Ya se habían cruzado en Punta del Este con victoria para el argentino. Pero la revancha fue al día siguiente en el estadio cubierto de la Sociedad Rural de Junín. Es un lujo tener a un exnúmero uno del mundo, que no ganó nunca Wimbledon porque tuvo que enfrentar en tres finales a Roger Federer.

El partido fue entretenido, con Del Potro tirando derechas que le corrían como piedra y con Roddick demostrando que su saque sigue siendo un balazo. Hubo buenos puntos y demostración de tenis de primer nivel.

Tres mil personas fueron hacia “la cúpula” de Junín para ver el partido y la primera visita del norteamericano a nuestro país. Del Potro quebró en el primer set en el 4 iguales. Luego, ganó su saque y se quedó con el primer parcial por 6-4.

En el segundo set, “Delpo” se puso 2-0 arriba tras quedarse con el servicio de “A Rod”. Después, 5-2 arriba y venía a sacar para partido. Ahí llegó el momento del show, con los jugadores llamando a los ball boys para que jueguen sus puntos. Un chico peloteó con Roddick, le tomó la red y definió con una volea. Hasta se animó a gritarle el punto en la cara. Después, el estadounidense llamó a varios alcanzapelotas para que se tomen de las manos y puedan ir a la par de su devolución. Finalmente, Del Potro se quedó con el partido al ganar el segundo set por 6-2.

Junín vivió una fiesta con los sablazos del argentino y del norteamericano. Al igual que Federer, Roddick la pasó bien en el país y ya no vendrá a jugar por una competencia oficial, pero sí volverá algún día para demostrar todo el tenis que alguna vez lo llevó a ser el mejor jugador del mundo.

Su último partido en el circuito, ante Del Potro

Cosas del destino hicieron que el último partido del estadounidense como profesional sea ante el tandilense, y fue en el US Open 2012. Del Potro ratificó su gran momento y sacó a Roddick del torneo que supo ganar alguna vez y que lo llevó a conquistar la cima del ranking.

Roddick ganó 32 títulos en su carrera y llegó al N°1 del mundo en noviembre de 2003. Entre sus logros más importantes están el US Open de 2003 y cinco trofeos en la serie Masters: uno fue un Masters 1000 en 2010. Fue finalista del US Open en 2006 y alcanzó otros 19 partidos decisivos. Además, fue Top Ten durante 8 años, entre 2002 y 2010. Un crack que no pudo llegar a más porque tuvo que convivir con Federer y Nadal. De todas maneras, su nombre está instalado en la historia grande del tenis mundial.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.