La saga más grande de todos los tiempos llegó a su fin. Si bien es cierto que Rian Johnson será el responsable de la próxima trilogía de «Star Wars», la historia que comenzó en 1977 con «Una Nueva Esperanza» finalmente concluye con «El Ascenso de Skywalker».

Con un título que habla por sí mismo, el legado familiar tiene su cierre épico de la mano de Chris Terrio y Jeffrey Jacob Abrams en guión y este último en la dirección (ya se había hecho responsable de «El Despertar de la Fuerza»).

Al respecto de Terrio, fue guionista de «Argo» y «Batman v Superman», entre otras. Mucho más recorrido tiene J.J. Abrams, que se hizo un nombre en Hollywood con «Armageddon», la serie «Felicity» y «Lost», además de escribir «Fringe», «Super 8», entre tantas otras producciones.

La Orden Final

Como ya sabemos, Rey sigue haciendo su propio camino y siente la necesidad imperiosa de conocer su pasado. Por su parte, Kylo Ren carga a cuestas con una pesada mochila debido a su linaje. Ambos están unidos más allá de sus historias personales y no pueden evitar ese vínculo de amor-odio que vimos en los dos filmes precedentes.

Así, a diferencia de casi toda la saga, en el Episodio IX tendremos dos grandes actuaciones gracias a la intensa labor de Daisy Ridley y Adam Driver. Por supuesto, nuevamente Poe Dameron (Oscar Isaac), Finn (John Boyega), Chewbacca y compañía complementan al equipo rebelde.

Asimismo, lo que parece haber quedado atrás regresa y el emperador Palpatine nuevamente está entre nosotros para ejecutar la Orden Final y concluir un trabajo que le llevó demasiado tiempo. Y acá es donde fans de la vieja escuela y nuevas generaciones se unen, porque hay homenajes y reapariciones para todos los gustos (vale mencionar como ejemplo al piloto «Rojo Dos» Wedge -en la piel de Denis Lawson- que le salvó la vida a Luke cuando atacó la Estrella de la Muerte). También vamos a disfrutar de la redención definitiva de Lando Calrissian (otra vez interpretado por el octagenario Billy Dee Williams), los droides de siempre y algunos personajes que amplían el universo de mechandising más grande de todos los tiempos. Si bien hay algunos papeles que no dicen mucho (Dominic Monaghan por citar alguno), hay otros que se ganan su lugar en la historia (Richard E. Grant como el General Pryde).

De esta manera, «El Ascenso de Skywalker» es un regalo final, con momentos para todo tipo de fans de «Star Wars» que incluye las voces de todos, sí todos, los Jedis conocidos hasta el momento (hasta se oye a Kannan Jarus -Freddie Prinze Jr.- de «Rebels»), mundos conocidos y no tanto, y un mensaje político que siempre tuvo la saga pero que se acentuó con mucha mayor claridad en el Episodio VIII y que invita a sumarse a la Resistencia, aunque el Lado Oscuro resulte muchas veces tentador.