El fútbol femenino fue discriminado desde sus comienzos. Sucede en Inglaterra: estuvo prohibido por varios años. Pasa en Argentina (la selección nacional estuvo dos años sin jugar). Y también ocurre en Jamaica. Por suerte, hay gente que no deja de pelear por él y, gracias a eso, consigue superar los obstáculos que se le presentan. Los tres países mencionados son testigos de esto y la siguiente es la historia de lo que pasó en Jamaica.

En 2010, alegando falta de fondos, la Federación de Fútbol de Jamaica cortó el programa de fútbol femenino, dejándolas fuera de las eliminatorias para el Mundial de Alemania 2011. Por eso estuvieron tres años inactivas, lo que llevó a que dejaran de estar en el ranking FIFA. Esto cambio cuando apareció Cedella Marley.

Cedella Marley

Hija más grande de los cantantes de reggae Bob y Rita Marley, durante las décadas del 80′ y 90′ tuvo una banda (The Melody Makers) junto a tres de sus hermanos: Ziggy, Stephen y Sharon. En esa época también actuó en varias películas como “The Mighty Quinn” con Denzel Washington. Su primer encuentro con los deportes fue cuando colaboró, con su empresa de diseño, para la creación de los uniformes del equipo jamaicano en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Un día su hijo llegó a su casa con un folleto que le había dado su entrenador de fútbol. “Estaban siendo ignoradas y eso a mí no me gusta. Eran muy talentosas y no le estaban dando igualdad de oportunidades”, aseguró y por eso decidió qué tenía que hacer. Especialmente, cuando se enteró que querían desmantelar al equipo por “falta de fondos”. Algo que, según ella, era una excusa para no darle prioridad al fútbol femenino.

Esto sucedió cuando se estaba por jugar la eliminatoria a la Copa Mundial de Canadá del 2015. En ese momento, decidió convertirse en embajadora de la selección jamaicana. Junto a la Bob Marley Foundation empezaron a recaudar fondos para que las jugadoras tengan lo necesario para superar las eliminatorias: coaching, viviendas y una nutrición y entrenamientos adecuados.

“Las Reggae Girlz están teniendo problemas para encontrar apoyos. Tradicionalmente, muchas personas todavía ven al fútbol como un deporte de hombres. Y creo que el problema en Jamaica es que los sponsors, algunos por lo menos, no creen que las mujeres deban jugar al fútbol y yo tengo una opinión diferente”, señalaba Cedella en uno de los videos para conseguir soportes, y continuaba: “Grandes ideas y logros no están basados en género, todos tenemos algo para ofrecer y deberíamos poder explorar eso”.

A partir de esta iniciativa recaudaron 50.000 dólares en Indie Go-Go. Ella ayudó con las recompensas para ello: con una canción llamada “Strike Hard”, con auriculares y bolsas de café de la marca Marley, con fotos exclusivas de su padre firmadas por el legendario fotógrafo Adrian Boot, con remeras firmadas por Usain Bolt y Pelé.

Las Reggae Girlz

Al ser uno de los cuatro primeros en la Unión Caribeña de Fútbol junto a Trinidad y Tobago, Haití y Martinica, Jamaica se clasificó al Premundial Femenino CONCACAF de 2014 que se realizó en Estados Unidos entre el 16 y 26 de octubre. Formó parte del Grupo B junto a Costa Rica, México y Martinica.

En el primer partido goleó a Martinica 6-0, pero las derrotas por 2-1 con Costa Rica y 3-1 con México las dejaron terceras y fuera de la etapa final. Al Mundial de Canadá, finalmente clasificaron Estados Unidos, Costa Rica y México, mientras que Trinidad y Tobago quedó cuarto y luego perdió el repechaje contra Ecuador.

En las pasadas eliminatorias no solo recibieron el apoyo de Cedella Marley y la Bob Marley Foundation, sino que ella también consiguió que contaran con la colaboración de la Fundación Alacrán. Ellos buscaban proyectos en Jamaica y pensaron que las Reggae Girlz eran perfectas para lo que querían. Entre otras cosas, ayudaron a encontrar lugares donde pudieran entrenar las jugadoras.

Esto le sirvió para las eliminatorias para el Mundial de Francia 2019. Primero ganaron la clasificación caribeña, invictas, con un total de seis victorias y un empate. Y con resultados como un 13-0 contra Guadalupe, un 9-0 contra Antigua y Barbuda y un 6-1 contra Cuba.

En la Copa de Oro que clasificaba a tres países de la CONCACAF, Jamaica tuvo un mal comienzo: cuando perdió 2-0 contra Canadá. Sin embargo, las victorias 1-0 sobre Costa Rica y 9-0 sobre Cuba le dieron la clasificación a la siguiente fase. En semifinales fueron goleadas por Estados Unidos. Y en el partido por el tercer puesto, un agónico 2-2 (Panamá empató en el minuto 115 en tiempo extra) llevó a que, en la definición por penales, las Reggae Girlz ganasen 4-2 y así se convirtiesen en el primer país caribeño en clasificar a una Copa Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA. Este es un hecho histórico, al punto de que la ministra de Cultura, Género, Entretenimiento y Deporte, la honorable Olivia Grange, declaró cuatro días de celebración porque “es importante que las chicas reciban una bienvenida de héroes y que se muestre apreciación por su logro excepcional”.

Una de las primeras cosas que hizo Hue Menzies, director técnico de la selección, tras conseguir la clasificación, fue agradecerle a Cedella Marley por poner las “manos en el fuego” por el equipo. Y, además, explicó que lo que hicieron ese día era más que fútbol, era una declaración, era historia y que gracias a eso iban a cambiar la cultura en su casa y cómo perciben a las mujeres ahí. “Hay un dicho jamaicano ‘Wi likle but wi tallawah’: somos un país pequeño, pero nuestra fuerza está, por supuesto, en nuestra gente y en las cualidades que tenemos”, agregó Marley después de la victoria.

Se pueden generar cambios y posibilitar el avance del fútbol femenino en los países, solo se necesita gente que se lo proponga y que esté dispuesta a hacerlo. Y en Jamaica encontraron a Cedella Marley. “Yo creo que cada chica que está en una escuela en el Caribe y que sueña con hacer lo que vimos pasar el otro día (por la clasificación) ahora sabe que puede ser verdad, que es verdad”.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.