River Plate jugó un gran partido, pero no le alcanzó para revertir el 3-0 del partido de ida y quedó a un gol de ser finalista de la Copa Libertadores de América. Fue 2 a 0 con goles de Robert Rojas y Rafael Santos Borré. El árbitro Esteban Ostojich, a instancias del VAR, anuló un gol y no convalidó un penal para el equipo argentino.

El equipo de Marcelo Gallardo jugó un partidazo, esa es la mejor definición para describir el rendimiento de sus dirigidos. Fue protagonista, estableció las condiciones de cómo se jugó el encuentro, monopolizó la tenencia del balón. Hizo todo para quedarse con la serie, pero el destino y la suerte no quisieron que el «resultado épico» se de en Brasil.

La historia no era sencilla, River salió a la cancha tres goles abajo en el marcador, debía ser un equipo balanceado y disputar un encuentro perfecto. Los primeros 45 minutos dieron cuenta de lo que fue la noche de los de Núñez: consiguió adelantarse en el marcador por dos goles. Primero, Rojas con un cabezazo terrible y, sobre el cierre, Borré revalidó su credencial de máximo goleador del ciclo Gallardo.

Al iniciarse la segunda parte, dio la sensación de que el grito del tercer tanto estaba al caer en cualquier momento. Palmeiras fue un equipo con miedo a lo largo de todo el match, no tuvo la pelota, defendió mal, no atacó. Se vio superado desde el vamos ante un rival que le copó el mediocampo y aprovechó la displicencia con que el local afrontó el partido.

River jugó a lo River, con la vocación ofensiva y con la intensidad que tiene acostumbrado al público futbolero y el grito de gol era cuestión de paciencia. El tanto llegó por medio de la figura del partido, Gonzalo Montiel, quien definió cruzado tras un centro de Fabricio Angileri. Delirio total que se opacó por el llamado de los árbitros de VAR al juez en cancha. El gol se anuló por un offside de Borré en el inicio de la jugada. Una posición adelantada mínima, pero cierta al fin de cuentas.

Con la sangre en el ojo, pero con la inteligencia demostrada en todo el encuentro, River era una tromba sobre el arco defendido por Weverton. Y llegó la segunda jugada «polémica» de la noche: Matías Suárez recibió en el área, vio llegar al defensor brasilero y se dejó caer. El juez señaló el punto del penal y sancionó la pena máxima. Montiel se paró para ejecutar y apareció un nuevo llamado desde «arriba». Ostojich revisó la jugada, asumió su error y revirtió su decisión.

Los minutos se consumieron, Rojas vio la roja, Weverton le sacó un cabezazo bárbaro a Paulo Díaz y, posteriormente, Borré reventó el palo. No hay dos sin tres, reza el refrán popular. Llegó la tercera consulta al VAR por una supuesta falta sobre Borré; Ostojich terminó sancionando offside de Federico Girotti. Pitazo y Palmeiras a la final, un premio desmedido a un elenco que apostó a no ser derrotado y casi termina perdiendo todo.

El consuelo de River es morir de pie y con orgullo. El «Millo» pagó demasiado caro el segundo tiempo en Avellaneda una semana atrás. El milagro estuvo cerca, a un gol, a casi nada. Para fans de «la banda» será hora de masticar bronca, pero de sacar pecho con honor, su equipo estuvo a punto de darle una de las alegrías mas épicas.

Formaciones e Incidencias

Palmeiras: Weverton; Marcos Rocha, Gustavo Gómez, Alan Empereur; Gabriel Menino, Zé Rafael, Danilo, Matías Viña; Rony, Luiz Adriano, Gustavo Scarpa. Director técnico: Abel Ferreira.

River Plate: Franco Armani; Javier Pinola, Paulo Díaz, Robert Rojas; Gonzalo Montiel, Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Fabricio Angileri, Nicolás De La Cruz; Matías Suárez, Rafael Borré. Entrenador: Marcelo Gallardo.

Cambios: 30′ Luan por Gustavo Gómez (Palmeiras), 45′ Breno Lopes por Gustavo Scarpa (Palmeiras), 68′ Emerson Santos por Zé Rafael (Palmeiras), 80′ Benjamín Kuscevik por Marcos Rocha (Palmeiras), Raphael Veiga por Danilo (Palmeiras), 86′ Julián Álvarez por Nicolás De La Cruz (River Plate), 86′ Milton Casco por Fabricio Angileri (River Plate), 96′ Federico Girotti por Javier Pinola (River Plate).

Amonestados: 16′ Paulo Díaz (River Plate), 18′ Danilo (Palmeiras), 39′ Empereur (Palmeiras), 49′ Luan (Palmeiras), 61′ Robert Rojas (River Plate), 70′ Rocha (Palmeiras), 74′ Rafael Borré (River Plate), 86′ Weverton (Palmeiras). Expulsado: 72′ Robert Rojas (River Plate).

Goles: 28′ Robert Rojas (River Plate), 43′ Rafael Borré (River Plate).

Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay). Estadio Allianz Parque, Sao Paulo.