Las cuatro primeras de la tabla empataron en los dos partidos que este lunes cerraron la 9° fecha del Torneo Rexona. Las que sí pudieron ganar fueron Racing Club, Gimnasia y Esgrima, Estudiantes de La Plata, Excursionistas y Lanús.

El lunes a las 17 horas, Boca Juniors y UAI Urquiza disputaron el partido más esperado de la primera división en el Predio Pedro Pompilio. Fue un enfrentamiento de ida y vuelta con buenas actuaciones de ambas arqueras. Abrió el marcador para el último campeón Mariana Larroquette, convirtiendo así su noveno gol, ocupando el segundo lugar en la tabla de goleadoras. Empató el encuentro Carolina Troncoso tras un error en la salida de la arquera de la selección, Solana Pereyra.

Ambos equipos mantuvieron sus invictos

Boca llegó a 25 puntos con nueve partidos disputados, mientras que UAI acumula 16 en 6. En la próxima fecha, Boca visitará a Lanús y UAI hará de local ante Platense.

A la misma hora se estaban enfrentando River Plate y San Lorenzo de Almagro en la cancha auxiliar del club de Núñez. A pesar de que el local estaba jugando un poco mejor, la defensora santafesina Gisele Vidal marcó, de cabeza, su primer gol en San Lorenzo para poner 1-0 a su equipo. Martina Del Trecco hizo el empate, tras un centro de la estadounidense Jordan O’Brien.

Así, San Lorenzo se ubica en el segundo puesto con un punto y un partido más que River (20 y 19, respectivamente). En la fecha 11, las Cuervas jugarán contra El Porvenir, mientras que las Millonarias se enfrentarán a Independiente.

El domingo, en situaciones completamente contrarias a lo que se quiere que sea el fútbol femenino, se llevó a cabo el clásico de Belgrano entre Defensores y Excursionistas. Empezó ganando Defensores con los goles de Karen López y Antonella Tatulli. Luego del partido, Tatulli dijo que la hinchada, más bien un grupo de barras de Excursionistas, no solo la insultó sino que la escupieron durante todo el encuentro.

Defensores estaba consiguiendo su segunda victoria mientras desde afuera seguían los insultos hacía las visitantes y la árbitra Lorena Sánchez a los 33 minutos echó por doble amarilla a Cecilia Acevedo, del Dragón. A partir de ahí, Analía Almeida, Magalí Martínez y Verónica Amarillo dieron vuelta el partido. La situación no terminó ahí, porque testigos dicen que la barra de Excursionistas se quiso llevar la camisetas de las jugadoras ganadoras (único juego que tienen) y lo habría logrado.

Tanto las jugadoras y cuerpo técnico de Excursionistas como la dirigencia suavizaron la situación. En un comunicado, desde el club dijeron que “ninguno de los dos planteles sufrió agresiones físicas o amenazas antes, durante o después del partido” y que el juego de camisetas utilizado en el partido fue otorgado a las jugadoras en reconocimiento al histórico triunfo ante el clásico rival.

Por su parte en su comunicado, jugadoras y cuerpo técnico le pidieron disculpas a las visitantes por los insultos, a familias y amistades que estaban ahí por el “momento incómodo” que tuvieron que pasar. Además, dijeron que “nadie ingresó al campo de juego ni al vestuario”, que no fueron agredidas y que actualmente los juegos de camisetas están en su poder.

Esta situación de violencia, típica del fútbol masculino, es algo que se espera que no suceda en el femenino y desde la propia disciplina se lo rechaza. Tras estos hechos se creó el movimiento Futbolistas Unidas Argentinas, un colectivo de futbolistas que luchan por un fútbol “feminista, disidente, federal y profesional”.

Lo primero que hicieron fue sacar un comunicado donde repudian esta situación de violencia y se manifiestan “en total desacuerdo con que los clubes sigan permitiendo la entrada de esos grupos de ‘hinchas’ nefastos a nuestros partidos que lejos de sumar en pos de la actividad, la deterioran, la arruinan y nos van a llevar a la triste realidad que vive el fútbol masculino hoy en día”.

Además, le exigen a la dirigencia de Excursionistas que identifique a los agresores y que tome las medidas pertinentes. Y aclaran que están “todas unidas por el desarrollo sano del fútbol femenino”. Con el hashtag #LaViolenciaNoJuega, el comunicado fue retuiteado por jugadoras de San Lorenzo, Racing, Platense, Gimnasia y Huracán, entre otras.

El domingo, Gimnasia como visitante derrotó por 2-0 a Villa San Carlos, que todavía no pudo obtener un punto en el Torneo Rexona. La autora de los dos goles fue Lali Esquivel. El Lobo se mantiene en la Zona Campeonato, en el sexto puesto, un punto debajo de Rosario Central, que esta fecha quedó libre. Comparte la posición con Estudiantes de La Plata que el viernes derrotó por 3-2 a Platense. Julieta Lema, Antonella Guarracino y Evangelina Alfano anotaron los goles de Estudiantes y descontaron Agostina Donato y Melina Betancor. Al jugar un viernes a las 17 horas, Platense no pudo contar con una de sus jugadoras, la capitana Candela Cejas, porque era horario laboral.

Otro de los clásicos del fin de semana fue el de Avellaneda. El sábado, en un partido que no fue televisado, Racing derrotó por 2-0 a Independiente. Las dos Milagros, Menéndez y Otazú, le dieron la victoria a las dirigidas por Antonio Spinelli, que quedaron en la octava posición con 13 puntos.

La misma cantidad de puntos tiene Lanús, que ese día le ganó 3-0 a SAT con goles de Magalí Jorgelina Molina, Brenda Varela y Aylén Medina. SAT quedó solo dos puntos abajo del Granate, por lo que la entrada a la Zona Campeonato todavía no está definida.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.