El sudafricano Elon Musk se convirtió esta semana en el hombre más rico del planeta, por sobre Jeff Bezos (fundador de Amazon), al adquirir el 9,2% de la red social Twitter. Es decir, compró 73,5 millones de acciones, que se sitúan en aproximadamente 2.890 millones de dólares.

El empresario, mundialmente conocido por haber fundado el sistema de pagos electrónicos PayPal, la automotriz Tesla, dueño del sitio de comercio electrónico eBay y la compañía aeroespacial SpaceX, contabiliza una fortuna que ronda los 219.000 millones de dólares por sobre los 171.000 millones de Bezos.

Además del poder económico, Musk suma una plataforma con una importante interacción entre usuarios como lo es Twitter, donde será integrante de la Junta Directiva. Esta adquisición disparó el valor de las acciones de la red del «pajarito» inmediatamente: más del 20% en la Bolsa de New York.

Curiosamente, días atrás Musk preguntó a sus seguidores si Twitter respetaba la libertad de expresión, algo que «considera esencial para el funcionamiento de una democracia». Recordemos, entre otros temas, la eliminación de la cuenta del expresidente Donald Trump y el aviso apresurado (sin revisión de historial o análisis detallado de lo expresado) sobre tuits y usuarios que «apoyan» a Rusia en el conflicto bélico en Europa del Este. «Las consecuencias de esta encuesta serán importantes. Por favor vote con cuidado», había manifestado el emprendedor. ¿El resultado? 70,4% expresaron que no.

Finalmente, cabe mencionar que hace una semana -precisamente en Twitter- Elon Musk compartió que analizaba crear una red social en la que se permitiera la libertad de expresión y el algoritmo fuera abierto. No fue necesario.

Un comentario de “El primer poder

  1. Pingback: La pelea por Twitter - puntocero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.