En esta nota te contamos qué argentinos se coronaron campeones en la Premiership inglesa y el Super Rugby Pacific y quién podría hacerlo en la finalísima del Top 14 francés.

Super Rugby Pacific

Pablo Matera fue titular en el triunfo de Crusaders sobre Blues por 21-7 en el mítico Eden Park de la ciudad de Auckland, resultado que le permitió a la franquicia del jugador argentino lograr su 11° título en la competencia.

Matera tuvo una muy buena tarea en los 78 que permaneció en el campo de juego. Además, se dio el gusto de habilitar con un kick (propio de número 10) a Sevu Reece, quien coronó la acción con un try. El balance de la temporada en el multicampeón del Super Rugby es excelente y revalidó su chapa de jugador «World Class» en el mejor rugby del planeta. El excapitán de Los Pumas priorizó su desarrollo profesional al mudarse de París a Nueva Zelanda y la apuesta salió muy bien.

A lo largo del certamen, el player formado en Alumni disputó 14 juegos (12 como titular) y apoyó un try. El mismo fue convertido en la goleada 53-15 sobre Western Force (Australia) por la fecha 12.

Premiership

Matías Moroni y Julián Montoya se coronaron campeones de la primera división inglesa tras la victoria 15-12 de Leicester Tigers sobre Saracens en Twickwnham.

Los argentinos fueron parte del XV inicial del campeón y abandonaron el campo de juego durante el complemento. Moroni fue el primero en retirarse a los 18 minutos y Montoya lo hizo instantes después. El capitán de Los Pumas tuvo una muy buena temporada en el equipo que fue el mejor a lo largo de toda la liga. El exhombre de Newman estuvo presente en 18 partidos (17 como titular) y visitó el ingoal rival en siete oportunidades.

Por su parte, Moroni dijo presente en 15 juegos (11 desde el inicio) y apoyó en dos ocasiones. El otro argentino del campeón es Juan Pablo Socino, quien jugó apenas dos matches (uno como titular).

Top 14

Benjamín Urdapilleta fue la gran figura del partido donde Castres derrotó 24-18 al último campeón Stade Toulousain (con Juan Cruz Mallía) y sacó boleto a la gran final donde se medirá con Montpellier.

A sus 36 años, el apertura formado en CUBA sigue mostrando su calidad y fue fundamental con sus envíos a la «H»: 14 puntos, producto de cuatro penales y una conversión en 80 minutos de juego.

En la otra semifinal, Guido Petti y Santiago Cordero fueron de la partida en Bordeaux, pero su equipo perdió frente a Montpellier por 19-10 y quedaron en la puerta de la gran final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.