Colón de Santa Fe demostró, en el Estadio Monumental, por qué es el mejor equipo de la Argentina. Con un hombre menos gran parte del partido, por la expulsión de Gonzalo Piovi, se le plantó a River Plate y lo derrotó por 2 a 1.

El «Sabalero» pegó muy temprano con un golazo de Rodrigo Aliendro, quien coronó una gran jugada colectiva. A partir de ese momento, el último campeón del fútbol local se propuso dominar las acciones de juego y lo logró. Rápido para recuperar el balón, criterio en los pies de Yeiler Goez (la figura de la cancha) para distribuir y generar los contragolpes que lastimaron al local.

Pero el «Millonario» se encontró con un contragolpe que puso de cara al gol a Jorge Carrascal. Piovi lo bajó y Colón se quedó con uno menos. Lejos de «achicarse», los dirigidos por Eduardo Domínguez continuaron con su plan de juego y aumentaron el marcador con un gol de Goez.

En el complemento, River reaccionó, fue en busca de equilibrar las acciones y arrinconó a los santafesinos que defendieron muy bien la ventaja. El dueño de casa falló en los últimos metros con errores propios o chocó con las intervenciones de Ignacio Chicco, quien tuvo un gran encuentro. El descuento llegó por un cabezazo de Matías Suárez, pero ya no quedó más tiempo.

En el debut de Paolo Montero como director técnico de San Lorenzo de Almagro, el «Cuervo» no pasó del empate frente a Arsenal en Sarandí. Fue 1-1 en el Estadio Julio Grondona. Nicolás Fernández abrió la cuenta para los de Boedo y Mateo Carabajal puso cifras definitivas al encuentro en el segundo tiempo.

En Parque de los Patricios, Huracán derrotó 2-1 a Defensa y Justicia con goles de Enrique Triverio y el juvenil Santiago Hezze. Por su parte, Lucas Barrios aprovechó un insólito error de Marcos Díaz, cumplió la inefable «Ley del Ex» y adelantó transitoriamente al «Halcón» en el tanteador.

En el último encuentro del domingo, Independiente y Argentinos Juniors igualaron sin goles en Avellaneda.