El diputado electo por la Unión Cívica Radical (UCR), Emiliano Yacobitti, señaló que el presidente Mauricio Macri «no es el dueño de Juntos por el Cambio» y consideró que esta agrupación, en el papel de oposición, debe ampliarse y «entender cómo perdurar juntos».

En ese sentido, el actual vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) remarcó que en las elecciones la sociedad dio la señal de la necesidad de una alternativa política fuerte frente al oficialismo y que no quería volver «a una Argentina sin la posibilidad de alternancia». «El desafío que tenemos los partidos políticos que integramos Cambiemos, y la personas que integran esos partidos, es entender cómo se lidera un espacio político desde la oposición de distintos partidos, y que las decisiones van a tener que ser mucho más consensuadas, mucho más debatidas, porque eso es lo único que va a garantizar que el espacio siga junto», indicó en una entrevista.

Además, Yacobitti remarcó que el triunfo de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires tuvo un importante componente en el hecho de haber conformado una coalición a nivel nacional como «el frente político más amplio de la historia y el resultado fue la mejor elección de la historia». En ese sentido, remarcó la importancia de generar los consensos «entre los partidos para definir cuáles eran las reglas de juego, si nos poníamos de acuerdo. Y después terminó en un frente incluso más grande que Juntos por el Cambio nacional, porque lo integraron partidos como el socialismo, más allá de la Coalición Cívica, el PRO, Confianza Pública e independientes. Creo que esa es la forma en la cual nosotros vamos a poder hacer que Juntos por el Cambio sea una realidad e incluso se amplíe».

Por otra parte, el dirigente radical porteño se refirió a los futuros liderazgos dentro de Juntos por el Cambio y manifestó que, aunque «nadie puede adueñarse del 40%» de los votos, en la ciudad tanto Horacio Rodríguez Larreta, Martín Lousteau como Diego Santilli «mostraron que tenían vocación de ir por algo más grande», mientras que a nivel nacional Alfredo Cornejo quedó bien posicionado, ya que «encontró una provincia muy mal económicamente, logró revertir esa situación y logró dejar a Rody Suárez, un sucesor de su mismo partido, con un contexto muy difícil» políticamente hablando.

Sobre las dos figuras principales de lo que fue el gobierno de Cambiemos, Yacobitti señaló que tanto María Eugenia Vidal como Mauricio Macri no pueden ser descartados como figuras prominentes en el futuro de Juntos por el Cambio, pero «no tenemos que creer hacia adentro de Cambiemos que este es un espacio que tiene dueños. Porque ahí es donde vamos a empezar a terminar algo que creo que es algo que la Argentina necesita, porque la Argentina y la sociedad necesita ver que existe alternancia».

Finalmente, el diputado electo puso el ejemplo de lo que hizo el radicalismo porteño para volver a instalarse como opción política e indicó que «un radicalismo que no estaba bien, eligió ampliarse, eligió permanentemente tener renovación, discutir de cara a la gente con las PASO utilizándolas como una herramienta para fomentar nuevos liderazgos y se puso como objetivo en todas las listas incorporar gente nueva». De esta manera, remarcó que «vamos a volver a generar un partido con mucha experiencia y mucha historia, muy rica, con muchos dirigentes muy valiosos a lo largo y a lo ancho del país, gobernadores, intendentes y, sobre todo, con sangre nueva».