Colombia, tras igualar 1-1 en tiempo reglamentario. En la noche del martes en el Estadio Mané Garrincha en Brasilia, Emiliano Martínez se erigió en el futbolista más destacado del partido al haber detenido 3 de los disparos desde los doce pasos.

A los 4 minutos, Argentina encendió las primeras alarmas en el fondo colombiano cuando una gran jugada individual de Lionel Messi terminó con el centro desde la derecha para Nicolás González, quien cabeceó el balón al palo más lejano de David Ospina, aunque sin resultado positivo para los dirigidos por Lionel Scaloni.

Inmediatamente después, un pase profundo de Giovani Lo Celso hacia Messi tuvo al astro como protagonista, que no pudo definir y por eso giró y asistió a Lautaro Martínez hacia el centro del área para abrir el marcador con un toque cruzado que fue imposible para el golero colombiano. Apenas anotado el gol argentino, Emiliano Martínez tuvo que intervenir para evitar la igualdad. No sería una noche más para «Dibu».

Los minutos siguientes fueron de imprecisión en ambos bandos, aunque inicialmente Argentina mantuvo la posesión de pelota y, como consecuencia de esto, las iniciativas ofensivas. Físicamente, los «Cafeteros» tenían supremacía por sobre el plantel albiceleste, y esto les posibilitó ganar terreno en base al ímpetu y la disputa del esférico en el mano a mano. Como consecuencia de esta tónica, además de la búsqueda de empardar el score, Wilmar Barrios recibió un rebote fuera del área y probó, pero el lanzamiento golpeó en el palo. En la jugada siguiente fue Yerry Mina quien intentó, pero el cabezazo impactó en el travesaño y salió desviado.

Al cierre del primer tiempo, Nicolás González pudo estirar la ventaja tras un tiro de esquina desde la izquierda de Messi, pero el testazo fue contenido en la línea por Ospina, que envió la redonda sobre el larguero. De esta forma, la etapa inicial concluía con un encuentro parejo, en el que Argentina repitió la fórmula habitual: presión intensa en la salida rival, gol tempranero y posterior cesión de pelota.

En el reinicio de las acciones, Colombia movió el banco de relevos y puso tres jugadores en cancha con «buen pie» para hacerse dueño del partido, Luis Díaz probó un disparo que detuvo «Dibu» Martínez (sin mayor riesgo) y Frank Fabra metió un planchazo sobre Messi. Esto último vale como breve descripción de lo que sucedió en los minutos sucesivos del complemento: cortes permanentes del juego con faltas y golpes de un lado y del otro.

Colombia acrecentaba su dominio del encuentro (con 54% de posesión) y por eso mereció el 1-1 con un pase filtrado por la banda izquierda de su ataque hacia Luis Díaz, que se metió en el área, acomodó el cuerpo y abrió el ángulo de trayectoria del esférico para que se le meta en el segundo palo de Martínez a los 62′.

Luego del gol colombiano, Argentina volvió a disputar la tenencia de balón y, con el ingreso de Ángel Di María, recuperó algo de su identidad para intentar torcer una historia que hasta el momento se mostraba esquiva. A los 73′ y de manera insólita, entre Di María y Lautaro Martínez desperdiciaron una chance increíble cada uno para ponerse arriba en el marcador, pero ambos tomaron malas decisiones frente al arco contrario.

A los 81 minutos, Messi (con el tobillo sangrando desde el foul de Fabra) recibió un pase incisivo de Di María y rotó sobre su eje para rematar, pero el disparo pegó en el poste. Así, los comandados por Scaloni padecieron el partido y cedieron terreno y espacios en la mayor parte de la noche en Brasilia, por eso el finalista se decidió a través de penales. Por el lado de Colombia, pese a la superioridad futbolística, no encontró variantes para llevarse el triunfo y tuvo que llegar a instancias definitorias desde los doce pasos.

En primer turno ejecutó Juan Cuadrado, quien fulminó con un derechazo cruzado a Martínez para poner el 1-0. Messi empardó con un zurdazo alto: 1-1. Davinson Sánchez se paró recto y «Dibu» le contuvo el tiro. Rodrigo De Paul marró su chance con un pésimo lanzamiento por sobre el travesaño. Yerry Mina tampoco pudo porque Martínez se «agigantó» y controló el disparo. Leandro Paredes rompió la breve «mala racha» de penales y estableció el 2-1 para Argentina. Miguel Ángel Borja puso el 2-2 parcial con un furibundo «bombazo» al medio. Lautaro Martínez no le dio oportunidad a Ospina de atajar porque colocó la redonda en la parte superior de la red: 3-2. Finalmente, Emiliano Martínez se convirtió en la figura de la jornada al contener el remate de Edwin Cardona.

De esta manera, Argentina enfrentará a Brasil por la final de la Copa América este sábado a las 21 horas en el Estadio Maracaná en Río de Janeiro.

Formaciones e incidencias

Argentina: Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Giovani Lo Celso, Rodrigo De Paul, Guido Rodríguez, Lionel Messi, Nicolás González, Lautaro Martínez. Entrenador: Lionel Scaloni.

Colombia: David Ospina; William Tesillo, Davinson Sánchez, Yerry Mina, Daniel Muñoz; Luis Díaz, Juan Cuadrado, Gustavo Cuéllar, Wilmar Barrios; Duván Zapata, Rafael Santos Borré. Director técnico: Reinaldo Rueda.

Goles: 7′ Lautaro Martínez (Argentina), 62′ Luis Díaz (Colombia).

Amonestados: 21′ Giovani Lo Celso (Argentina), 49′ Juan Cuadrado (Colombia), 54′ Frank Fabra (Colombia), 63′ Miguel Ángel Borja (Colombia), 72′ Gonzalo Montiel (Argentina), 76′ Daniel Muñoz (Colombia), 86′ Edwin Cardona (Colombia), 87′ Guido Rodríguez (Argentina), 88′ Wilmar Barrios (Colombia), 91′ Germán Pezzella (Argentina).

Cambios: 45′ Frank Fabra por William Tesillo (Colombia), 45′ Yimmi Chará por Gustavo Cuéllar (Colombia), 45′ Edwin Cardona por Rafael Santos Borré (Colombia), 45′ Gonzalo Montiel por Nahuel Molina (Argentina), 56′ Leandro Paredes por Giovani Lo Celso (Argentina), 60′ Miguel Ángel Borja por Duván Zapata (Colombia), 67′ Ángel Di María por Nicolás González (Argentina).

Árbitro: Jesús Valenzuela (Venezuela). Estadio: Mané Garrincha, Brasilia.