La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) determinó que no se venderán entradas al público que quiera ir a la cancha en la 1° y 2° fecha de todas las categorías y lo hizo oficial con un comunicado de prensa. Esta decisión surge después de los enfrentamientos entre barras de Boca, que dejaron como saldo dos muertos, además del tiroteo entre inadaptados (no hinchas) de Almagro y el aviso de posibles incidentes en la popular de Independiente cuando debute en la Primera B Nacional. ¿Es solución? Claro que no, porque el costo lo paga la gente «común» y no los barras que, precisamente, son socios de los clubes. ¿Entonces? Fútbol para pocos, fútbol para barrabravas.
Algunos de estos personajes nefastos son afiliados desde hace muchos años, trabajan en las piletas, en el fútbol infantil o laburan de barrabravas, porque van a actos políticos o “hinchan” en otras populares, con otros colores. Hay gente que no se hace socia de un club porque sabe que su plata va a parar a estos delincuentes o porque no puede disfrutar de un asado en un quincho porque varios clubes (no todos) dejaron de ser clubes para ser equipos de fútbol tomados por asesinos y delincuentes. Te voy a dar dos casos concretos: uno en River Plate y otro en Boca Juniors.

Foto: DyN
Foto: DyN
Corría el año 2007 y en River dos facciones que se disputaban los negocios de los «Borrachos del Tablón» abrieron fuego en el medio de familias que pasaban un día al aire libre. Ambos bandos no querían el “poder”, querían parte de la plata de las transferencias de esa temporada (solo por dar un ejemplo, la transferencia de Gonzalo Higuaín al Real Madrid fue de 12 millones de euros). ¿Sabés en qué terminó esto? Con el «mano derecha de un capo de la barra” asesinado a los tiros cuando salía de un gimnasio.
Foto: Télam
Foto: Télam
En Boca pueden ir los socios a ver los partidos y los barras idearon un “alquiler de carnets” para que cualquiera pueda ir a La Bombonera, hasta extranjeros y a precios siderales. Esto hizo que un juez ordene la detención de más de 50 barras sospechados de asociación ilícita antes del partido contra Newell’s Old Boys por la Copa Libertadores y, por este motivo, la zona de Casa Amarilla era un caos. Lo que se investiga es la supuesta complicidad del Departamento de Socios para armar esta red de negocios, ahí tenés un vínculo entre club y violentos. Desde ya, las internas en “La 12” terminaron con dos muertos cerca de la cancha de San Lorenzo de Almagro antes de un amistoso (sí, un amistoso). Los violentos organizaron una batalla cerca de sedes sociales, cerca de clubes de verdad, donde los nenes jugaban con sus padres, y empezaron a los tiros y agredirse con fierros puntiagudos. ¿Mirá si eso terminaba con la muerte de un pibe común y corriente?
Foto: EFE
Foto: EFE
Uno tiene que confiar en la Justicia ante asesinatos en el marco del fútbol, pero cuesta hacerlo con la muerte de Emanuel Álvarez, un pibe de 21 años que en 2008 iba en un micro con otros hinchas de Vélez Sarsfield camino al Nuevo Gasómetro. Cuando pasaron por «La Quemita», Emanuel recibió un tiro y murió a los pocos minutos. El único detenido, con pericias que demostraron que fue el autor del disparo, fue condenado a 15 años de prisión pero liberado a los dos años porque desde la Sala I de la Cámara de Casación Penal sostuvieron que tres jueces hicieron una mala interpretación de las pruebas. Así se decretó la inocencia de Marcelo Aliendre y, después de pasar tres años en Devoto, recuperó la libertad. En este caso no se pudo confiar en la Justicia, ni en los fiscales, ni en nadie. Los padres de Emanuel sintieron cómo la impunidad de los violentos no tiene freno y se les rieron en la cara.
Los únicos castigados somos los hinchas, que queremos ir a ver un espectáculo, porque el fútbol es eso, es un juego. No vas a poder ir a ver ningún partido, a ellos no los castigan, acá el único que paga por lo que hacen unos asesinos sos vos, que no le hiciste nada a nadie.
La AFA no le da herramientas al Estado para que investigue esta trama de delincuencia, asesinatos y tiroteos por guita. ¿O será que ninguna de esas dos partes quiere ir a fondo?
Colon Afaplus pagina oficialLlegás a la cancha, te hacen sacar el cinturón y el encendedor, pero cuando llega “la barra, que loca que está” les abren camino para que pasen con cualquier cosa, son esos mismos tipos que viajan en micros con drogas, cuchillos y armas largas.
El AFA PLUS está bien, porque los ingresos a los estadios son muy parecidos a Europa, con una puerta de metal, con fierros corredizos, y eso no es como un molinete, que lo salta cualquiera. Pero yo me pregunto, ¿vos te imaginás a un policía que lleve a un barra para que apoye el dedo en los puestos del AFA PLUS así se sabe si tiene antecedentes y se le aplique el derecho de admisión? Dejame ser pesimista y decirte que no. No hay visitantes, no hay hinchas comunes, solamente socios y barras, solo fútbol para pocos.

Un comentario de “Fútbol para pocos

  1. Carla dice:

    Los barras son un cáncer, pero los que dejan que ese cáncer prospere están dentro de la AFA y del Gobierno. Cuando se limpien esos dos lugares se va a poder realmente terminar con este karma de nuestro futbol.

Deja una respuesta