El Gobierno Nacional se puso místico y pide la ayuda de Dios. Parece que no confían ni ellos mismos en lo que hacen. Por lo pronto, hubo aumentos de precios y el dólar se prepara para pegar el «salto». Del lado de la oposición, Horacio Rodríguez Larreta se fue a Estados Unidos a ver a Bill Clinton, todo pagado por el gobierno porteño, es decir, nosotros. Javier Milei, que venía a luchar contra la casta política, ya está a los abrazos y parece que le encontró el gustito.

Noticias de la Gorra

El flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur, dio una conferencia de prensa en la que dejó en claro cuáles serán sus lineamientos al sostener “que Dios nos ayude”. Nos hace acordar a un político que dijo “el lunes abren los bancos y que sea lo que Dios quiera”… ni los talibanes tienen una teocracia como esta.

Hablando justamente de Dios y la economía, el dólar se vuelve a ir a la mierda en la previa a las elecciones y nadie sabe a cuánto terminará en diciembre. Eso sí, por las dudas ya todos aumentaron los precios.

Asimismo, el Gobierno se quiere sacar de encima a los adultos que no consiguen laburo y es por eso que les habilitó una jubilación para quienes les faltan 5 años de aporte, o sea, más gasto público. Un tipo laburó 30 años, se jubila a los 60 y vive hasta los 90 chupando la teta del Estado… y viviendo en condiciones lamentables. Cierra por todos lados.

La diputada oficialista Cecilia Moreau cuestionó al sector alimenticio y consideró que se deben clausurar los supermercados que aumenten los precios. El poder de negociación que manejan es muy elevado, por lo visto, seguro también se van a animar a clausurar Arcor o La Serenísima.

El nuevo ministro de Agricultura, Julián Domínguez, liberó las exportaciones a China y llegó a un acuerdo con ganaderos, por lo que aseguró que con estas medidas no deberían aumentar los precios de la carne. 24 horas después los frigoríficos ya avisaron que van a aumentar los precios de la carne. Comenzó con todo, Julián.

Por su parte, el amigo de Domínguez, Aníbal Fernández, encabezó un operativo de quema de cocaína y marihuana incautada en Rosario. Dicen que se le piantó un lagrimón.

Se da inicio nuevamente a la campaña en vista a las elecciones de noviembre, y la candidata oficialista por la provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz, dice que salió a buscar millones de votos al oeste del Conurbano. Mirá vos, eso sí que es tener el autoestima alta.

Por otro lado, Horacio Rodríguez Larreta se juntó para la foto con el expresidente Bill Clinton en Estados Unidos y sostienen que esa fotito la pagó el gobierno porteño y salió 200 «lucas rúcula». Nos imaginamos que el almuerzo lo invitó Bill.

Además, Mauricio Macri sostuvo que la democracia es “el peor de los sistemas, pero el único posible”. Qué curioso, cuando un político gana las elecciones no cuestiona la democracia y solo cuando pierden se vuelven golpistas. Por su parte, el candidato en la Ciudad de Buenos Aires, Martín Tetaz, dijo que Macri no es el líder del partido… y lo metieron en el frigobar.

Javier Milei, el tipo que venía a echar a “la casta”, terminó a los besos con Patricia Bullrich y ve posible una alianza para 2023. Se recibió de político, bienvenido a la casta.

Volvió Marcos Peña ahora como asesor externo de María Eugenia Vidal en su campaña, ya que la exgobernadora no confía en el equipo de publicistas de Larreta.

Juicio a la banda narco “Los Monos” y aseguran que por 4.000 pesos se puede contratar un sicario… y uno acá haciéndose drama por el hincha pelotas del piso de arriba que escucha música al palo hasta las 3 am un martes.

Finalmente, vuelven las hinchadas a las canchas, aunque todavía no hay un solo protocolo. Sin embargo, para festejar este acontecimiento recordarnos las cositas lindas que nos hizo perder la pandemia, dos facciones de la barra de Independiente se enfrentaron a los tiros y piedrazos por las calles del centro de Avellaneda a las 4 de la tarde. La cosa linda del fútbol. Lo que se dice folclore.