Este jueves en Ciudad Quezón, Filipinas, la selección argentina jugó un nuevo partido en la segunda semana de la Liga de Naciones de Vóleibol Masculino. Perdió con Eslovenia 3-1 (con parciales de 20-25, 29-27, 18-25 y 17-25) con su más pobre performance hasta el momento en la competencia.

El primer punto del partido fue del formoseño Ezequiel Palacios. El equipo argentino mantuvo un buen nivel, pero desde este momento inicial con muchos errores de servicio otorgaron a Eslovenia la cercanía y el empate.

Cuando Eslovenia logró superar a Argentina con el 11 a 9, hizo lo que el equipo de Marcelo Méndez no, que es cuidar esos dos puntos de ventaja. Sin mayor jerarquía pero con algunas precisiones, por ejemplo la indicación del director técnico australiano Mark Lebedew de que cada saque lo buscara a Luciano Vicentín, decisión que funcionó cada vez para complicar la recepción.

Algo llamativo de estos últimos partidos es el uso que dio Marcelo Méndez al pedido de challenge con el objetivo de hacer tiempo y «enfriar» al rival, una «estrategia» a la que no estábamos acostumbrados en la anterior dirección técnica con Julio Velasco a la cabeza. En el partido con Alemania, donde el rival hizo uso de esto, lo destacamos como una actitud antideportiva.

Además, hay un número limitado de pedidos posibles y cada challenge erróneo se desperdicia para una ocasión en la que verdaderamente pueda necesitarse por errores de arbitraje en puntos decisivos. El tramo final del primer parcial, Eslovenia llegó a dominarlo con diferencia de 4 puntos y Argentina le regaló el último punto con un toque de Matías Sánchez extremadamente desprolijo y cerró 25 a 20.

El segundo parcial los encontró en un empate inicial pero con muchos errores de Argentina en el servicio de saque. Hay que entender que el saque, cuando está dentro de la cancha, puede ser más o menos efectivo en complicar al rival, pero el error directamente significa entregar puntos al contrincante, en este sentido Argentina entregó 19 puntos en total y Eslovenia 14. Otro dato es que 3 de los primeros 5 puntos de Eslovenia en el segundo set fueron saques afuera de Argentina. Los más complicados en este aspecto fueron Agustín Loser, Bruno Lima y Ezequiel Palacios.

En el final del segundo set, Argentina pareció hacerse grande y decidirse a defender cada punto hasta remontar, Eslovenia tuvo el punto de cierre pero Argentina no perdió ni uno hasta ponerse por encima por 25 a 24 y luchó hasta llevarse el parcial por 29 a 27.

Agustín Loser y Santiago Danani recibieron amonestaciones y Eslovenia ganó los restantes parciales con muy poco en su nivel de juego. Argentina tuvo momentos de competitividad fuerte pero, poco a poco, terminó de desarticularse por completo para el cuarto set, mientras Eslovenia encontró un sistema y persistió sin brillo pero sin mayores errores hasta llevarse el partido. Tine Urnaut fue el mayor anotador del partido con 19 puntos y para los argentinos fue Luciano Vicentín con 13.

Formaciones e incidencias

Argentina: Matías Sánchez (2), Bruno Lima (12); Agustín Loser (12), Nicolás Zerba (5); Luciano Vicentín (13), Ezequiel Palacios (12). Líbero: Santiago Danani. Ingresaron: Matías Giraudo (1), Luciano Palonsky, Nicolás Lazo, Martín Ramos (1), Manuel Armoa (3). Entrenador: Marcelo Méndez.

Eslovenia: Gregor Ropret (5), Ziga Stern (9); Jan Kozamernik (9), Alen Pajenk (6); Tine Urnaut (19), Rok Mozic (17). Libero: Alan Kosenina. Entrenador: Mark Lebedew.

Deja una respuesta