Entre la «sanción» a Rusia, la demagogia oficialista y las muestras de empatía de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, compartimos el resumen político con lo mejor y peor de la semana.

Noticias de la Gorra

El Gobierno Nacional autorizó un 50% de aumento a la tarjeta Alimentar después del acampe en la Avenida 9 de Julio. Buenos, vamos a ir preparando el equipo de camping, colgamos un bebé en brazos, nos ponemos ropa de modal apretada al cuerpo y vamos a pelear la paritaria.

Por su parte, la que no quiso perderse este acto social de xenofobia fue la exgobernadora la de provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que como la echaron a patadas volvió a su barrio de capital para seguir chupándole la teta al Estado y aportó su granito de arena al cuestionar a los dirigentes piqueteros preguntándose “en qué elección los eligieron para administrar planes”. Qué buena pregunta, lástima que no se la hizo cuando era ella la que repartía planes sociales para que no le prendan fuego la provincia.

El que no se estuvo con chiquitas y fue un toque más radical fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que propuso sacarle la Asignación Universal por Hijo (AUH) a los pibes que vayan a los cortes de calles con sus padres, por faltar al colegio. Claro, nada de amonestaciones. Vos te quedás sin comer y sin cuadernos y en lo posible bajo un puente. Esa es la justicia social copada.

Desde el Ministerio de Educación proponen extender una hora la jornada educativa para que los chicos recuperen el tiempo perdido en pandemia. Y a que no sabés quién se opuso. Sí, señor, el secretario general de los Mates con Don Satur, Roberto Baradel, quien dijo que es inaceptable que se pierda una hora de siesta para que un pendejo sepa más.

Hablando de educación, o algo así, en una escuela salteña un joven con retraso madurativo fue violado en grupo por sus compañeros. Según el intendente de la localidad “no fue para tanto”. Habría agregado: ”Hasta terminó sonriendo y babeado”.

La guerra contra la inflación está a full, ya hicieron cuatro acuerdos para congelar precios. Ahora sí va a funcionar.

Por suerte, en el Ministerio de Economía está todo tranquilo. Se ve que es por eso que el secretario de comercio, Roberto Feletti, le dijo públicamente al ministro Martín Guzmán: «Tenés que bajar líneas claras o esto se va a poner feo. Lo del FMI es letra muerta. Vamos a tener un problema alimentario». En el barrio termina a las trompadas, como mínimo.

Cayó el gurú de la chantada, Leonardo Cositorto, creador de Generación ZOE y una pila de tongos piramidales más. Pero con las otras criptomonedas no es lo mismo, aunque ahora apareció una experta en este otro curro relacionada a la firma Vayo Coin y dijo así como al pasar: “No sé si la gente va a cobrar su plata”. Ellos seguro ya la cobraron, igualmente, si sos tan boludo para creerle a un pseudo pai brasilero que ibas a tener ganancias del 7% mensual en dólares, te mereces que te caguen, hermano.

El secretario de la vicepresidenta, Oscar “soy yo pelotudo” Parrilli, dijo que durante el kirchnerismo hubo más nacimientos porque había más esperanza. El problema de la política es que no saben retirarte cuando estás gaga.

Finalmente, Argentina votó en contra de Rusia y en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidieron dejarlos afuera del consejo de derechos humanos. Vladimir Putin ni sabía que había algo llamado así y que Rusia estaba adentro, si no se iba solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.