Casi un tercio del total de 194 países soberanos en el mundo mantienen leyes vigentes contra la diversidad sexual. La cifra exacta contabiliza 64 naciones, según un reciente informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA).

Al respecto del análisis del organismo, su autora y consultora de investigación de ILGA World, Kellyn Botha, afirmó que «los gobiernos a menudo subestiman estas leyes incriminadoras al considerarlas ‘regulaciones inactivas’, pero las leyes nunca ‘duermen’ realmente». Además, «hasta la fecha, alrededor de un tercio de los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) continúan criminalizando los actos sexuales consensuados entre personas adultas del mismo sexo».

Asimismo, el informe advierte que varios de estos países implicados comenzaron a implementar normativas inactivas o utilizaron recursos legales para criminalizar a los colectivos que agrupan a estas minorías, y «la naturaleza impredecible de su aplicación hace que las personas LGBTIQ+ y de género diverso vivan continuamente bajo amenaza, excluyéndose las de una participación igualitaria en la sociedad», manifestó Botha.

Por otra parte, el texto de ILGA solicita «arrojar luz sobre cómo las leyes incriminadoras afectan a millones de personas, y dar voz a esos colectivos que fueron y son silenciados por los prejuicios y por quienes detentan el poder». Acerca de este aspecto, el investigador de la entidad, Lucas Ramón Mendos, aseguró que en múltiples ocasiones las detenciones a gays, lesbianas o trans ocurren con el único «argumento» de las apariencias, sin pruebas sobre comportamientos al que estos suelen considerar «una actividad criminal». «En sociedades donde el comportamiento no normativo se lee en gran medida como evidencia de no heterosexualidad, la forma en que una persona se ve, se viste y habla, a menudo puede verse como indicativa de una probable ‘actividad criminal’, y ser suficiente para justificar un arresto», expresó Mendos. «En muchas jurisdicciones, es mucho más probable que alguien sea blanco de ataques por su apariencia o gestos que por cualquier actividad ilícita verificable».

«Las leyes que penalizan los actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo o las expresiones de género diversas, así como otras disposiciones menos explícitas, representan una amenaza constante», expresó Julia Ehrt, directora ejecutiva de ILGA World. «Esto es cierto no solo para nuestras comunidades en el terreno sino, también, para aquellos que buscan asilo después de haber logrado huir de entornos hostiles. Las afirmaciones de que una ley rara vez se aplica simplemente no son suficientes para hacer que un país sea seguro para aquellos que, sin embargo, están en peligro de persecución allí».

Finalmente, el informe denuncia métodos de tortura para obligar a las personas acusadas a aceptar que cometían ilícitos o actos relacionados con su sexualidad. «Las redadas, las búsquedas arbitrarias, el atrapamiento en línea por parte de las fuerzas de seguridad y los avisos en entornos hostiles se encuentran entre las formas más comunes en que comienza la focalización». «Bajo las leyes de criminalización, personas de diversas orientaciones sexuales, identidades de género y expresiones fueron arrestadas, incluso, cuando intentaban denunciar un delito del que habían sido víctimas. En muchos casos, hay poca o ninguna prueba de ninguna actividad ilícita que respalde estas detenciones: los informes muestran cómo las confesiones (a veces supuestamente obtenidas mediante tortura y palizas) o los exámenes anales forzados también se utilizaron en busca de ‘pruebas’ de cualquier actividad entre personas del mismo sexo», detalla el documento.

Conclusiones del informe

«Las detenciones y enjuiciamientos por actos sexuales consensuados entre personas del mismo sexo o por diversas expresiones de género continuaron teniendo lugar en 2021 y en años anteriores, y son considerablemente insuficientes en todas las regiones.»

«Los actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo siguen siendo castigados con multas, encarcelamiento, castigos corporales y (posiblemente) la pena de muerte en varios países.»

«La expresión de género parece desempeñar un papel clave en numerosos casos de aplicación.»

«Las nociones binarias y esencialistas de género hacen que las personas trans y de género diverso sean propensas a ser blanco de los llamados actos sexuales del ‘mismo sexo’.»

«El abuso y el maltrato policial de los detenidos parecen estar presentes en casi todos los casos documentados de aplicación de la ley.»

«Ciertos métodos de detención y forma de ‘prueba’ parecen ser comúnmente utilizados en diferentes regiones.»

«La aplicación puede variar mucho en frecuencia e intensidad con poca antelación.»

«El enjuiciamiento judicial es un indicador deficiente para evaluar los niveles de cumplimiento.»

«Los medios de comunicación pueden desempeñar un papel importante en la forma en que los Estados hacen cumplir las disposiciones de penalización.»

«El estatus económico de una persona puede desempeñar un papel clave en la evasión de la aplicación.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.