El viaje a Córdoba tenía como misión lograr los tres puntos ante Instituto para concretar la vuelta a Primera División después de 698 días en la Primera B Nacional, las radios se prendieron para saber el resultado de Sarmiento, que empató 2 a 2 ante Defensa y Justicia en Junín. El ascenso estaba cada vez más cerca.

Foto: Página oficial Gimnasia
Foto: Página oficial Gimnasia
Gimnasia y Esgrima de La Plata salió decidido a buscar el pasaje a la máxima categoría y lo logró. El partido no arrancó fácil, con dos chances claras de gol para Instituto, pero Fernando Monetti demostró que es uno de los mejores arqueros del fútbol argentino y evitó la caída del arco del “tripero”. El gol llegó a los 37 minutos, con un cabezazo de Facundo Pereyra para que deliren los 10 mil hinchas que viajaron a la provincia del cuarteto. El segundo tanto también fue por la vía aérea, con un frentazo de Oliver Benítez.
El resto del partido quedará en anécdota, porque lo más importante fue su regreso a la Primera División del fútbol argentino, donde no tienen ningún título oficial, pero sí una historia llena de pasión.

Gimnasia se consagró a tres fechas del final y en la próxima jornada jugará ante el ascendido Rosario Central en El Bosque. En esta campaña logró 66 puntos en 35 fechas, con 19 victorias, 9 empates y 7 derrotas.
La historia de una pasión platense
El Club de Gimnasia y Esgrima La Plata fue fundado el 3 de junio de 1887 y es la institución más antigua de América que practicó el fútbol profesional. Su primera camiseta era celeste y blanca, con líneas finas y verticales, para dar cuenta del carácter argentino del club, pero cambiaron al blanco y azul oscuro por la popularidad de Racing en aquellos años.
Gimnasia contra el Real Madrid. Foto: Página oficial Gimansia
Gimnasia contra el Real Madrid. Foto: Página oficial Gimansia
Gimnasia logró el Torneo Argentino 1929 en la era amateur, una época dorada para el club de La Plata. Al año siguiente hizo una gira mundial por Brasil, España, Francia, Alemania, Checoslovaquia, Austria, Italia y Portugal. Fue el primer equipo del interior de la Argentina en ganarle al Real Madrid en el Estadio de Chamartín, hoy conocido como Santiago Bernabéu, el 1° de enero de 1931 por un resultado de 3 a 2, con dos goles de Leonardo Sandoval y uno de Jesús Díaz, para cortar una larga racha del equipo «Merengue» ante conjuntos extranjeros. El largo viaje en barco con una navidad abordo, parece que no complicó a los jugadores «triperos», al punto que al día siguiente de aquella victoria la prensa española consideró que los argentinos habían nacido para jugar al fútbol. Cuatro días después le ganó al Barcelona por 2 a 1 con goles de Ismael Morgada y Jesús Díaz en el antiguo estadio de Les Corts.
Después de la gira vino el primer mundial de fútbol de la historia y Argentina llegó a la final, con un jugador de Gimnasia en el plantel, Francisco “Pancho” Varallo, el último futbolista que quedaba vivo de aquel partido decisivo ante Uruguay en el estadio Centenario y que falleció en 2010.
Pedro Troglio. Foto: Télam
Pedro Troglio. Foto: Télam
Los años 90 fueron importantes en la vida de Gimnasia, porque ganó un título oficial (la Copa Centenario de AFA en 1993) y casi logra ser campeón de Primera en cinco oportunidades: en el Clausura 1995, Clausura 1996 y Apertura 1998 (con Carlos Timoteo Griguol como entrenador), el Clausura 2002 con Carlos Ramacciotti y el Apertura 2005 con Pedro Troglio, el mismo técnico que lo devolvió a Primera.
Uno de los momentos más resonantes de Gimnasia en la década del 90 fue la goleada histórica que le propinó por 6 a 0 a Boca, justamente en la reinauguración de La Bombonera, aquel 5 de mayo de 1996.

Foto: Télam
Foto: Télam
En 2006 llegó a jugar la Copa Sudamericana y fue eliminado por Colo Colo de Chile en cuartos de final. Ese mismo año retiró la camiseta N°21 en homenaje a Pedro Troglio, quien dejó la actividad como futbolista profesional con el pico más alto de su carrera en el subcampeonato mundial de la Selección Argentina en 1990. En 2007 alcanzó a jugar la Copa Libertadores, pero fue eliminado en la primera fase.
Los años siguientes fueron complicados, porque Gimnasia llegó a jugar 3 promociones seguidas. La primera ante Atlético de Rafaela en la temporada 2008/2009, con una derrota por 3 a 0 en Santa Fe y con una victoria histórica por 3 a 0 en La Plata, en uno de los encuentros más dramáticos de los últimos años en el fútbol argentino, con dos cabezazos de Franco Niell (quien mide 1,63 metros) sobre el final partido.

A los pocos días se estrenó la película del cineasta Alejandro Encinas, que reflejaba la campaña en la que Gimnasia casi pierde la categoría y cómo sus hincha sobrellevaron la temporada, esos mismos que, según el director, «son sensibles porque se formaron en el dolor de sus sinsabores y sienten una pasión única».


La segunda Promoción fue en la temporada 2009/2010, nuevamente ante Atlético de Rafaela, con una derrota 1 a 0 en Santa Fe pero con una victoria por 3 a 1 en La Plata con el doblete de Marco Pérez y el tanto de Álvaro Ormeño. En el tercer repechaje seguido, en la temporada 2010/2011, no pudo ganar en el global ante San Martín, con una derrota 1 a 0 en San Juan y un empate 1 a 1 en La Plata, con el último partido como profesional de Guillermo Barros Schelotto. El equipo había permanecido 26 años en la máxima categoría del fútbol argentino y descendía a la Segunda División.
Coco San Esteban. Foto: Página oficial de Gimnasia
Coco San Esteban. Foto: Página oficial de Gimnasia
Estuvo dos años en la Primera B Nacional, pero finalmente pudo volver y habrá nuevamente clásico en la ciudad de las diagonales.
Entre sus jugadores más destacados estuvieron José María Minella, Hugo Orlando Gatti, Enzo Noce, Jorge “Coco” San Esteban, el uruguayo Guillermo Sanguinetti, Alberto Márcico, Guillermo Barros Schelotto, Roberto “Pampa” Sosa y Mariano Messera, entre tantos otros.

Un comentario de “El Lobo volvió a Primera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.